El abogado de la Vicepresidenta pidió la recusación de la fiscalía por “filtrar” información

El abogado de la Vicepresidenta pidió la recusación de la fiscalía por “filtrar” información

El abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Marcos Aldazábal, pidió hoy a la Cámara Federal que recuse a la fiscalía que intervino en la causa por el atentado a la vicepresidenta por la posible “filtración” de información a abogados vinculados con el diputado Gerardo Milman. (Télam)

Aldazábal detalló en su cuenta de la red social Twitter el contenido de la denuncia en la que acusa a la fiscalía de pasar “información al abogado de una persona sospechada” y de poner “en riesgo” a una testigo.

“El 2/5 a las 13:18, una de las asesoras de Milman, Ivana B (Ivana Bohdziewicz), presentó un escrito en la Fiscalía para ampliar su declaración. La Fiscalía subió el escrito al expediente el 3/5 a las 13:18”, puntualizó el penalista y agregó: “Ergo, por 24 hs sólo lo tenía la Fiscalía”. Ivana Bohdziewicz,

Ivana Bohdziewicz

“El 5/5 Ivana B. pidió que le tomen la declaración urgente: desde el día en que se había pedido ampliar su testimonio había comenzado a recibir mensajes sospechosos de la otra asesora de Milman, Carolina Gómez Mónaco (ex Dir. de la Escuela de Inteligencia Criminal de la Nación)”, manifestó Aldazábal.

Ya en el nudo de su denuncia, que hoy planteó a la Cámara en la audiencia de recusación, el abogado de la vicepresidenta señaló que “a las 21:43 del 2/5, G. Mónaco le reenvió un audio en el que un abogado (‘Diego’) le avisaba que Ivana B. quería ampliar su declaración” y manifestó que “esto quiere decir que, antes de que la Fiscalía subiera el escrito a la causa, un abogado allegado a Milman sabía de su existencia”.

“Por eso, recusamos al fiscal”, señaló y dijo que “la recusación es una herramienta para preservar la imparcialidad, un valor central para la justicia. Para apartar a un juez/fiscal lo que se requieren son “razones legitimas” para dudar de su imparcialidad (objetividad en caso de fiscales)”.

En ese contexto, Aldazábal aprovechó para criticar a la jueza del expediente, María Eugenia Capuchetti, quien “rechazó la recusación a Rívolo (Carlos, fiscal a cargo) sin siquiera darle trámite, es decir, sin llamarlo a qué explique qué pasó”.

“Para ella, no tiene importancia que un abogado ajeno a la causa y cerano a personas sospechadas conozca un escrito antes que las partes”, expresó el abogado.

genteba