Desde hoy es obligación el uso de tapabocas en la Ciudad de Buenos Aires

Desde hoy es obligación el uso de tapabocas en la Ciudad de Buenos Aires

El uso obligatorio de dispositivos de protección que cubran “la nariz, la boca y el mentón” comenzó hoy en la ciudad de Buenos Aires para las personas que permanezcan dentro de locales comerciales, oficinas de atención al público y quienes circulen en medios de transporte, como medida de prevención por el coronavirus.

La medida, que comenzó a regir a las cero hora de hoy, establece “el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte público en el ámbito de la Ciudad”.

La resolución prohíbe, además, la comercialización, en el ámbito de la Ciudad, de los barbijos N95 a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio”.

La decisión había sido anunciada el pasado lunes pasado durante una videoconferencia que encabezó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, junto al ministro de Salud, Fernán Quirós.

El Gobierno porteño recomendó la utilización de este tipo de dispositivos “en cualquier otro ámbito o lugar” diferente a los contemplados en la resolución, como la vía pública.

“Dos de cada tres personas que tiene coronavirus no presenta síntomas, pero igual contagia. Para evitarlo todos tenemos que actuar como si tuviésemos el virus, usando tapabocas cuando salimos de casa”, había dicho Rodríguez Larreta al anunciar la medida.

La Ciudad registra 618 casos positivos de coronavirus, de acuerdo al último reporte divulgado ayer por el ministerio de la Nación.

Mediante la fiscalización que ya está en vigencia, regirán las multas que van desde los $10.000 pesos hasta los $80.000 pesos para las personas que no acaten la norma.

“La medida parte de la comprobación que tenemos que dos de cada tres personas que tiene coronavirus son asintomáticos, con lo que puede haber gente que esté en la calle contagiando sin saberlo, por eso es muy importante el uso de los ‘tapabocas´”, remarcó Larreta en la conferencia.

El secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, precisó que “lo que se está haciendo, en coordinación con el gobierno nacional, es dar lo que se llama ´oferta del día hábil´ para garantizar el distanciamiento social y para que los trabajadores que tengan que realizar una tarea esencial, encuentren en el transporte una alternativa segura para moverse”.

En ese marco, dispuso que todos los pasajeros viajen con “tapabocas”, vayan sentados respetando la distancia social y en consonancia con las medidas del gobierno nacional en cuando al transporte automotor, se pidió que el ascenso y descenso sea por la puerta posterior de la unidad y no se utillice la primera fila de asientos.

“Se va a controlar que la persona que se suba al colectivo tenga ´tapaboca´, sino no se a a poder subir”, remarcó Diego Santilli, vicejefe de Gobierno y ministro de Seguridad y Justicia.

Además, se implementó en unas 500 paradas de colectivos que registran gran afluencia de pasajeros un sistema de “señales y carteles” que indicarán la distancia preventiva entre cada persona y se mostrará el mensaje “mantener distancia al formar la fila” en todos los carteles del sistema predictivo, en los Centros de Trasbordo y en los de la vía pública. (Télam)

¿Barbijos o tapabocas y máscaras de soldador?

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó hoy la diferencia entre barbijos o tapabocas y máscaras de soldador, a raíz de la obligatoriedad en el uso de estos elementos de protección para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte, a partir del próximo miércoles.

“El tapaboca y nariz evita que la persona esté eliminando y emitiendo gotitas con el potencial virus si estuviera enferma y el uso es muy importante para evitar que la persona enferma contamine las superficies o contagie a las personas sanas”, detalló Quirós en una rueda de prensa en la sede del Ejecutivo de Parque Patricios, que encabezó Horacio Rodríguez Larreta.

En cuanto a la máscara de soldador, manifestó que “es una protección física, sobre todo para los ojos” porque “no es tan eficaz” salvo que esté muy bien estructurada por debajo del mentón, sino es sólo para evitar que “la persona enferma te llegue con las gotitas a tus propios ojos”, especificó. 

“Si vos querés protegerte de un potencial enfermo la forma más apropiada es tener las dos cosas, pero si vos querés andar por la calle y evitar contagiar la forma más correcta es taparte la boca y la nariz”, sostuvo Quirós. 

Además se refirió a la falta de elementos de protección en hospitales y recalcó que “no podemos competir entre lo que necesita el hospital para atender a los enfermos a lo que necesitan las personas para circular por la calle para cuidarnos entre nosotros” y recomendó la fabricación casera de tapabocas.

Por eso, el gobierno porteño prohibió la comercialización de barbijos N95 a personas que no acrediten ser profesionales de la salud.

En tanto, alertó sobre el mal uso de esos elementos y mostró preocupación por el proceso de colocación y retirado.

“Es absolutamente indebido tocarse la cara o el tapaboca porque el germen está ahí”, remarcó.

Por último, explicó que tanto el tapaboca de fabricación casera como el barbijo se deben retirar de atrás de la oreja, nunca tocar ni afuera ni adentro, cerrarlo y ponerlo a lavar si es de tela o tirarlo si es de otro material.

genteba