Se canceló la reunión bilateral entre Fernández y Sánchez por la situación en Polonia

Se canceló la reunión bilateral entre Fernández y Sánchez por la situación en Polonia

El Presidente y el mandatario español tenían planeado encabezar la presentación de un sello postal conmemorativo. La caída de un misil cerca de la frontera con Ucrania, que causó dos muertos, determinó la suspensión de la actividad. El Gobierno argentino expresó su solidaridad con las víctimas del ataque y con todo el pueblo polaco. Foto: Archivo/Presidencia

La reunión bilateral que el presidente Alberto Fernández iba a mantener este miércoles en Bali con el jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, fue cancelada como consecuencia de la situación que se vive en Polonia, donde la caída de un misil cerca de la frontera con Ucrania causó dos muertos, según informaron fuentes oficiales.

En el encuentro, que estaba pautado para las 4:30 hora de la Argentina (15:30 en Indonesia) Fernández junto al mandatario español tenían planeado encabezar la presentación del sello postal conmemorativo del regreso del general Perón a la Argentina, en el Hotel Meliá.

Sin embargo, la situación en Polonia, integrante de la OTAN y vecino de Ucrania que se encuentra en guerra con Rusia determinaron la cancelación de esa actividad.

Más temprano, el mandatario, así como todo el Gobierno argentino, expresaron su solidaridad con las víctimas del ataque sufrido por Polonia y con todo el pueblo polaco, informaron fuentes oficiales.

“Una vez más, reiteramos nuestro llamado a una paz urgente y necesaria que nos quite de esta senda de dolor a la que nos ha llevado la guerra”, señaló un comunicado oficial del Gobierno argentino.

El jefe de Estado se mantuvo en contacto permanente con los líderes regionales y mundiales en el marco de la Celac y el G20 para seguir buscando una salida al conflicto bélico, según indicó el escrito.

Escaló la tensión en Europa oriental

La caída de un misil en Polonia, cerca de la frontera con Ucrania, dejó al menos dos muertos, en el contexto de un aumento de la ofensiva de Rusia en el este ucraniano.

Este hecho hizo escalar la tensión en Europa oriental y puso en alerta a la Unión Europea (UE), la OTAN y el G7 luego de que Varsovia afirmara que se trató de un explosivo “de fabricación rusa”, y Kiev y otros aliados responsabilizaran a Moscú, que descartó cualquier vinculación con el hecho.

En tanto, la ministra de Defensa de Bélgica, Ludivine Dedonder, dijo este miércoles que el que cayó en Polonia habría sido lanzado por la defensa antiaérea de Ucrania.

“Según la información disponible, los ataques fueron el resultado de los sistemas de defensa antiaérea ucranianos, utilizados para contrarrestar los misiles rusos”, dijo a la prensa Dedonder, quien señaló que lo sucedido es objeto de una “profunda investigación”, según informó la agencia de noticias AFP.

Por otro lado, embajadores de las 30 naciones de la OTAN se reunieron este miércoles de emergencia en Bruselas después de que Polonia dijera que un misil de fabricación rusa había caído en su territorio y matado a dos personas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y sus aliados prometieron apoyo a la investigación sobre el incidenteTélam

genteba