Airbnb, una herramienta de empoderamiento económico para miles de mujeres argentinas

En el Mes de la Mujer es importante reconocer más que nunca los logros sociales, económicos, culturales y políticos de las mujeres en todo el mundo. A lo largo de los últimos dos años, aunque las mujeres han sido afectadas de forma desproporcionada por la pandemia, algunas han encontrado nuevas oportunidades económicas para apoyar a sus familias, perseguir pasiones de toda la vida y alcanzar el éxito.

Ese espíritu emprendedor se percibe todos los días en la comunidad de mujeres anfitrionas, que ahora representan el 56% de la comunidad global de anfitriones que comparten su casa en Airbnb[1]. En Argentina el porcentaje de anfitrionas mujeres es del 55% y más de 1100 nuevas anfitrionas se sumaron a la plataforma en 2021[2].

Además, este espíritu emprendedor también se puede ver en el hecho de que las mujeres están adoptando compartir espacios como forma de emprendimiento a un ritmo más alto, con un 21% más de mujeres que se unieron a la plataforma a nivel global en comparación con los hombres en 2021. Tal es así que, en todo el mundo, las nuevas anfitrionas mujeres han ganado más de 1.1 mil millones de dólares en ingresos en 2021[3]

Con ganancias globales de más de 12 mil millones en 2021, las mujeres no solo son pioneras en compartir el hogar, sino también maestras de la hospitalidad, con una comunicación receptiva y clara, y experiencias increíbles en general. De hecho, en 2021, las Anfitrionas a nivel global recibieron una mayor proporción de reseñas de 5 estrellas (91%) que los anfitriones masculinos (89%)[4].

Por ello, la plataforma de viajes Airbnb reconoce la labor de las mujeres anfitrionas que se encuentran entre las mejores calificadas de todo el mundo[5]. Es así, que hoy compartimos las historias de dos mujeres emprendedoras de Argentina que se destacan en la plataforma.

Graciela Celia Schultz
Con 64 reseñas, únicamente positivas, Graciela tiene 100% de calificaciones de 5 estrellas, lo que la convierte en la Anfitriona argentina con la mejor calificación en la plataforma de Airbnb.

Graciela relata que comenzó a hospedar en Airbnb con su esposo, como una alternativa para generar más ingresos, los cuales les servirían al momento de jubilarse de sus empleos. Ambos son docentes y, dado que el año pasado se jubiló su esposo, ahora él puede dedicar mayor tiempo a la atención de los espacios y huéspedes. Así fue que Graciela explicó que los ingresos adicionales por ser anfitriona pasaron a ser un porcentaje importante en la economía familiar, significando, además, un crecimiento continuo.

Los espacios los realizaron y decoraron en conjunto con sus hijos, tratando de ofrecer la mayor comodidad posible en un ambiente que sea acogedor. De allí surge su nombre “GaVal Apart, un lugar acogedor”, haciendo referencia a los nombres de sus hijos: Gabriel y Valeria.

Para ella, lo más lindo que tiene ser anfitriona en Airbnb es el contacto con otras personas, tanto de Argentina como del mundo, ya que permite el enriquecimiento mutuo de culturas. Muchos de los huéspedes quedan encantados con la atención, la cual, en sus palabras, se destaca por ser familiar. Según Graciela, las devoluciones de los huéspedes hacen que esta tarea sea tan placentera y en muchas ocasiones ha quedado marcada una amistad, a tal punto que les han abierto las puertas de sus propias casas.

Para finalizar, su consejo para otras mujeres que quieran ser anfitrionas es que se animen, ya que a pesar de que, -como todo emprendimiento nuevo- seguramente encontrarán algunos obstáculos, asegura que con el paso del tiempo se irán resolviendo a través del crecimiento que tendrán del mismo.

Mailén Kritzer
Mailén es actriz y asegura que ser anfitriona y coanfitriona en Airbnb le da la posibilidad de manejar sus tiempos y poder dedicarle tiempo a lo que le apasiona.

Durante unos años trabajó en inmobiliarias, pero era un empleo que no le terminaba de convencer. Cuando se dió cuenta que podía compartir departamentos a través de Airbnb, se empezó a entusiasmar. De esa forma, comenzó a indagar cómo decorar, qué cosas son importantes para los huéspedes, y cómo vincularse con ellos de la mejor manera posible. Además, comenta que lo bueno de Airbnb es que los huéspedes suelen estar de vacaciones y eso los hace estar siempre de buen humor.

Mailén destacó que, para tener una buena calificación, es fundamental ofrecerle al huésped una gran experiencia. Para ella, una de las cosas más importantes para lograrla, es brindar un lugar limpio y cómodo. Después, todo lo que sume al confort, siempre ayuda. Otros aspectos que considera relevantes tienen que ver con brindarle cierta impronta al espacio y tener criterio estético a la hora de decorarlo. En línea con esto, agregó “más allá de si la propiedad es costosa o no, a todos nos gusta estar en un lugar agradable”.

De esta manera, Airbnb continúa construyendo una excepcional comunidad de mujeres anfitrionas que contínuamente se desafía para poder superar sus propios límites y, así, ofrecer una experiencia única en la plataforma de viajes.

Airbnb apuesta a seguir impulsando una comunidad de mujeres Anfitrionas emprendedoras y pioneras en hacer de sus pasiones experiencias mágicas para el mundo. La plataforma, además de contribuir con la igualdad de género, promueve iniciativas que ayudan a reducir la violencia de género, las brechas salariales y la dependencia económica.

###
Todos los espacios a los que se hace referencia en este texto están destinados exclusivamente a inspirar e ilustrar. Airbnb no recomienda ni promociona espacios específicos.

Acerca de Airbnb
Airbnb nació en 2007 cuando dos anfitriones dieron la bienvenida a tres huéspedes en su casa de San Francisco, y desde entonces ha crecido a 4 millones de anfitriones que han recibido más de mil millones de huéspedes en casi todos los países del mundo. Todos los días los anfitriones ofrecen espacios compartidos únicos y experiencias únicas que hacen posible que los huéspedes experimenten el mundo de una manera más auténtica y conectada.

[1] De acuerdo con datos globales de Airbnb al 31 de enero de 2022
[2] De acuerdo con datos de Airbnb sobre nuevas cuentas de anfitriones en Argentina entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021.
[3] De acuerdo con datos globales de Airbnb al 31 de diciembre de 2021
[4] De acuerdo con datos globales de Airbnb al 31 de diciembre de 2021
[5] Para encontrar estas anfitrionas estelares, Airbnb identificó a las mujeres anfitrionas en Argentina que tenían la mayor proporción de calificaciones de 5 estrellas en su país y, dado que tantas mujeres tienen un 100% de calificaciones de 5 estrellas, el desempate fue para quien tuviera la mayor cantidad de reseñas.

genteba