Con la emisión del Bopreal, “el Gobierno comenzó la dolarización” desde el Banco Central, aseguró Guzmán

Con la emisión del Bopreal, “el Gobierno comenzó la dolarización” desde el Banco Central, aseguró Guzmán

Martín Guzmán – Foto: Eva Cabrera.

“Con la dolarización pasa a haber una crisis del sistema productivo, no hay trabajo, no es que hay variabilidad de los ingresos reales, no hay ingresos para mucha gente y el gran problema pasa a ser el desempleo”, afirmó el economista, quien además consideró “muy dañino para el país que no tuviésemos la capacidad de evitar cuando Macri” anunció la vuelta de Argentina al FMI. (Télam)

El exministro de Economía, Martín Guzmán, consideró este viernes que el Gobierno de Javier Milei “ya ha comenzado la dolarización” con la emisión por parte del Banco Central (BCRA) de un bono en dólares -Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal)-, lo cual consideró “grave para la Argentina” porque “significaría que se dé por vencida y abandone el partido del desarrollo”.

Guzmán, en declaraciones a Radio con Vos, afirmó que lo que más le “preocupa” es que cree que “este Gobierno ya ha comenzado la dolarización”, tras lo cual manifestó que “nada sería tan grave para la Argentina que dolarizar la economía ya que eso significaría que se dé por vencida y abandone el partido del desarrollo”.

El economista explicó que la supuesta dolarización “comenzó con la medida del BCRA de la emisión de un bono en dólares, que por ahora hubo licitaciones en poco volumen, que se llama Bopreal”.

“El Gobierno encuentra una ventana de oportunidad política porque como durante el último año aumentó mucho la deuda de los importadores, ha quedado instalado que hay un problema por resolver, lo cual es cierto, y lo del Bopreal, al que sólo pueden suscribir con pesos los que tienen deuda registrada de importaciones, es una solución para los importadores“, se explayó.

A su parecer, ello “es básicamente un conjunto de operaciones para convertir el pasivo remunerado del BCRA, que son las Leliqs y los pases, en un pasivo en dólares”.

Foto Victoria Gesualdi
Foto: Victoria Gesualdi.

Tras explicar sintéticamente que “dolarizar es convertir todos los pasivos del BCRA en dólares”, el exfuncionario recalcó que ese proceso “ya arrancó con la parte de los pasivos remunerados”, que “básicamente es lo que el BCRA absorbe cuando los bancos no prestan lo que les sobra a cambio de Leliqs y pases”, desarrolló.

En cambio, la no remunerada “son los pesos que tenemos en el bolsillo”, sumó.

Por otra parte, Guzmán se refirió a la intención del Gobierno de cerrar el BCRA, sobre lo cual puntualizó que “si uno quisiera quebrar al BCRA, tendría que hacer exactamente lo que se está haciendo ahora, porque nunca en la Argentina el BCRA emitió deuda en dólares porque no emite dólares“.

“El BCRA no quiebra porque sus pasivos están denominados en la propia moneda que emite”, afirmó, aunque advirtió que “ahora, por primera vez, hay deuda del BCRA denominada en dólares y va a seguir creciendo porque estas operaciones van a continuar”.

Con lo cual, el economista se preguntó “qué va a pasar cuando el BCRA no tenga los dólares para pagar la deuda”, lo cual calificó como “una situación totalmente novedosa en la Argentina”.

En esta línea, subrayó que “no hay ningún país en el mundo al que le haya ido bien dolarizando, y ningún país serio que dolarice”, porque “los países que pierden su moneda abandonan el partido del desarrollo y no tienen chances de establecerse en un sendero de progreso económico y social”, completó.

“Tenemos un problema fenomenal con la moneda. Con 200% de inflación, hay una total falta de confianza con la moneda, pero eso no quiere decir que haya que abandonarla, sino reconstruir la confianza en ella con políticas económicas que tengan sentido”, reflexionó.

Tras referirse a la Convertibilidad y sus semejanzas con la dolarización, el exministro consideró que “esto es aún peor” porque “con la dolarización pasa a haber una crisis del sistema productivo, no hay trabajo, no es que hay variabilidad de los ingresos reales, no hay ingresos para mucha gente y el gran problema pasa a ser el desempleo”.

Por último, al evaluar las medidas económicas anunciadas por el Gobierno, Guzmán señaló que “en lugar de generar progreso para la Argentina, lo que este Gobierno está llevando adelante va a generar retroceso” para el país, por tratarse de “un esquema profundamente regresivo que va a generar pobreza y más desigualdad y por lo tanto más conflicto”.

Ello, a su vez, “hace mucho más difícil que la Argentina pueda tener la estabilidad para la construcción de reglas de juego básicas y que permita que el país pueda disfrutar de mayores inversiones, aumentos de la productividad y más progreso”, aseveró.

“El esquema que se presentó es un esquema donde el ajuste lo paga la clase media, la población de trabajadores informales y la población jubilada”, apuntó el exministro, quien no descartó que haya una “acentuación de ese conflicto distributivo”.

“Fue una gran desgracia para la Argentina haber acudido al FMI en 2018”

Guzmán calificó este viernes como “gran desgracia para la Argentina haber acudido al Fondo Monetario Internacional (FMI)” en 2018, durante el gobierno de Mauricio Macri, al tiempo que consideró que la negociación que él encabezó como titular del Palacio de Hacienda a inicios de 2022 generó “consecuencias significativas” para la gestión de turno.

“Hacia adelante, el FMI va a estar en Argentina porque esa deuda no se va a poder pagar rápidamente y hay que tener claro que tenemos que tener una solución a ese tema”, remarcó Guzmán en declaraciones a Radio Con Vos.

En esta línea, el economista sostuvo que “fue una gran desgracia para la Argentina haber acudido al FMI”, y reconoció que “también fue muy dañino para el país que no tuviésemos la capacidad de evitarlo, manifestándonos al respecto, que haya cientos de miles de personas en abril de 2018, cuando Macri hizo la cadena nacional anunciando que Argentina volvía al FMI“.

“Hoy tendremos que lidiar con ese problema, y los planes que construyamos, hacerlos teniendo en cuenta que la Argentina tiene esa deuda con el FMI”, puntualizó.

Este viernes se llevará a cabo una reunión entre el actual ministro de Economía, Luis Caputo, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y autoridades del Banco Central, con un equipo técnico del FMI, encabezado por Luis Cubeddu y Ashvin Ahuja, en la ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte, Guzmán recordó que las tratativas con el organismo internacional en sus días como ministro de Economía “fueron muy complejas”.

“A nadie de nuestro espacio le gusta tener que llegar a un acuerdo con el FMI, con lo cual es un tema de absoluto patriotismo”, manifestó.

En este sentido, evaluó: “Nos dejaron a la Argentina con una deuda de US$ 45.000 millones, y es o la pagás, que no tenemos los dólares, o la refinanciás o la defaulteás, con todo lo que eso implica”.

“Lo ideal era encontrar un acuerdo en el que pudiéramos hacer las políticas económicas que queríamos y que pudiéramos refinanciar la deuda, pero en enero de 2022, cuatro días antes del acuerdo, no continuó el diálogo y eso tuvo consecuencias significativa para la gestión”, completó el exfuncionario, en alusión al quiebre que se produjo dentro del gobierno del Frente de Todos y que devino meses después, en julio de ese año, en su renuncia al Palacio de Hacienda.

El encuentro entre el gobierno de Javier Milei y el FMI programado para este viernes tendrá como principal eje de análisis la posibilidad de “reencauzar el acuerdo que está caído por el incumplimiento en todas las metas que el Gobierno anterior había pautado con el organismo”, dijo el jueves el vocero presidencial, Manuel Adorni, en su conferencia de prensa diaria en Casa Rosada.

El martes pasado, ante la consulta de Télam, voceros del FMI señalaron que el objetivo del equipo técnico será “continuar las negociaciones sobre la séptima revisión del programa apoyado por el FMI”.

“Nuestro objetivo sigue siendo apoyar los esfuerzos en curso para restablecer la estabilidad macroeconómica en beneficio de Argentina y su gente“, agregaron las fuentes.

Desde el Gobierno precisaron que más allá del encuentro que mantendrán con Caputo, Posse y autoridades del BCRA, la agenda que desarrollarán los directivos del organismo multilateral contempla también “diferentes reuniones de los equipos técnicos”.

En enero, Argentina debe abonar unos US$ 1.900 millones de vencimientos y, aunque no lo comunicaron formalmente, en el Gobierno dejaron trascender que harán uso de la posibilidad de extender el plazo hasta fin de mes.

Respecto de esto último, fuentes del FMI confirmaron esta última posibilidad, que es la de reagrupar los vencimientos de enero y abonarlos a fines de este mes.

genteba