Leches vegetales: una opción saludable que gana cada vez más adeptos

Leches vegetales: una opción saludable que gana cada vez más adeptos

En los últimos años, las opciones vegetales fueron ganando espacio en las góndolas del supermercado y en la mesa de los argentinos. Algunas reflexiones sobre su impacto positivo en la salud y el planeta por parte de la ONG GenV

Desterrado el mito de los lácteos como única fuente de calcio para los seres humanos, ya que es posible encontrar este mineral en el mundo vegetal, cada vez más personas eligen sumar leches basadas en plantas a su vida cotidiana. ¿Y por qué estos nuevos hábitos de consumo ayudan al medioambiente y la salud?

En primer lugar, colaboran a reducir la contaminación y el desperdicio de agua, el recurso natural más importante para la vida tal como la conocemos: una granja lechera de 2.500 vacas equivalen a los desechos de una ciudad de 411.000 habitantes y se necesitan 3.785 litros de agua para producir solo 4 litros de leche de vaca. 

En ese sentido, es esencial visibilizar que las vacas no se dedican a fabricar leche para consumo humano de forma voluntaria, fabrican leche para sus crías y en las granjas se las explota para producir ese proceso biológico de forma despiadada y en condiciones deplorables. 

“No puede haber industria más cruel que la industria láctea. Los animales son explotados por sus capacidades reproductivas y sus crías simplemente se consideran un desecho. Es una industria que destruye el medio ambiente, causa un inmenso sufrimiento a los seres sintientes y amables, y enferma a la gente. No es de extrañar que las ventas de leche estén disminuyendo a medida que la gente abandona este cruel y dañino “veneno” y, en cambio, elige las leches vegetales”, explica Jacqueline Guzmán, Directora de Campañas en Argentina de GenV, organización internacional sin fines de lucro que busca promover los beneficios de una alimentación basada en plantas para la salud, los animales y el medioambiente.

En cuanto a salud, además de la dificultad para digerir los lácteos y la alergia a la proteína de vaca que sufren varias poblaciones, está probado científicamente que no es necesario valerse de productos de origen animal para incorporar el requerimiento de calcio diario, ya que es posible obtenerlo de crucíferas (brócoli y coliflor), vegetales de hoja verde oscuro como acelgas, kale, espinacas, rúcula y achicoria; el tofu, legumbres como porotos blancos, frutos secos y semillas como el sésamo. Asimismo, las leches vegetales también se volvieron una opción sustentable y económica, fáciles de hacer en casa con filtros de tela y su pulpa sobrante se puede usar en recetas de repostería, licuados, panes, quesos o hasta tofu casero. Nada se desperdicia.

Ya sea por una cuestión de salud debido a distintas dificultades para digerir la leche de vaca o una cuestión ética por el sufrimiento animal o sencillamente para reducir el impacto negativo que produce la industria láctea en el medioambiente, las leches vegetales llegaron para quedarse. 

Extra: Dos recetas desde GenV para disfrutar

Chocolatada de soja
(para 2,5 litros)
Ingredientes:
Frijoles de soja: 170 gr.
Cacao: 100g
Agua:  1300 ml + agua necesaria para llegar a 2,5 lts.
Azúcar: 100 gr

Preparación:
1- Remojar los frijoles de soja por 8 hs.
2- Escurrir y licuar/procesar con 1300 ml de agua hasta lograr una mezcla uniforme.
3- En una olla filtrar/escurrir con una tela o media fina y estrujar con fuerza hasta separar todo el líquido. De esta manera, queda la leche por un lado y el residuo, también llamado okara, por el otro, que se aprovechará en diferentes preparaciones, como pan, croquetas, budines, milanesas, hamburguesas, etc. 
4- Llevar a fuego suave e ir sacando la espuma hasta que rompa hervor. Hervir durante 5 minutos y dejar enfriar.
5- Una vez que está a temperatura ambiente se coloca en un recipiente nuevamente y se agrega agua hasta llegar a los 2,5 litros.

Agregar el cacao amargo y el azúcar y mezclar/agitar hasta integrar.
Datos nutricionales
1 porción de 250ml aporta:
162,08 kcal
300 mg de calcio

Trufas
(para 18 porciones o la sobra de los 2,5 litros de leche)

Ingredientes:
Bagazo* de soja: 250 gr o 1 taza
Cacao y algarroba 50 gr
Plátano: 2 o 3 plátanos
Extracto de vainilla a gusto 

Preparación:
1- Pisar o procesar las bananas, mezclar con el bagazo, el cacao, la algarroba y la vainilla.
2- Hacer bolitas.
3- Refrigerar.
*Si preparan bebidas vegetales de almendras, de nueces, de coco, de girasol, de zapallo o de soja, la pulpa que sobra, luego de colarlas con el filtro, se guarda. Se puede almacenar en el freezer si no se utiliza de inmediato. También se puede conservar en el refrigerador por 3 días.

Datos nutricionales
1 porción de 43 gramos (3 unidades) aporta:
162,08 kcal
300 mg de calcio

genteba