UTE-Ctera: Las prácticas laborales proponen “que los chicos dejen de estudiar para ir a trabajar”

UTE-Ctera: Las prácticas laborales proponen “que los chicos dejen de estudiar para ir a trabajar”

La secretaria de Comunicación de UTE- CTERA, Paula Galigniana, dijo hoy que las prácticas laborales obligatorias para las y los estudiantes del último año del secundario anunciadas por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implican “que los chicos dejen de estudiar para ir a trabajar gratis a una empresa”.

“El trabajo joven necesita de políticas activas para ese sector, no que los chicos dejen de estudiar para ir a trabajar gratis a una empresa”, advirtió Galigniana a Radio Nacional.

La medida alcanza a un total de 29.400 estudiantes del último año del nivel secundario de las escuelas públicas y privadas de la ciudad de Buenos Aires, quienes tendrán que realizar, a partir del ciclo lectivo 2022 y de forma obligatoria, prácticas educativas en los ámbitos laborales como condición para aprobar.

Galigniana cuestionó que las escuelas y sindicatos se enteraran de la medida en el momento de su anuncio.

“Es una práctica común del Gobierno de la Ciudad salir primero con anuncios mediáticos y que nosotros nos enteremos de cada cambio del sistema educativo que quieren implementar a través de los medios de comunicación”, dijo y también criticó que se hiciera “a esta altura del año”.

“Es un ataque que viene haciendo el Gobierno de la Ciudad sistemáticamente: no tener diálogo y no tener claridad”, agregó.

En este sentido, Galigniana manifestó su preocupación sobre cómo será la implementación de las prácticas.

“No tenemos ninguna claridad de cómo se va a implementar esto. La escuela secundaria viene llevando adelante un montón de transformaciones que quedan todas a mitad de camino justamente por falta de diálogo y por falta de consenso con la comunidad educativa”, dijo.

En este sentido destacó que desde los gremios docentes no conocen “ningún detalle sobre cuál es el proceso pedagógico que se va a llevar adelante”.

“Estamos hablando de menores de edad que necesitan acompañamiento, instancias pedagógicas de aprendizaje, que necesitan cobertura para viáticos, ropa para determinados ámbitos. Toda una cantidad de cosas que por lo menos el presupuesto que se votó no lo refleja”, detalló.

Y concluyó: “Creemos que una política de estas características necesita de un diálogo amplio, además de un presupuesto acorde que apoye este tipo de prácticas”. Fuente: Télam

genteba