Opinión: Legisladores opositores invocan la libertad de expresión para presionar a la Justicia

Opinión: Legisladores opositores invocan la libertad de expresión para presionar a la Justicia

No está siendo atacada la Libertad de Expresión. Lo que investiga la Justicia es, si cierto periodismo, que se viene vendiendo a la sociedad como independiente, no cometió ilícitos, o mejor dicho, si no cometió delito. Sin embargo, no los vimos, emitiendo comunicados cuando despedían a los profesionales de Télam y/o, a otros colegas que trabajan en los medios hegemónicos. ¿No es raro no?. Por El Porteño

Senadores y diputados de JXC -con un discurso pasado de moda- expresaron su preocupación frente a lo que definieron como un “ataque a la libertad de prensa” en el marco de la causa en que se investiga un supuesto espionaje ilegal durante la gestión de Mauricio Macri.

Lo hicieron a través de un comunicado difundido en las últimas horas: “Desde Juntos por el Cambio queremos expresar nuestro más enérgico repudio ante la posibilidad de que la Justicia impute y detenga a periodistas en una causa que investiga supuestos actos de espionaje ilegal”, declararon en el comunicado.

Desde el 10 de Diciembre de 2019, está garantizado el Estado de Derecho y todos los derechos y libertades individuales en la Argentina.

Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario. No como venía sucediendo durante la gestión macrista, en donde se rasgaban las vestiduras declamando un Republicanismo quenunca existió. Las Instituciones de la República quedaron avasalladas por el poder corporativo, y al final se llevaron puesto el País.

Generaron el odio y la discordia entre los argentinos, aumentando la grieta. Nos endeudaron cien años, fugaron capitales, desconocieron los derechos humanos y, los mínimos y elementales derechos de la garantía al debido proceso en un Estado de Derecho. Nunca existió para ellos y mucho menos para quienes persiguieron injustamente.

Acá, algunos individuos que ejercen la profesión de periodistas, parecen gozar, sugestivamente, de un apoyo corporativo ligado a cierto poder político, judicial, empresario y mediático, para influenciar, jaquear, presionar, sobre otra parte de la Justicia, no investigue si cometieron delito en el desempeño de su función profesional.

Léase la Constitución Nacional – PRIMERA PARTE – Capítulo Primero . Declaraciones, derechos y garantías:
Artículo 14.- Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.
Artículo 16.- La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.
Artículo 32.- El Congreso federal no dictará leyes que restrinjan la libertad de imprenta o establezcan sobre ella la jurisdicción federal.
Artículo 33.- Las declaraciones, derechos y garantías que enumera la Constitución no serán entendidos como negación de otros derechos y garantías no enumerados; pero que nacen del principio de la soberanía del pueblo y de la forma republicana de gobierno.

Es lamentable que una parte de la oposición, esté empeñada, en desconocer la Constitución Nacional y no está abocada en la búsqueda de “la Verdad y la Transparencia”, como hace poco declamaban en otro comunicado, y pretenda llevarse por delante -léase puesta- a la Justicia.

Para colmo hacen referencia a dos entidades que no representan, en lo más mínimo, al conjunto de los Periodistas Profesionales de la Argentina.

Sin embargo, no los vimos, emitiendo comunicados cuando despedían a los profesionales de Télam y/o, a otros colegas que trabajaban en los medios hegemónicos. ¿No es raro no?.

Una cosa es la libertad de expresión y otra muy diferente es cometer un delito, pretendiendo ampararse en un derecho que da esa misma libertad.

Eso es lo que investiga la Justicia, si hubo periodistas que cometieron delito.

No es bueno ni recomendable, que naturalicemos estas maniobras urdidas por políticos, periodistas y medios, a espaldas del gran público, tergiversando y mintiendo con tal de sacar rédito de hechos inventados, para que la Justicia no se acerque a la verdad.

Queda en evidencia, de que están más preocupados por la supervivencia de las corporaciones, que por defender la libertad de un derecho que está consagrado en la Constitución Nacional y del que, todos gozamos.

genteba