“Luego de la pandemia, la circulación de los virus es anárquica”, dice Analía Rearte

“Luego de la pandemia, la circulación de los virus es anárquica”, dice Analía Rearte

Los casos de influenza comenzaron a aumentar en las últimas semanas y se espera que sea uno de los virus que predomine en este invierno junto con el sincicial respiratorio que ya generó un brote de bronquiolitis en bebés, niñas y niños durante mayo, pero ahora “empezó a estabilizarse”, dijo a Télam Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica, quien también advirtió que luego de la pandemia de coronavirus la circulación de los virus se volvió “anárquica” y dejó de ser “predecible”. (Télam)

“Estamos empezando a ver hace un par de semanas que, además de virus sincicial respiratorio, comenzó a circular influenza, que es el de la gripe y, principalmente, virus influenza A (H1N1)”, sostuvo Rearte.

Y remarcó que la circulación de influenza “todavía es baja y recién está aumentando”, por lo que es “esperable que en las próximas semanas tengamos más casos”.

El A (H1N1) fue el causante de la pandemia que declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2009 y, posteriormente, sustituyó al virus de la gripe estacional que circulaba hasta entonces.

Si bien hay cuatro tipos de influenza, los A y B son los que predominantemente afectan a las personas en los meses de invierno, y no presentan diferencias en relación al cuadro gripal que producen.

En una entrevista con Télam, Rearte repasó la situación epidemiológica actual de los distintos virus respiratorios y recordó a la población la importancia de intensificar las medidas de prevención y completar los esquemas de vacunación ante la llegada del invierno.

“Previo a la pandemia, todos los años teníamos circulación de virus respiratorios que tenían cierta estacionalidad. Pero cuando vino la pandemia sólo circuló SARS-CoV-2 (virus que causa la enfermedad del Covid-19)”, explicó la médica epidemióloga y señaló que, en 2022, “hubo circulación de nuevo de la gran mayoría de los virus respiratorios de una manera muy anárquica durante todo el año”.

“En este 2023, por un lado, empezó a circular virus sincicial respiratorio (VSR) que siempre era de los primeros que circulaba en los meses de mayo y junio, pero este año circuló de una manera bastante temprana, tres o cuatro semanas antes de lo esperado y tuvimos una circulación muy muy alta”, detalló.

En la tercera semana de mayo se consolidó la mayor actividad de VSR con un aumento de las internaciones por bronquiolitis, sobre todo en menores de 2 años que son el grupo poblacional más vulnerable a esta infección respiratoria aguda.

Consultada sobre la situación actual del virus asociado a los casos de bronquiolitis, Rearte apuntó que “a nivel país, estamos en estas últimas dos semanas entrando en una meseta; empezó a estabilizarse”.

Y advirtió: “Tenemos que ver cómo sigue porque con la situación de la pandemia en el medio, la circulación de los virus dejó de ser predecible como era en la prepandemia”.

En el marco del adelantamiento de la actividad estacional del virus sincicial respiratorio, en las últimas semanas comenzó el ascenso del número de casos de influenza.

Según datos del último Boletín Epidemiológico, en la semana 22 (del 28 de mayo al 3 de junio), se detectó un 19,67% de positividad para influenza en Unidades de Monitoreo Ambulatorio, más del doble que la semana anterior, que tuvo una positividad del 7,14%.

Otros virus respiratorios que circulan con menor incidencia son parainfluenza, adenovirus y metapneumovirus, de acuerdo con el Boletín de la cartera sanitaria.

“Aparentemente, este año estaríamos volviendo a cierta estacionalidad porque circuló primero sincicial y ahora está empezando a aparecer influenza. Estamos expectantes a ver qué pasa con SARS-CoV-2 en este contexto”, agregó la funcionaria y precisó que actualmente es baja la circulación de ese virus.

El escenario es similar a la situación que ya atravesó el hemisferio Norte durante su temporada invernal, por lo que el Ministerio de Salud adquirió insumos para diagnóstico, análisis de virus y tratamiento de las infecciones respiratorias en todas las jurisdicciones del país, tanto en medicamentos como nuevos equipos.

Respecto a la vigilancia epidemiológica que realiza la cartera sanitaria, la funcionaria indicó que “quedó fortalecida con la pandemia y se mantiene constantemente”.

“Ya no es sólo Covid, sino que es una estrategia integrada de todos los virus respiratorios”, detalló Rearte y señaló que “todas las provincias tienen lo que se llaman Unidades de Monitoreo Ambulatorio, donde hay centros específicos que testean a todas aquellas personas que van con síntomas respiratorios para poder tener un relevamiento”.

Sobre este punto, agregó que también se testea a las personas internadas para evaluar “cuáles son los virus que están generando enfermedad más grave”.

Ante el inicio del invierno, la funcionaria del Ministerio de Salud remarcó que “tanto para influenza como para SARS-CoV-2 tenemos vacunas, así que es una medida muy importante que la población vaya a aplicarse las dosis correspondientes”.

“Las personas que tienen un factor de riesgo, si se enferman de influenza, pueden hacer una enfermedad más grave y requerir internación, así que es fundamental que se vacunen porque la vacuna está disponible para estas variantes que están circulando”, remarcó.

En cuanto a otras medidas de prevención, Rearte apuntó que “lo que ya aprendimos con Covid tenemos que tratar de no olvidarlo”.

“Lo primero a tener en cuenta es el lavado de manos, siempre es una de las estrategias que más reduce la transmisión de virus. Y principalmente con el virus sincicial respiratorio, que la vía más común de contacto es a través de las manos”.

La directora de Epidemiología también recordó la importancia de ventilar los ambientes, evitar áreas con muchas personas, y no ir a los lugares de trabajo o eventos sociales en caso de presentar síntomas.

“Si uno no puede evitar asistir al trabajo, utilizar barbijo cuando está con síntomas es una buena práctica”, agregó la especialista y remarcó que en el caso de que las niñas y niños estén enfermos tampoco deben asistir a la escuela porque contagian.

“La población está un poco cansada después de la pandemia, pero es muy importante llamar a vacunarse y respetar más las medidas de prevención ahora que estamos en invierno”, concluyó.

genteba