Vecinos protestaron contra el Distrito del Vino por “apropiación del espacio público” en Devoto

Vecinos protestaron contra el Distrito del Vino por “apropiación del espacio público” en Devoto

Vecinos y vecinas del barrio de Villa Devoto realizaron esta noche una protesta en la feria organizada por el Gobierno porteño en el Distrito del Vino, en rechazo a la convocatoria de la que participaron referentes de bodegas y vinotecas al considerar que constituyó “una apropiación del espacio público”. (Télam) – (Foto: Fernando Gens)

Los manifestantes iniciaron el reclamo en la intersección de las calles Pareja y Mercedes, donde desplegaron carteles con las leyendas “No al Distrito del Vino” y “Basta de Destruir Devoto” y luego caminaron hasta el centro de la Plaza Arenales, en la cual transcurrió la feria que congregó a representantes del sector vitivinícola.

“Están destruyendo nuestro barrio, primero con el cambio del Código Urbanístico que habilitó edificios en una zona de casas bajas y ahora con el Distrito del Vino, que fue votado durante la pandemia y está convirtiendo a Devoto en un polo comercial y gastronómico donde todo vale”, dijo a Télam una de las vecinas que estuvo en la marcha.

Desde el grupo barrial coincidieron en que la organización de la feria causó “incomodidades” en los últimos días, entre ellas, la imposibilidad de circular y estacionar los autos por los cortes de calles al punto de afectar a una mujer que reside frente a la plaza y no pudo ingresar su vehículo hasta su domicilio para buscar a su hijo con una discapacidad motora.

(Foto: Fernando Gens)

La feria fue el lanzamiento oficial del Distrito del Vino porteño, una iniciativa del Ministerio de Desarrollo Económico junto a empresas del sector privado para potenciar el turismo y el comercio, a partir de la instalación de vinotecas, cavas y centros de cata, escuelas del vino y showrooms de venta.

Para los residentes de la zona, no obstante, el emprendimiento perjudicó la identidad barrial a partir de la cantidad de casas que fueron demolidas para dar paso a locales de gastronomía, así como también para nuevas edificaciones en altura destinadas a viviendas.

En ese marco, denunciaron, en diversos comunicados y posteos en redes sociales, que el Gobierno de la Ciudad adjudicó una contratación por más de 110 millones de pesos para el financiamiento de la realización de la feria, por lo que señalaron: “La fiesta la pagamos nosotros”.

En rigor, los vecinos y las vecinas de Villa Devoto, Villa del Parque y Paternal, que conforman el Distrito de Vino, manifestaron su rechazo al polígono destinado a potenciar la actividad vitivinícola desde su creación años atrás, luego de la sanción de una ley en la Legislatura.

genteba