Aguiar destacó la modificación de Ganancias pero propuso que “se tribute por encima de dos canastas familiares”

Aguiar destacó la modificación de Ganancias pero propuso que “se tribute por encima de dos canastas familiares”

“El proyecto tendría que contemplar una actualización semestral o cuatrimestral del régimen”, indicó sosteniendo que “lo que corresponde es su derogación definitiva”.

Esta semana comenzó a debatirse en la Cámara de Diputados la modificación del Impuesto a las Ganancias que buscará elevar considerablemente el mínimo no imponible, algo que el secretario adjunto nacional de ATE, Rodolfo Aguiar, destacó aunque rechazó que “siga teniendo como base de actualización al índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte)” y propuso que “el mínimo no imponible se ubique por encima de dos Canastas Básicas Totales”.

“Es descabellado creer que el sueldo de un trabajador o trabajadora sea considerado una ganancia, pero más increíble es saber que con el actual régimen tributario este gravamen se paga a partir de los 74 mil pesos con una Canasta Básica Total que te exige 56 mil para no ser pobre. Mientras el esquema siga teniendo como base al Ripte, estos disparates seguirán sucediendo y el que lo sufrirá es el pueblo trabajador. La actualización siempre debería realizarse partiendo de dos veces el valor de la Canasta Básica Total”, propuso el dirigente. Según el proyecto en debate, el mínimo no imponible pasará a ser de 150 mil pesos, beneficiando a 1.267.000 de trabajadores y jubilados, pero con una actualización anual.

En esta línea, el adjunto de ATE lamentó que “no se incluya en el proyecto la actualización semestral o cuatrimestral del régimen, ya que cualquier incremento abrupto de la inflación y los nuevos aumentos salariales podrían acortar nuevamente la brecha entre pobreza y Ganancias”. Según trascendió, el nuevo esquema funcionaría de forma retroactiva, por lo que los trabajadores y jubilados que hayan pagado este gravamen durante los primeros tres meses del año y que ahora queden debajo del mínimo no imponible se les devolverá lo pagado en abril.

De igual forma, Aguiar destacó que la actual suba del mínimo no imponible “dará alivio a más de 1 millón de trabajadores y jubilados”, aunque insistió en que el gravamen “debiera ser definitivamente derogado”.

“Muchos trabajadores aún están tratando de recuperarse de los efectos provocados por la crisis sanitaria y sin lugar a dudas esta modificación será una bocanada de aire”, concluyó. El documento en debate también contempla que el aguinaldo no será alcanzado por este impuesto.

genteba