Carlos Raimundi acusó a Macri y a Almagro de “haber promovido el golpismo” por su injerencia en Bolivia

Carlos Raimundi acusó a Macri y a Almagro de “haber promovido el golpismo” por su injerencia en Bolivia

El embajador argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, acusó al expresidente Mauricio Macri y al secretario general del organismo, el uruguayo Luis Almagro, de haber mantenido “una estrecha relación” con el “gobierno de facto de Bolivia” encabezado por Jeanine Áñez, y los responsabilizó de “haber promovido el golpismo”.

Además, al referirse al exmandatario y fundador del partido PRO recordó que el gobierno actual de Argentina amplió la denuncia en su contra “por el delito de contrabando agravado de armas y municiones”, acusación que derivó en la causa que tramita en la Justicia en lo Penal Económico por la llegada al aeropuerto de El Alto de municiones y material represivo.

“Lo que yo quiero, estrictamente desde los hechos, es corroborar la estrecha relación entre el anterior gobierno argentino (por la administración de Macri), el gobierno de facto de Bolivia (la gestión de Áñez) y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (por Almagro)”, subrayó Raimundi en la última reunión del consejo permanente del organismo, celebrada el miércoles.

Sobre la auditoría de la OEA que monitoreó las elecciones de 2019 en Bolivia, el embajador desmintió “de manera contundente, categórica” que esa misión electoral haya sido sólo “un instrumento técnico”, y por el contrario la definió como “una herramienta política” que “tuvo consecuencias trágicas para el pueblo boliviano”.

En relación a esa auditoría (cuyo contenido preliminar se difundió días antes de que el entonces jefe del Ejército boliviano, Williams Kaliman, exigiera la renuncia de Evo Morales a la Presidencia), Raimundi planteó que “los informes desmienten la veracidad” del pronunciamiento del organismo hemisférico, pero sobre todo puso el foco en la última elección presidencial en Bolivia, que concluyó con un triunfo contundente del MAS.

“Quien se encargó de desmentir la veracidad (de la auditoría de la OEA), de deslegitimar ese informe, fue el propio pueblo de Bolivia, porque un año después del gobierno de facto, con los abusos que se cometieron, con el abuso de poder, se pronuncia en favor de la misma fuerza política (el MAS de Bolivia) y en las mesas donde se decía haber detectado irregularidades se pronuncia con mucha mayor contundencia aún que en las elecciones de 2019”, afirmó.

En otro tramo de su discurso, el diplomático mencionó como antecedente de “la relación política innegable” que atribuyó a Almagro, Macri y el gobierno de facto de Áñez la participación de los dos primeros en “el panel número cuatro” de “un seminario” organizado por el Instituto Interamericano para la Democracia, que tuvo lugar el 5 de mayo de este año en Miami.

“En ese seminario, tanto uno de sus directores ejecutivos como distintos participantes calificaron al gobierno de Bolivia, que ya era el actual gobierno (por la administración de Luis Arce), como una dictadura, y en esos paneles se dijo que con dictaduras de ese tipo solo queda derrocarlas”, cuestionó Raimundi.

Por último, el representante de la Argentina ante la OEA pidió “doblemente disculpas, como lo hizo ya nuestro presidente (por Alberto Fernández), primero al pueblo boliviano por haber interferido, a través del gobierno anterior, de la manera que ya señalé (por el contrabando de pertrechos represivos); pero también porque quienes nos representaban en esta organización reconocieron a un gobierno de facto”, insistió en un discurso realizado por videoconferencia y que fue presenciado, entre otros, por el secretario general Almagro.
Fuente: Télam

genteba