La Unidad Piquetera protestó en Plaza de Mayo y advirtió que seguirá con el “plan de lucha”

La Unidad Piquetera protestó en Plaza de Mayo y advirtió que seguirá con el “plan de lucha”

El dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni.

Organizaciones agrupadas en el bloque Unidad Piquetera (UP) realizaron hoy una nueva manifestación callejera que tuvo su punto central en la Plaza de Mayo para reclamar aumento de los montos y cupos de los planes sociales, bolsones de alimentos y asistencia económica para familias de desocupados y jubilados, entre otras demandas.

La protesta, como ocurre habitualmente, provocó cortes y desvíos de tránsito, especialmente en la zona del microcentro porteño, aunque se desarrolló sin incidentes.

Además, pese a las versiones que durante toda la jornada circularon acerca de un posible acampe de manifestantes, finalmente esa posibilidad quedó descartada.

El dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni aseguró en el cierre de la movilización, en Plaza de Mayo, que “nosotros no somos parte de ninguna interna” y enfatizó que “hay que romper con este gobierno ajustador que sigue las consignas del Fondo Monetario Internacional”.

Remarcó la importancia de que al reclamo se hayan sumado grupos que “están teniendo una posición de acercamiento”, refiriéndose al Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

En votación a mano alzada, miembros de las organizaciones presentes acordaron “levantar la permanencia en la Plaza, pero continuar con el plan de lucha”.

Como primer paso anticiparon que mañana viernes acordarán una fecha para una nueva jornada de protesta en los próximos días, aunque otros movimientos sociales y organizaciones, como CTA de los Argentinos y la CTA Autónoma, anunciaron una marcha con cortes en todo el país para el miércoles 20, en el marco de un plan en demanda del Salario Básico Universal y un “aumento de emergencia para los trabajadores”.

Horas previas, y ante el pedido de reunión con la ministra de Economía, Silvina Batakis, Belliboni contestó que no fueron recibidos y que les dijeron que “la semana que viene” los recibiría “alguien de la Secretaría de Relaciones Institucionales, como si esto fuera un problema menor”.

“Acá hay una crisis social muy grande y hay que pujar por un reclamo salarial común y un bono de emergencia para que los trabajadores que la están pasando muy mal tengan un paliativo”, enfatizó.

En la concentración también estuvo la diputada nacional del PTS-Frente de Izquierda Myriam Bregman, quien manifestó desde su cuenta de Twitter que “al ajuste del gobierno y el FMI se lo enfrenta en la calle, acompañamos la movilización de la Unidad Piquetera”.

El legislador porteño del Partido Obrero Gabriel Solano dijo que “son reclamos urgentes del pueblo argentino; el bono de 20 mil pesos es fundamental porque la inflación se ha comido los salarios, lo mismo que la reapertura de los planes sociales”.

También estuvo en la plaza el dirigente del Movimiento Evita y Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Nación, Fernando “Chino” Navarro, quien manifestó que “creo que es un momento complicado de la economía Argentina y los reclamos son legítimos”. Expresó que puede “compartir o no todas las consignas, pero hay necesidades y eso hay que reconocerlo”.

“Nosotros seguimos reivindicando al trabajo como el gran ordenador de la crisis socioeconómica Argentina y hay muchas organizaciones que se expresan de distintas maneras”, consideró Navarro.

En la Plaza de Mayo se realizaron diversas actividades, como la actuación de artistas en vivo y la instalación de puestos con muestras del trabajo de las organizaciones en los barrios populares, por ejemplo las tareas de costura y confección textil.

Los manifestantes llegaron a la emblemática plaza tras concentrarse en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires, entre ellos las avenidas 9 de Julio y De Mayo.

La manifestación se inició después de las 10.30 para exigir a las autoridades “un bono y la reapertura del programa Potenciar Trabajo”, así como demandar un aumento de los montos y cupos de los planes sociales, bolsones de alimentos y asistencia económica para familias de desocupados y jubilados.

“Pedimos un bono de ayuda similar al que se realizó en los últimos dos meses, que sea para jubilados, trabajadores precarizados y desocupados y también solicitamos la reapertura del Potenciar Trabajo y la universalización del mismo”, declaró Silvia Saravia, dirigente de Barrios de Pie.

Además, en los últimos días, las organizaciones solicitaron, mediante una nota, una reunión a la nueva ministra de Economía.

“¡Derrotemos el ajuste! ¡Fuera el FMI! Por trabajo y por salario, contra el hambre y la pobreza; basta de criminalizar a los que luchamos”, fueron las consignas de UP, integrada por el Polo Obrero, MTR-Votamos Luchar, el CUBA-MTR, el Bloque Piquetero Nacional, la Agrupación Armando Conciencia, la Organización 17 de Noviembre, el MTR Teresa Rodríguez y el Movimiento Territorial Liberación (MTL-Rebelde), entre otros.

Por otro lado, la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) realizó una feria popular frente al Congreso de la Nación para pedir la sanción de la Ley General de Tierra, Techo y Trabajo y la creación de una empresa nacional de alimentos, con “propuestas concretas” para “mejorar la realidad de los trabajadores y las trabajadoras que más lo necesitan”.

La jornada comenzó a las 10 con “una gran feria” con productos y actividades de las diferentes ramas de la economía popular y cerró a las 15 con discursos de referentes del sector, en un acto en el que estuvieron los diputados nacionales oficialistas Juan Carlos Alderete (CCC) y Leo Grosso (Movimiento Evita). Fuente: Télam

genteba