“Una Mirada Honesta”

“Una Mirada Honesta”

40 años del fotoperiodismo de Eduardo Longoni.
Eduardo Longoni, el fotógrafo que retrató instantes decisivos de los últimos 40 años de la historia argentina, se enfrenta a una crisis que lo aleja de las calles y lo lleva a buscar nuevos desafíos profesionales.

ESTRENO EN SALAS
JUEVES 3 DE NOVIEMBRE 
Cine Gaumont – Espacio INCAA
Av. Rivadavia 1635, CABA.

SINOPSIS
Las primeras imágenes de las Madres de Plaza de Mayo que dan la vuelta al mundo, la mítica foto del gol de Diego Maradona con la mano a los ingleses en el Mundial de 1986 y la serie sobre el histórico Juicio a las Juntas Militares, son algunas de las fotos más emblemáticas captadas por la lente de Eduardo Longoni.

Este fotógrafo, que tuvo a la violencia como una marca indeleble desde sus inicios, sintetiza el compromiso de toda una generación de fotoperiodistas que resistieron en la calle durante los oscuros años de la dictadura cívico-militar.

Longoni es un artista inquieto, que se reinventa y se lanza a buscar nuevos desafíos profesionales. Mientras prepara una retrospectiva por sus 40 años de trayectoria, resignifica sus fotos recurriendo a nuevas formas y  lenguajes artísticos.

Hoy, alejado de las calles, Eduardo vuelve la mirada hacia sus orígenes. Recorre los lugares de su infancia en la ciudad de Mar del Plata, y decide montar allí una proyección pública de fotos, imprimiendo sus imágenes sobre las  olas embravecidas del mar.

Las fotografías de Eduardo Longoni nos interrogan. ¿son bellas o comprometidas? ¿Gritan una verdad o son una obra de arte? Sea cual fuere la respuesta, su mirada estuvo siempre atravesada por un mismo sentido: el de la honestidad.

Algunas palabras de Eduardo Longoni
Sobre la fotografía
“Cuando estoy fotografiando a alguien que es mi igual, que es alguien que le están pasando cosas que me pasan a mí, que siente la injusticia, que siente cierta impotencia además. Me parece que ahí yo siento el alma de la fotografía, el alma de lo que yo puedo decir.”

“Me parece que una de las grandes virtudes que tiene que tener un fotógrafo, además de la curiosidad y la velocidad,  es tener paciencia. Paciencia para saber mirar, paciencia para estar en algunos lugares donde aparentemente no pasa nada, y de repente hay alguna escena que cambia esa perspectiva.”

Sobre su rol como fotógrafo
“Yo siempre me sentí más un laburador que un artista. Y que mis fotos son un registro de la historia más que una obra de arte. Que alguna de mis fotos estén en museos o en galerías de arte o en el poder de coleccionistas es algo que transformó esa imagen de denuncia en una obra. Pero no fue mi intención cuando yo la hice. Si alguien me pregunta qué soy: soy fotógrafo. ”

Sobre su participación en el juicio de La Tablada
“Si todas las fotos que hice todos estos años, valieron porque una foto desentraña un crimen horrible.” Si toda tu vida, todo tu oficio está al servicio de poder desentrañar un solo crimen espantoso, me parece que yo siento como la misión cumplida.”

genteba