ADN Emprendedor: ¿Se nace o se hace?

ADN Emprendedor: ¿Se nace o se hace?

Ganas de progresar, espíritu creativo e innovador, resiliencia ante las dificultades, son algunas de las cualidades de miles de personas que apuestan a emprender.

El Día Mundial del Emprendimiento, que se celebró el 16 de abril, tiene como objetivo impulsar el espíritu emprendedor y fomentar la generación de ideas y su puesta en marcha.

Essen, compañía de diseño, desarrollo, fabricación y comercialización de productos de alta calidad para la cocina, con presencia en 5 países de Latinoamérica -Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú- acompaña a las personas que deciden tomar este camino y actualmente cuenta con un equipo de 16 mil emprendedores en Argentina y 4 mil en el resto de los países mencionados.

La gran pregunta es ¿el emprendedor nace o se hace? La respuesta incluye las dos opciones: un emprendedor nace con la pasión de hacer cosas diferentes, pero se hace al adquirir las demás competencias requeridas para tener éxito, así como también facilita las cosas encontrar el ecosistema adecuado para poder cumplir los sueños propios. En este sentido, Helga Yasci, Directora de Essen y tercera generación de la familia fundadora, cuenta cómo es vivir la experiencia en la compañía: “Emprender con Essen permite superar los propios límites, trabajar sin horarios y desde el lugar que sea, así como manejar un negocio y equipo propios. La ganancia depende de los objetivos que uno se ponga y de cuánto esté dispuesto a trabajar para cumplirlos. Además, brinda la posibilidad de liderar un propio equipo de ventas y de hacer sinergia con otros emprendedores”.

Desde el origen de la empresa en 1980 hasta la fecha, subraya Yasci, el emprendimiento ha cambiado mucho: antes solo lo hacían las mujeres (que en su mayoría eran amas de casa), sin embargo, hoy en día cada vez más personas de distintos géneros y profesionales se animan a emprender. El emprendimiento… ¡es para todos! Trabajar sin horarios y desde cualquier lugar, así como manejar un negocio y equipo propios son algunos de los beneficios del emprendimiento. Y así lo demuestran estos testimonios en primera persona:

“Siempre me gustó emprender, los espacios de intercambio que se generan y la solidaridad que hay entre todos los emprendedores. Además, me encantan los productos, soy consciente de su calidad pero sobre todo me enamoran todas las historias que hay detrás del producto, todo lo que se gesta al cocinar y los intercambios afectivos que se dan en cada hogar”, expresa una de las tantas emprendedoras independientes de Essen Argentina.

“¿Por qué elegí Essen? En mi caso comencé por mi novia, que fue la primera en vender los productos y llegó a armar una empresa familiar. Yo siempre estuve vinculado a la venta y su experiencia me motivó muchísimo a formar parte de la compañía, que ya conocía”, cuenta un Emprendedor Independiente Essen.

Claves para ser tu propio jefe
Desde Essen comparten distintas recomendaciones que todo emprendedor puede tomar en cuenta para desempeñarse de forma óptima:

-Capacitarse continuamente. A través de cursos que permiten descubrir las bondades y atributos del producto es posible convertirse en un experto. Essen cuenta con una academia virtual disponible los 7 días de la semana las 24 horas, con cursos y capacitaciones sobre técnicas de venta, redes sociales, liderazgo y cómo desarrollar equipos.

-Organizarse estratégicamente. El emprendimiento requiere organizar los horarios de trabajo y el tiempo que se le va a destinar diariamente. Una adecuada planificación es fundamental para emprender exitosamente.

-Superar los retos. Es importante perder el miedo y animarse a ir por más clientes y ganancias. Es un negocio sin límites.

Como vimos, liderazgo, comunicación, autoconfianza, control emocional y transparencia son algunas de las habilidades que tiene que tener el emprendedor para poder desarrollar todo su potencial y cumplir sus sueños.

genteba