ONU: Cafiero reclamó un mayor compromiso a los países poseedores de armas de destrucción masiva y alertó por las instalaciones nucleares en Ucrania

ONU: Cafiero reclamó un mayor compromiso a los países poseedores de armas de destrucción masiva y alertó por las instalaciones nucleares en Ucrania

El canciller Santiago Cafiero participó en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York, en el marco de la 10ª Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP), de dos importantes eventos internacionales: la Reunión de Alto Nivel de la Iniciativa de Estocolmo, presidida por Alemania y Suecia, y Sitios Nucleares en Riesgo: los siete pilares de la protección y seguridad nuclear, que contó con la presencia del Director General del Organismo Internacional de Energía Atómica, el diplomático argentino, Rafael Grossi. Foto: Cancillería

Junto a la ministra Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock; y de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde, altas autoridades de países miembros de la Iniciativa y numerosos adherentes, Cafiero destacó las coincidencias en materia de desarme nuclear por parte de una amplia mayoría de la comunidad internacional y resaltó que las medidas que ha propuesto la Iniciativa ayudarán a mejorar la seguridad internacional, bajar los niveles de tensión y avanzar en el camino del desarme nuclear transparente, verificable e irreversible.

Cafiero remarcó que “La Argentina cree en la necesidad de un mayor compromiso por parte de los Estados poseedores de armas nucleares a fin de avanzar en medidas concretas hacia el desarme nuclear” y enfatizó: “Los desafíos actuales, por complejos que se presenten, no deben ser motivo para pensar que no hay lugar para avanzar en el objetivo de un mundo libre de armas nucleares”.

Nuestro país considera que la comunidad internacional debe continuar con el legítimo reclamo por la implementación efectiva de las disposiciones, evitando diluir su estado de  incumplimiento a través de otros regímenes paralelos sobre disposiciones que ya tienen firme aceptación en el Tratado”, afirmó el Canciller argentino.

Posteriormente, el jefe de la diplomacia argentina participó del evento “Sitios nucleares en riesgo: los siete pilares de la protección y seguridad nuclear”, identificados por el Director General del OIEA, Rafael Grossi, quien participó del encuentro junto a los representantes de Suiza, Estados Unidos de América, Kazajstán, España y los Países Bajos. Cafiero recordó que preservar la seguridad de las instalaciones nucleares es un objetivo fundamental y resaltó las labores del OIEA. Además puso de relieve la importancia que tiene para la Argentina la contribución de los Siete Pilares como una herramienta para garantizar la seguridad física y tecnológica en cualquier lugar donde se ponga en peligro la integridad y el funcionamiento seguro de las instalaciones nucleares.

El Canciller argentino sostuvo que “la crisis que tiene lugar en Europa ha puesto de manifiesto las complejidades de los conflictos armados en territorios que cuentan con instalaciones nucleares. La Argentina ha expresado su preocupación por la situación imperante en Ucrania y, por ello, hace eco de los Siete Pilares que el Director General, Rafael Grossi, destacó durante la sesión de la Junta de Gobernadores del OIEA el pasado 2 de marzo”.

“Estos Siete Pilares sintetizan y visibilizan los conceptos centrales de un cuerpo normativo mucho más amplio de una manera sencilla y pragmática, y constituyen una herramienta valiosa para garantizar la seguridad física y tecnológica de las instalaciones nucleares, sea en el propio territorio de Ucrania o en cualquier otro lugar donde se ponga en peligro la integridad del funcionamiento seguro de instalaciones de este tipo” aseguró Cafiero.

Los Siete Pilares, identificados por el Director General del OIEA, en el contexto de la situación actual en Ucrania, abordan desafíos específicos para el funcionamiento seguro de las instalaciones nucleares. Los mismos son 1) mantener la integridad física de las instalaciones, ya sean los reactores, las piscinas de combustible o los almacenes de desechos radiactivos; 2) todos los sistemas y equipos de seguridad tecnológica y física deben permanecer en pleno funcionamiento en todo momento; 3) el personal de operación tiene que poder desempeñar sus funciones en materia de seguridad tecnológica y física y tener la capacidad de tomar decisiones sin presiones indebidas; 4) garantizar el suministro eléctrico desde el exterior a partir de la red para todos los emplazamientos nucleares; 5) cadenas y transporte ininterrumpidos de suministro logístico hacia y desde los emplazamientos; 6) sistemas eficaces de monitorización radiológica dentro y fuera del emplazamiento, así como medidas de preparación y respuesta para casos de emergencia, y 7) comunicación fiable con el regulador y otras entidades.

“La Argentina cuenta con una extensa trayectoria de más de siete décadas en el campo de las actividades nucleares con fines pacíficos, y opera de forma segura sus instalaciones nucleares para fines de uso civil” explicó el Canciller y destacó que nuestro país continuará trabajando “con los demás Estados en pos de una energía nuclear segura, como el eslabón clave para el desarrollo armonioso de los pueblos y una garantía para la paz y la seguridad internacionales”.

genteba