Según FIEL, la producción industrial subió en abril 60,7% y en el cuatrimestre mejoró un 21%

Según FIEL, la producción industrial subió en abril 60,7% y en el cuatrimestre mejoró un 21%

La producción industrial subió en abril 60,7% con respecto al mismo mes de 2020, cuando la aplicación de las medidas de aislamiento social alcanzó su mayor impacto sobre la industria, de acuerdo al Índice de Producción Industrial de Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

Más moderada fue la perspectiva de Orlando Ferreres y Asociados, que reportó un alza de 48,8% al comparar con igual mes del año pasado, acumulando una expansión de 14,5% para los primeros cuatro meses.

Además, el trabajo de Fiel indicó que en abril se sostuvo la recuperación de la actividad industrial y acumuló en los cuatro primeros meses del año un avance del 21% respecto de igual período del año pasado, aunque anticipa un recorte de la recuperación para mayo por situaciones coyunturales y sanitarias.

“Respecto a abril del año pasado, varias actividades han mostrado saltos de hasta tres dígitos en los registros de producción -tal el caso de la siderurgia o los minerales no metálicos”, reconoció el informe de Fiel.

Además, subrayó que “en el caso de la producción de alimentos, los extraordinarios precios internacionales impulsan un marcado avance en la producción de aceites”.

El trabajo precisó que, respecto de marzo, varias actividades, con la excepción de la metalmecánica, los alimentos y bebidas y los químicos y plásticos, sufrieron caídas más allá del impacto estacional típico asociado a un número menor de días hábiles producto de los feriados de Semana Santa.

“En el mes, el avance de la pandemia de Covid determinó aumentos del ausentismo en las plantas industriales, a lo que se sumó la realización de paradas no anticipadas por faltantes de piezas, el freno en la producción por la adecuación de líneas de producción y el recorte en la provisión de gas producto de los bloqueos en la zona de Vaca Muerta”, detalló el trabajo.

“Con todo ello en abril, en relación a marzo, el relevamiento de la actividad industrial realizado por FIEL muestra un retroceso del 1,4%, que corregido por factores irregulares y estacionales resulta en un avance de 2,3%”.

Hasta abril por lo tanto el proceso de recuperación industrial se sostiene, acumulando en los primeros cuatro meses del año un avance de 21% respecto al periodo enero – abril de 2020.

Según la consultora Ferreres al compararse con el mes más duro de la cuarentena del año pasado, la industria anotó una expansión anual de 48,8%, debido a que se lo compara con el mes de mayores restricciones por causas sanitarias.

La medición desestacionalizada, por su parte, registró una baja de 2,1% respecto de marzo. Esta desaceleración está relacionada en parte por las dificultades que reportan algunas ramas industriales por faltantes de insumos y por la menor disponibilidad de personal frente el aumento de los contagios.

Un sector afectado por esta coyuntura es el automotriz, que suma a esto paradas por mantenimiento y problemas logísticos por protestas en pasos fronterizos y el paro del puerto de Buenos Aires.

En coincidencia con FIEL, para mayo anticipó un mayor impacto negativo debido al empeoramiento de la situación sanitaria y a la imposición de nuevas restricciones a la actividad.

Esto no se verá reflejado en la variación interanual por la baja base de comparación, pero si en una nueva contracción en la medición desestacionalizada.

“Las perspectivas para el resto del año son inciertas y dependen en gran medida de la evolución de los contagios y del avance de la vacunación de la población, así como de la frágil estabilidad de las condiciones macroeconómicas”, indicó la consultora OJF. Fuente: Télam

genteba