Operación carancheadora “Puf”: la defensa de Baratta pide citar a la enfermiza Elisa Carrió

Operación carancheadora “Puf”: la defensa de Baratta pide citar a la enfermiza Elisa Carrió

Dos representantes de la fábrica de mentiras, “el procesado” Carlos Stornelli y “la antivenenos”, Elisa Carrió

La exdiputada sostuvo haber recibido un sobre con transcripciones de escuchas que dieron cuenta de lo denunciado, pero la defensa de Baratta remarcó que no las aportó a la causa.

Respecto de pruebas referidas y nunca presentadas, Carrió argumentó: “Me limité a ponerlas en conocimiento de la Justicia, para que se investiguen”.

La defensa del ex secretario de Planificación Federal en el kirchnerismo Roberto Baratta reclamó que se cite “urgente” a la exdiputada Elisa Carrió en la causa conocida como “Operativo Puf” por posible falsa denuncia.

“Solicito que se la cite con urgencia a prestar declaración (pudiendo ser citada en los términos del artículo 245 del CPPN), sostuvo el abogado Alejandro Rúa en un escrito presentado ante el Juzgado Federal 11, a cargo del juez Julián Ercolini, quien tramita la causa.

El artículo 245 del Código Penal prevé dos meses a un año de prisión o multa a quien “denunciare falsamente un delito ante la autoridad”, explicaron fuentes judiciales.

Pruebas que no están

La llamada causa “Operativo Puf” había sido cerrada pero la Cámara Federal porteña ordenó su reapertura e investiga la presunta existencia de un plan de ex funcionarios kirchneristas para desacreditar la investigación del caso “Cuadernos”.

En la causa “Operativo Puf” es querellante el fiscal Carlos Stornelli, procesado en la pesquisa por espionaje ilegal que se lleva adelante en la justicia federal de Dolores mientras que la denuncia se presentó a instancias de Carrió.

La exdiputada sostuvo haber recibido un sobre con transcripciones de escuchas que dieron cuenta de lo denunciado, pero la defensa de Baratta remarcó que no las aportó a la causa.

El escrito presentado por Carrió

En paralelo, Carrió presentó un escrito ante el Juzgado Federal 11 en el que sostuvo que no le consta ni puede dar cuenta “de las irregularidades que se investigan en otros expedientes, en relación a la obtención de las intervenciones o de la realización de las transcripciones, ni tuve conocimiento de las mismas, de haber existido”.

“Pero lo cierto es que resulta de público y notorio mi enemistad con la Sra. Silvia Majdalani, quien fuera subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia”, agregó en relación a la exfuncionaria del Gobierno de Mauricio Macri, procesada por presunto espionaje ilegal.

“Como dije, al realizar la denuncia, de lo único que tomé conocimiento fue de la posible existencia de conversaciones surgidas en escuchas judiciales que, en línea con otras circunstancias, podía indicar la comisión de ilícitos penales; y me limité a ponerlas en conocimiento de la Justicia, para que se investiguen”, sostuvo la exdiputada en ese escrito.

genteba