Diputados: FdT ratifica posición de primera minoría y JxC enfrenta escenario de dispersión

Diputados: FdT ratifica posición de primera minoría y JxC enfrenta escenario de dispersión

El Frente de Todos (FdT), con 118 integrantes, quedó ratificado esta semana como primera minoría de la Cámara de Diputados por sobre Juntos por el Cambio (JxC), que sumó 116, en un escenario que mostrará en los próximos días los reacomodamientos internos de esos espacios y los agrupamientos de los 23 diputados de las restantes fuerzas, de cara a la elección de autoridades y la definición de las comisiones de trabajo. Por Leonardo Fredes

De hecho, la disputa por los lugares de poder en la Cámara baja ya empezó a mostrar tensiones al interior de la coalición opositora JxC, ya que tanto las presidencias de los bloques del PRO como de la UCR, y del interbloque del espacio, tiene enfrentado a los diferentes sectores que responden a Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Mario Negri y Martín Lousteau, respectivamente.

El escrutinio definitivo en la mayoría de las provincias ratificó los resultados provisorios, por lo que el oficialismo nacional quedó con 118 bancas; Juntos por el Cambio con 116; la Izquierda con 4; los libertarios con 4; Córdoba Federal con 3; Juntos Somos Rio Negro con 2; el Frente Renovador misionero con 2; el socialismo santafesino con 2; Consenso Federal con 2; Movimiento Popular Neuquino con 1; Acción Federal de La Rioja con 1 y Somos Energía santacruceño con 1.

La banca restante depende del resultado del escrutinio definitivo en la provincia de Buenos Aires, única jurisdicción en la que, por su importante volumen, la Justicia Electoral aún no finalizó con esa tarea.

De acuerdo al escrutinio provisorio esa banca le correspondería a Hugo Bontempo, tercero en la lista de Avanza Libertad, que encabezó el economista José Luis Espert, aunque en el conteo definitivo de votos se la disputa el primer candidato de Vamos con Vos, Florencio Randazzo.

Además de esta situación en Buenos Aires, en los últimos días se terminó de definir el reparto en otros tres distritos: La Rioja, Jujuy y Rio Negro.

Juntos por el cambio mantenía expectativas en La Rioja, donde finalmente el Frente de Todos se quedó con las dos bancas en juego; y en Jujuy, JxC buscaba superar el 50 por ciento de los votos para quedarse con dos de las tres bancas en disputa, lo que, escrutinio definitivo mediante, no sucedió.

El Frente de Todos, en cambio, aspiraba a revertir el resultado en Rio Negro, donde finalmente el oficialismo provincial y Juntos por el Cambio ratificaron su condición de adjudicatarios de las dos bancas en disputa.

Consolidada la conformación de las bancadas, la Cámara ingresó en las tres semanas de definición sobre la formación de interbloques que, antes del 10 de diciembre -cuando se produzca el recambio legislativo-, medirán sus fuerzas para designar a las autoridades del cuerpo, a los presidentes de las comisiones y para determinar el equilibrio que tendrá cada espacio en esos grupos de trabajo.

El Frente de Todos logró abroquelar a los 118 diputados en un solo espacio interno, como sucedió en los últimos dos años, dejando atrás las intenciones de algunos gobernadores de armar una especie de sub bloque con eje en el federalismo, idea que había tomado fuerza con los resultados de las PASO sobre la mesa.

La contracara se da en Juntos por el Cambio, donde los tres socios principales, el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, ven cada día como proliferan diferentes sub bloques, como el encabezado por el expresidente de la Cámara, Emilio Monzó; el del economista Ricardo López Murphy o por el exmandatario puntano, Claudio Poggi.

Hasta el momento, de los 116 diputados de Juntos por el Cambio, 50 serían del PRO; 45 de la UCR; 11 de la Coalición Cívica; 4 liderados por Monzó, incluida Margarita Stolbizer y dos de Avanzar San Luis, el espacio de Poggi.

Además, tendrían monobloques, el mencionado López Murphy; la misionera Florencia Klipauka Lewtak, del espacio del exgobernador Ramón Puerta; Carlos Zapata, referenciado en el salteño Alfredo Olmedo y la tucumana Paula Olmedo, de una fuerza provincial que confluyó en JxC.

Hasta el momento el exministro del Interior macrista Rogelio Frigerio se mantiene en el bloque del PRO, al igual que su sobrino, el fueguino Fedrico, y que el entrerriano Gustavo Hein, aunque fueron tentados por el incipiente bloque monzoista.

Otros que por ahora se mantienen en el PRO son los sanjuaninos Marcelo Orrego y Susana Laciar, excandidatos a gobernador y vice en esa provincia.

La dispersión de espacios incidirá en la elección de las autoridades legislativas del interbloque, donde el radical Mario Negri ve amenazada su continuidad al frente del conglomerado y Cristian Ritondo debe juntar voluntades para ser ratificado al frente del PRO.

Por el primero de los lugares, el porteño Emiliano Yacobitti -referenciado en el senador Martín Lousteau- ya avisó que “hay que hacer una revolución en el radicalismo para que priorice a los que tienen representación en la sociedad”.

Concretamente apuntó a Negri por haber perdido la interna de Juntos por el Cambio contra la boleta que llevaba al macrista Luis Juez como candidato a senador nacional y al radical Rodrigo de Loredo en el tramo de diputados nacionales.

Yacobitti asegura tener encolumnados en su propuesta a 16 de los 45 integrantes del bloque e imagina que puede sumar cinco más desde la región cuyana; mientras que los que defienden la gestión del cordobés afirman que esos números no son tales y que, en cambio, no tendría inconvenientes en ser ratificado al frente del bloque.

La que no estaría asegurada sería la continuidad de Negri al frente del interbloque, ya que en base a los números, el PRO podría reclamar ese lugar.

Para llegar a esa instancia, la bancada amarilla debe resolver primero si Cristian Ritondo continúa al frente del bloque, ya que desde un sector interno más reacio al diálogo con el Gobierno nacional pretenden avanzar sobre su posición.

En cuanto al resto de los bloques, se prevé que Córdoba Federal, el socialismo santafesino y Consenso Federal continúen actuando en sintonía e integrando un interbloque de 7 u 8 miembros -depende del ingreso o no de Randazzo-.

También anticiparon su trabajo mancomunado los oficialismos provinciales de Rio Negro, Neuquén y Misiones, que sumarían en total 5 bancas.

La Izquierda ratificó que sus 4 diputados trabajarán como interbloque, en tanto que los dos libertarios porteños, liderados por Javier Milei; y los dos bonaerenses, encabezados por Espert, aún no terminaron de cerrar un acuerdo parlamentario y aguardan la posibilidad de sumar una quinta banca que exprese esa ideología.

Los otros dos diputados que completarán la nueva Cámara son el riojano Felipe Alvarez, un ex Cambiemos con monobloque propio y más cercano al PRO que al oficialismo; y el sindicalista petrolero de Santa Cruz, Claudio Vidal, también con monobloque, aunque con pasado kirchnerista y fuerte impronta contra las políticas de Juntos por el Cambio. Fuente: Télam

genteba