Georgieva pidió reforzar la red global de seguridad financiera ante el G20

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, instó hoy al liderazgo del G20 a fortalecer la red mundial de seguridad financiera. (Télam)

Durante su discurso emitido con motivo de la cumbre de Ministros de Finanzas y Economía del G20, Georgieva hizo “un llamamiento a los países del G20 para que restablezcan la primacía de los recursos de cuotas del FMI completando con éxito la 16ª revisión de cuotas para finales de este año”.

Georrgieva urgió a obtener más recursos “dado que nuestro apoyo a los países de bajos ingresos se ha cuadruplicado en los últimos años y la demanda sigue siendo alta, el FMI necesita urgentemente reponer los recursos de subsidio en el Fideicomiso para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (PRGT)”, alertó.

Para Georgieva, de cara al futuro “las perspectivas de crecimiento a medio plazo siguen siendo débiles. Además, las divergencias en las fortunas económicas entre países son una preocupación persistente: algunos bolsillos de la economía global están funcionando bien; otros se están debilitando pero siguen creciendo; y los países vulnerables se están quedando cada vez más rezagados”, describió.

En cuanto a la inflación mundial, Georgieva consideró que “la inflación podría permanecer alta por más tiempo, lo que requeriría un endurecimiento aún mayor de la política monetaria, y la fragmentación podría pesar aún más sobre el crecimiento”.

Es por ello que “para mitigar estos riesgos, hago un llamado a los líderes del G20 para que aprovechen la oportunidad de llevar a la economía mundial a un camino más dinámico a mediano plazo”, abogó Georgieva.

Indicó que “en la actualidad, si bien el FMI tiene una capacidad crediticia de casi US$1 billón, los recursos de las cuotas, que son fundamentales para garantizar la previsibilidad de la potencia de fuego del FMI, se han reducido en términos relativos”.

En este sentido, la titular del Fondo destacó que “el instrumento más reciente del FMI, el Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad (RST), ha sido financiado a través de DEG de représtamo, una gran innovación que transforma un “activo durmiente” de países en posiciones sólidas en potencia de fuego para apoyar a países vulnerables”.

Así, si bien “el G20 ha alcanzado su objetivo de comprometer US$ 100 000 millones para la canalización de DEG a países vulnerables”, Georgieva solicitó que “trabajemos juntos (dentro del G20) para aumentar la potencia de fuego del RST”.

En cuanto a la restauración de la sostenibilidad de la deuda, subrayó “avances positivos en el reciente acuerdo sobre la reestructuración de la deuda de Zambia; fue un hito importante para el Marco Común del G20, basado en pasos anteriores para abordar la deuda de Chad”, aunque consideró que el mismo “debe aún ser más rápido y eficaz”.

No obstante, consideró que “el G20 y el GSDR es el foro adecuado para impulsar un mayor progreso, incluidos plazos claros, suspensión del servicio de la deuda durante las negociaciones y una mejor coordinación de los acreedores en el tratamiento de la deuda para países fuera del Marco Común”, culminó.

genteba