Cómo funciona el primer ecosistema de servicios financieros en criptopesos de la Argentina

Cómo funciona el primer ecosistema de servicios financieros en criptopesos de la Argentina

Permite pagar, recibir ganancias y hasta tomar préstamos sin intervención de instituciones financieras tradicionales. Por Alejandro Tejero Vacas

El nuevo servicio dará ganancias y otorgará créditos en criptomonedas.
El avance de la tecnología cripto alcanzó un nuevo hito en la Argentina con el lanzamiento del primer ecosistema de servicios financieros descentralizados en “criptopesos”.

Se trata de una alternativa creada por empresas locales que permite a sus usuarios pagar, tomar préstamos y recibir rendimientos en criptomonedas, todo a través de blockchain y sin intermediación de instituciones financieras tradicionales.

El desarrollo fue posible a partir de la alianza entre Buenbit, uno de los principales brokers de criptomonedas argentinos; Num Finance, empresa que provee los nuARS, una criptomoneda estable que sigue 1 a 1 el valor del peso argentino; y la fintech Pomelo, que prestó la infraestructura para que los pagos con criptos se ejecuten en forma inmediata en cualquier comercio.

En concreto, Buenbit lanzó una actualización de su aplicación que permite que la tarjeta Mastercard que cada usuario tiene asociada a su cuenta pueda ser usada para pagar con cualquiera de las criptomonedas de su portafolio, desde bitcoin y ether hasta stablecoins de dólar (DAI, USDC y USDT) y de pesos (nuARS) y, a cambio, recibir un reintegro del 2% en bitcoin, ether o DAI con cada pago.

Aun así, lo realmente novedoso de esta propuesta es su combinación con otros dos productos.

El primero de ellos es el staking de nuARS, una versión cripto de las cuentas remuneradas en pesos, que permite obtener una recompensa diaria del 70% de Tasa Efectiva Anual (TEA) con nuARS, muy similar a lo que hoy pagan las principales fintech del país, como Mercado Pago o Ualá.

La ventaja de esta criptomoneda es que su precio de compra y de venta es exactamente $ 1, por lo que permite a sus usuarios no perder dinero en comisiones.

Y, la segunda, es la posibilidad de tomar créditos por hasta 7 millones de nuARS al instante, con la única condición de dejar como garantía un 120% del valor del crédito en DAI, que puede cancelarse en cualquier momento y con un Costo Financiero Total (CFT) del 77% anual, menos de la mitad del interés que cobra cualquier banco comercial por un préstamo personal.

La combinación de los tres servicios da lugar al primer ecosistema de finanzas descentralizadas de la Argentina en “criptopesos”, sin la intervención de instituciones bancarias o del mercado bursátil, pero respaldada a través de la tecnología blockchain y los contratos inteligentes (smartcontracts).

“Hicimos un partnership con Num Finance y Pomelo para ofrecer una tarjeta Mastercard internacional contactless para pagar con cripto en cualquier comercio, y el staking de nuARS al 70%, que es principal criptopeso de mercado, con acreditación diaria de los rendimientos. Esto es como un cripto Mercado Pago, básicamente”, explicó Federico Ogue, director ejecutivo de Buenbit en una presentación a la prensa.

En ese sentido, aseguró que el objetivo de este conjunto de productos es “resolver con cripto, problemas cotidianos de las personas”, a través de “una plataforma segura y simple de usar que no solo facilita el acceso al mundo cripto, sino que convierte a las criptomonedas en una herramienta utilizable en el día a día con beneficios seguros y convenientes para nuestros usuarios”.

“Estamos trabajando para que, a medida que vayamos creciendo y sumando circulante y socios, tengamos nuevos casos de uso como remesas, pagos internacionales y créditos de mayor volumen para que, en cinco o diez años, cuando muchos más activos se tokenicen haya una unidad de valor en blockchain que no sea el dólar con la que se pueda transaccionar”, aseguró Santiago Migone, jefe de Operaciones de Num Finance.

El modelo de emisión de las stablecoins de Num asegura que por cada criptopeso (nuARS) en circulación hay, al menos, otro que lo respalda a través de monedas estables ligadas al dólar como lo son USDC y DAI, dos de las tres mayores stablecoins del mercado mundial.

“El hecho de hoy poder ir a cagar nafta a una estación de servicio o ir al supermercado y, en tres o cuatro clicks, poder pedir un préstamo, pagar con una criptomoneda y que ese comercio reciba pesos argentinos, sin horarios bancarios o burocracia da cuenta de toda la tecnología que corre detrás, con la infraestructura que aportan Num, Buenbit y Pomelo. Esto es algo que hace tres o cuatro años era impensado”, aseguró Gastón Irigoyen, director ejecutivo y cofundador de Pomelo.

El desarrollo de estos servicios

Prácticamente inexistentes cinco años atrás, las empresas que prestan servicios financieros a través de tecnología blockchain y criptomonedas vienen creciendo con fuerza en la Argentina desde entonces, y hoy se consolidan como una alternativa que millones de usuarios eligen en el país.

De hecho, distintos estudios privados calculan que cerca de 2,5 millones de argentinos ahorran o invierten en criptomonedas, mientras que la Argentina es el país número 13 en el ranking de intensidad de uso de cripto en el mundo, según un estudio de Chainalysis.

En la actualidad hay varias empresas argentinas que ofrecen tarjetas (Visa y Mastercard) para pagar consumos con saldos en criptomonedas en cualquier parte del mundo y, a cambio, recibir reintegros de entre el 2% y el 21% en cripto, como son los casos de Lemon, Belo y Decrypto, aunque hay otras empresas internacionales como Binance que ya lanzaron un producto similar en el país.

Sin embargo, la puerta que se abre ahora con la posibilidad de usar monedas estables ligadas al dinero fiduciario de cada país – ya no sólo ligadas al dólar- permite pensar en nuevos servicios que amplíen el horizonte de esta tecnología a la hora de brindar servicios financieros. Télam

Qué son y para qué siven las NuARS, la criptomoneda que sigue el valor del peso argentino

El ecosistema de criptomonedas estables -tokens que buscan mantener la paridad con el dólar, el euro, el oro u otro activo- tiene una nueva alternativa con la creación del “criptopeso” o NuARS, un token que sigue al peso argentino y que busca impulsar el crecimiento de las finanzas descentralizadas en Latinoamérica.

La meta de sus creadores, la empresa Num Finance, es que sus usuarios puedan moverse entre el mundo cripto y las finanzas tradicionales sin las fricciones que surgen del uso de una moneda que no es la propia, ya que hoy el 99% de las stablecoins están nominadas en dólares.

“Tener una criptomoneda que siga el valor de la moneda local le va a simplificar la vida a los que quieran implementarse en blockchain. Vemos que la economía va a tokenizarse cada vez más y tener un activo nominado en moneda local en blockachain va a ser una herramienta que lleve a usar estas stablecoins, para simplificar la vida”, dijo a Télam Santiago Migone, COO de Num FInance.

El mecanismo de respaldo de los NuARS es de colateralización mixta, es decir que por cada token que circule tiene como respaldo una criptomoneda estable que siguen al dólar (USDC o DAI) y por colateral en dinero fiduciario.

De esta forma se garantiza que el valor que cada token en circulación tenga, al menos, otro que lo respalda que debe se igual o mayor valor.

Actualmente, la empresa asegura que hay más de $120 millones de NuARS en circulación y que pueden adquirirse a través de Buenbit, aunque están trabajando junto a otras empresas argentinas y extranjeras para expandir su uso a otras plataformas e incluso a países.

De hecho, ya tienen en curso un NuPEN (equivalente al Sol peruano) y están trabajando para lanzar otros dos tokens similares en México (NuMXN) y Brasil (NuBRL), con la idea de expandir el uso de criptomonedas estables de países latinoamericanos y, así, las finanzas descentralizadas.

“Apuntamos a formar parte de los servicios financieros que tiene para dar blockchain. Queremos ser la puerta de entrada a dar mejores herramientas DeFi (Fiananzas Descentralizadas, en inglés) en todo Latinoamérica”, agregó Migone.

El principal uso que hoy tienen los NuARS son los créditos colateralizados, un mecanismo a través del cual los usuarios de las plataformas asociadas a Num Finance pueden dejar DAI como garantía y retirar NuARS, en una relación de 120% de respaldo por cada NuARS prestado.

Esto permite que la tasa de interés a la que se preste sea muy baja, ya que el riesgo de incobrabilidad es nulo dado que, en caso de que el nivel de capital e intereses alcance el 0,9 por cada DAI de garantía, automáticamente se vende ese colateral, se salda la deuda y se devuelve el dinero restante a quien tomó el préstamo.

Además, las personas que tienen en su poder NuARS pueden invertirlos y recibir a cambio recompensas que se pagan con los intereses que la empresa recibe con los préstamos, lo que agrega un nuevo uso a esta tecnología.

“Estamos convencidos de que esta tecnología seguirá creciendo y que podrán incorporarse nuevos usos como la posibilidad del envío de remesas al hacer una red de monedas multilatinas, pagos y otros usos”, cerró.

genteba