Los vecinos rechazan el proyecto pero Larreta insiste en convertir la avenida Honorio Pueyrredón en “calle de convivencia”

Los vecinos rechazan el proyecto pero Larreta insiste en convertir la avenida Honorio Pueyrredón en “calle de convivencia”

Apenas un día después de la audiencia pública que trató el tema, el gobierno porteño formalizó el expediente con el que busca convertir en ley el cambio del uso de la emblemática avenida del barrio de Caballito.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó este martes un proyecto en la Legislatura local para convertir en “calle de convivencia” a la Avenida Honorio Pueyrredón, del barrio de Caballito y avanzar así con el proyecto de un corredor verde que está frenado por orden judicial y al cual se resisten vecinos y vecinas de la zona por considerar que profundizará el problema del tránsito vehicular.

El envío del expediente por parte del jefe de Gobierno se dio a menos de 24 horas del cierre de la audiencia pública destinada a analizar la obra denominada “Parque Lineal Honorio Pueyrredón”, sobre la cual la mayoría de las personas inscriptas se manifestaron en contra.

Según señalaron fuentes parlamentarias a Télam, la iniciativa será tratada por los diputados de la Comisión de Tránsito y Transporte el viernes a las 12 en el salón Montevideo con la idea del bloque oficialista acelerar el tratamiento legislativo para llevar el tema a la sesión del jueves 14, antes del inicio del receso de invierno.

El viernes se espera la presencia de los grupos barriales que se oponen al proyecto que, a su vez, convocaron para el jueves 7 a una protesta a las 18.30, frente al monumento del Cid Campeador, en Caballito.

“La presentación de este negocio es la clara señal de que realmente han perdido este conflicto. Para garantizar sus negocios, no les queda otra que limitar la discusión y llevarla a la ‘escribanía‘”, manifestaron desde el grupo vecinal en alusión al envío del proyecto a la Legislatura.

El texto dispone “el carácter de Calle de Convivencia a la Avenida Doctor Honorio Pueyrredón mano par, entre Avenida Gaona y Calle Neuquén de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Por ese tramo de ocho cuadras, justamente, es por dónde iría el corredor proyectado por el gobierno porteño y anunciado en septiembre del año pasado, al cual se opusieron distintas agrupaciones vecinales por considerar que iba a perjudicar el tránsito en una zona que está densamente urbanizada.

En su campaña de rechazo, presentaron un amparo colectivo, el cual tuvo un fallo favorable -con dos ratificaciones de Cámara- al entender que la gestión local no cumplió con las instancias previas de participación ciudadana, así como tampoco había realizado los cambios a la normativa urbana respecto del uso que pretendía darle a una avenida, que está dentro de los espacios públicos.

Vecinas y vecinos se manifestaron en distintas oportunidades para expresar su rechazo a la iniciativa.

Fue entonces que el Ejecutivo llamó a la audiencia pública que se extendió por tres jornadas para que las vecinas y los vecinos pudieran manifestar sus posturas y este martes remitió a la Legislatura el proyecto para concretar la modificación a la norma.

Para el colectivo barrial, “con esta acción confirman que la audiencia fue tan solo una pantomima, que la opinión de los vecinos y las vecinas no es importa en lo más mínimo si no responde a sus intereses”.

Tras conocerse la presentación del proyecto, el legislador del Frente de Todos Javier Andrade evaluó que la gestión local “cumplió formalmente con la audiencia que terminó ayer y, a pesar del masivo rechazo de los vecinos y vecinas y del amparo judicial, avanzan para aprobarlo en tiempo récord”.

“Están preparando el escenario para el desembarco de las grandes desarrolladoras inmobiliarias, una vez más gobernando para los grupos concentrados que lucran con la especulación inmobiliaria perjudicando la calidad de vida de los ciudadanos”, remarcó.

Y agregó que “lamentablemente es otro capítulo más de la mímica de la participación ciudadana que hace el macrismo de la Ciudad para avanzar a espaldas de la ciudadanía”.

De acuerdo al Código de Tránsito y Transporte, una “calle de convivencia” es aquella en la que la totalidad o un tramo “está destinada preferentemente a la circulación peatonal, donde se admite la circulación restringida de vehículos”. Fuente: Télam

genteba