EPOC: Síntomas, factores de riesgo y diagnóstico

EPOC: Síntomas, factores de riesgo y diagnóstico

La EPOC es la única enfermedad grave cuya prevalencia está aumentando en todo el mundo. Además, los estudios muestran una falta de diagnóstico del 72 al 93 %.

De acuerdo al Foro Internacional de Sociedades Respiratorias (FIRS), más de 200 millones de personas sufren la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y 65 millones padecen EPOC moderada-grave.

Esta enfermedad se caracteriza por una disminución del flujo de aire espirado, que altera la respiración normal. Puede ser progresiva o asociada a una respuesta inflamatoria anormal de los pulmones por la presencia de partículas nocivas o gases. Se genera mayormente por el consumo de tabaco (cigarrillos) y en menor medida, por la exposición a contaminantes ambientales.

El doctor Matías Baldini, médico especialista en Neumonología de DIM Centros de Salud, agrega que “la causa principal es el tabaquismo. Cuanto más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de desarrollar EPOC. Pero algunas personas fuman por años y nunca padecen esta enfermedad. En pocos casos, los no fumadores que carecen de una proteína llamada alfa-1 antitripsina pueden presentar enfisema”.

El especialista señala otros factores de riesgo como la exposición a ciertos gases o emanaciones en el sitio de trabajo, la exposición a cantidades considerables de contaminación o humo indirecto de cigarrillo, y el uso frecuente de fuego para cocinar sin la ventilación apropiada.

“Los síntomas pueden incluir tos con o sin flema, fatiga, muchas infecciones respiratorias, dificultad respiratoria (disnea) que empeora con actividad leve, dificultad para tomar aire y sibilancias. Dado que los síntomas se presentan lentamente, es posible que muchas personas no sepan que tienen EPOC”, afirma el profesional.

La enfermedad se confirma con una prueba diagnóstica simple llamada espirometría, que mide la cantidad y la velocidad del aire inspirado y espirado. En DIM CENTROS DE SALUD poseen un nuevo dispositivo Mini Box que permite el diagnóstico con mayor comodidad y accesibilidad para todo tipo de pacientes.

Este dispositivo – patentado de pletismografía de escritorio – es el primero de su tipo para realizar pruebas de función pulmonar completa en cualquier entorno clínico. Es decir, al no tener que usar cabina, es posible realizar el estudio en pacientes con características que podrían impedirles hacerlo en situaciones habituales (pacientes obesos o claustrofóbicos, por ejemplo). El “Mini-Box” incluye espirometría y medición de volúmenes pulmonares sin gas y sin cabina, así como la prueba de difusión pulmonar de monóxido de carbono. La fácil portabilidad del equipo, es de gran ayuda en la práctica clínica, ya que permite realizar estudios con mayor comodidad para el paciente.

Entre los medicamentos empleados para tratar la EPOC, se encuentran:

  • Medicamentos de alivio rápido para ayudar a abrir las vías respiratorias.
  • Fármacos de control, para reducir la inflamación pulmonar.
  • Antiinflamatorios para reducir la hinchazón en las vías respiratorias.
  • Ciertos antibióticos por tiempo prolongado.
  • En casos graves o durante reagudizaciones, es posible que sea necesario recibir esteroides por vía oral o a través de una vena (por vía intravenosa); broncodilatadores mediante un nebulizador; oxigenoterapia y asistencia de una máquina para ayudar con la respiración utilizando una máscara o sonda endotraqueal.

Es importancia no subestimar la enfermedad ni postergar la consulta, ya que es una afección prevenible, tratable y con recuperación, en función del estado en que se encuentre la patología.

Con el asesoramiento del Dr. Matías Baldini
Médico especialista en Neumonología de DIM Centros de Salud
MP 447690 / MN 98598

genteba