Para Teresa García, “fue un golpe bajo” la amenaza de judicializar la interna del peronismo

La presidenta del bloque del Frente de Todos (FdT) en la Cámara de Senadores de la Legislatura bonaerense, Teresa García, consideró hoy que “la amenaza de judicializar” la interna del oficialismo “fue un golpe bajo” por parte del sector que promueve la precandidatura presidencial del embajador Daniel Scioli y sostuvo que en el peronismo “las diferencias se resuelven por los votos”. (Télam)

“Vemos con alerta la intervención de los jueces en la política, lo vimos en San Juan, en Tucumán y ante la proscripción de la dirigente más importante del país”, planteó la legisladora en una entrevista con la radio online FutuRöck.

La senadora provincial contó que, ayer, en el marco de las negociaciones ,”apenas escuchamos que había amenazas de un proceso de judicialización, sentimos que estábamos ante un golpe bajo, ya que en el peronismo las diferencias se resuelven por los votos”.

“La dureza del comunicado del PJ bonaerense fue por eso”, explicó al referirse al texto publicado desde el espacio que conduce el diputado Máximo Kirchner, en el que se anunció que aceptaba la propuesta del sector de Scioli para que las minorías tengan una representación del 30 por ciento en las listas electorales, pero acusó a esas filas de tener “problemas de cartel y abundancia de vanidades”.

El peronismo bonaerense sostuvo que el sector de Scioli y del presidente Alberto Fernández “rechazó” la propuesta que había formulado la cúpula del partido, junto a otros espacios aliados, sobre los pisos electorales para la distribución de la representación legislativa nacional, provincial y municipal que surja de las PASO del 13 de agosto.

En ese sentido, García dijo que “el comunicado del PJ provincia reveló lo que es el fin de esta etapa”, y señaló que desde el kirchnerismo y el massismo pretendían “discutir cosas de fondo, como planteó Cristina”, para ofrecerse como “alternativa electoral del país”

“Tenemos que discutir qué hacer con relación al pago al FMI y las consecuencias que ello genera. Hay que analizar la distribución del ingreso, porque la gente tiene empleo en blanco, pero no le alcanza”, remarcó.

“En todo momento, algunos de nosotros planteamos la inconveniencia de las PASO (primarias abiertas simultáneas y obligatorias) y la necesidad de tener un candidato único. En el medio, apareció una oferta electoral de la mano del Presidente que encabezan (el embajador en Brasil) Daniel Scioli y (la ministra de Desarrollo Social) Victoria Tolosa Paz y hasta ahí todo bien, pero hubo una amenaza de judicialización si no se aceptaban sus requerimientos”, prosiguió la dirigente.

Destacó que “ayer se constituyó el frente electoral y quiénes van a competir para representar ese frente” y señaló que cada espacio “determina cómo quiere integrar a su minoría (en las listas tras las PASO) y en qué lugares”.

“La propuesta de nuestro sector empezó siendo el 40% ya que para plantear un gobierno serio es entendible que quien vaya a gobernar tenga en su mayoría lo que mejor exprese representantes en la Cámara de Diputados”, señaló García y graficó haber presenciado “la fuga de 15 diputados”.

“Este es un momento en que el país está en crisis y vienen tiempos difíciles, por lo que es lógico que quien pretende gobernar elija a quienes mejor lo representen”, subrayó y expuso que “finalmente, producto de la insistencia y de las amenazas de judicialización se bajó a 30%”.

Reiteró luego que “lo de ayer es el fin de una etapa de negociación desagradable porque deberíamos haber ido con candidato único” pero manifestó que ahora comienza otra instancia en la que “se irá a las urnas y que la sociedad determine”.

“La dirigencia política no puede hablarse a sí misma, la preocupación no puede ser quién es el candidato o en qué lugar de la lista va. Cuando uno tiene vocación de triunfo, esas cosas no se discuten”, opinó García y finalizó: “nosotros vamos a comenzar esta campaña explicándole a la gente en bicicleta, en colectivo y en el subte hacia dónde tenemos que ir porque la sociedad está castigada”.

“Queremos que la gente tenga esperanza para el futuro, modificando esta realidad. No quedó enojo; cada uno ahora hará campaña ofreciéndole a la gente lo que piensa”, cerró.

genteba