El FdT repudió la represión de la Policía porteña y se solidarizó con Máximo Kirchner

El FdT repudió la represión de la Policía porteña y se solidarizó con Máximo Kirchner

Máximo Kirchner cercado y agredido por la policía (Gentileza: Frente de Todos).

El partido rechazó el “accionar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires durante la jornada de expresión popular que se vivió en las cercanías a la casa de la compañera vicepresidenta”, en referencia a la represión desatada por esa fuerza contra los manifestantes.

El Partido Justicialista (PJ) repudió la represión de la Policía porteña en inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández y la agresión contra el diputado del Frente de Todos (FdT) Máximo Kirchner, y responzabilizó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mientras el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, advirtió que los “macristas optaron por el camino de la violencia”.

En un hilo publicado en Twitter, el PJ rechazó el “accionar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires durante la jornada de expresión popular que se vivió el sábado en las cercanías a la casa de la compañera vicepresidenta”, en referencia a la represión desatada por esa fuerza contra los manifestantes.

“Además de la provocación que significó la colocación de las vallas y la detención de dirigentes, se produjo la aparición de dos volquetes llenos de piedras en la intersección de Paraná y Santa Fe”, agregó el partido, que también alertó sobre la agresión sufrida por Máximo Kirchner cuando intentaba ingresar al departamento en el que vive su madre.

Para el PJ, Rodríguez Larreta “es responsable de estas situaciones de violencia institucional y debe dar respuestas por lo sucedido”.

En la misma línea, Kicillof calificó como un “error garrafal” la represión de la Policía de la Ciudad a los manifestantes y señaló que “los macristas optaron por el camino de la violencia”.

“La gente iba a plazas a manifestarse y terminó una multitud de cientos de miles de personas”, dijo Kicillof sobre la movilización del sábado en el domicilio de la vicepresidenta, en el barrio porteño de Recoleta, en señal de respaldo ante el pedido de condena en su contra en la causa conocida como Vialidad.

Exhortó a los dirigentes de la oposición a “reflexionar” y pidió que “dejen de tirar de la cuerda porque el peronismo y el campo popular tienen una larga historia de organización y resistencia”.

Por su parte, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, alertó: “Las acciones de odio de ayer por parte de la policía de CABA son muy graves. Evidencian la provocación y violencia ejercidas a nivel institucional. Una vez más atentan contra los derechos más esenciales, aquellos que pudieron ser expresados con una marea de amor en todo el país”.

Los repudios tuvieron lugar después de que se difundiera un video donde se registran agresiones físicas y verbales contra Máximo Kirchner, y que en las redes sociales la militancia del oficialismo atribuye a la Policía porteña.

En esas imágenes se ve al diputado, presidente del PJ bonaerense y fundador de La Cámpora ser repelido a empujones por efectivos de la Policía de la Ciudad cuando, durante la noche, intentaba ingresar al departamento en el que vive su madre.

Rodeado de compañeros de militancia, el legislador fue golpeado por policías ataviados con escudos, y se escucha que uno de ellos lo reconoce y lo insulta: “¿Querés pasar, Máximo? La concha de tu madre (SIC) vas a pasar”.

Los tanques hidrantes contra los manifestantes Foto Ral Ferrari
Los tanques hidrantes contra los manifestantes (Foto: Raúl Ferrari).

Como parte del mismo operativo, también quedó registrado cuando un efectivo policial identificó en el lugar a Kicillof y se refirió a su persona como un “manifestante más”.

El bloque de diputados del FdT repudió la agresión sufrida por Kirchner y se “solidarizó” con “él y todos las compañeros y compañeras que fueron víctimas de la violencia ejercida en la jornada de ayer (por el sábado)”.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, denunció que “siguen arremetiendo contra el Estado de derecho, siguen violando los códigos de la democracia que tanto nos costó recuperar”, y alertó que “se eso no se vuelve”.

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, alertó que “detrás de un falso republicanismo esconden un profundo autoritarismo y desprecio por la democracia”.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, sostuvo que “la policía de Larreta identificó por nombre, cargo, fueros a Máximo Kirchner, Kicillof, Andrés Larroque. Quiso detener a Cristina Álvarez Rodríguez y detuvo a dos diputados. Llevó escombros y espías. Fue un operativo de provocación y persecución política claro y planificado”.

Es que, como parte del mismo operativo, también se difundieron videos en los que se ven camiones con volquetes repletos de piedras que fueron instalados durante la movilización en inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta.

Sobre ese punto, el excanciller Felipe Solá advirtió que Rodríguez Larreta “amedrenta y ordena traer piedras para buscar la violencia y poder reprimir”, mientras el peronismo recupera “esa mística tan necesaria para construir el 2023”.

En tanto, el diputado bonaerense del FdT Matías Molle, que resultó detenido durante la movilización, señaló en declaraciones a Télam que el episodio le dejó “una preocupación muy grande” porque observó a los efectivos más jóvenes con “muy poca formación y poca capacidad de analizar la situación” que se vivía, lo que atribuyó a “un adoctrinamiento”.

“La saña con la que su Policía ‘profesional’ ejerce la violencia no nace de un repollo. Ayer (por el sábado) me quedó muy claro eso. Hay un adoctrinamiento para que esa reacción sea la primera que los agentes desplieguen”, afirmó Molle, que fue puesto en libertad a las pocas horas.

Molle no fue el único diputado detenido durante las distintas movilizaciones en respaldo de Fernández de Kirchner: el lunes 22 de agosto, horas después de que se conociera el pedido de condena del fiscal Luciani, el diputado bonaerense de Nuevo Encuentro Adrián Grana había sido aprehendido y posteriormente liberado por la Policía de la Ciudad durante el operativo de seguridad en Recoleta. Télam

genteba