Con críticas de todo el arco opositor, JxC aprobó el Presupuesto porteño del 2023 que prevé gastos por $ 2,154 billones

Con críticas de todo el arco opositor, JxC aprobó el Presupuesto porteño del 2023 que prevé gastos por $ 2,154 billones

La Legislatura porteña aprobó hoy, con los votos de los legisladores de Juntos por el Cambio (JxC), el proyecto de Presupuesto 2023 de la ciudad de Buenos Aires, que prevé gastos de $ 2,154 billones y que fue cuestionado por la oposición y por organizaciones sindicales que denunciaron ajustes en salud y educación, al tiempo que aumentaron las partidas para publicidad y propaganda.

Con 33 votos a favor -de Vamos Juntos, UCR-Evolución, Republicanos Unidos y Consenso Federal-, y 27 en contra -del Frente de Todos, la Izquierda y Libertad Avanza- quedó aprobado el presupuesto.

Durante la sesión, la legisladora del Frente de Todos (FdT) Claudia Neira dijo que el presupuesto del Gobierno porteño no prevé la “recomposición salarial” que demandan los médicos residentes de los hospitales porteños, que “cobran 120.000 pesos (mensuales) y hacen guardias de 24 horas que no son pagas”.

Neira también afirmó que a 15 años de gobiernos del PRO en la Ciudad, el sistema de salud porteño “está en crisis”.

Respecto a la estructura tributaria de la Ciudad, la legisladora dijo que mientras los impuestos sobre el patrimonio, como los inmuebles- descendieron “un 40%, desde 2008, aumentaron los que afectan a la actividad comercial y el consumo”, entre ellos Ingresos Brutos y el tributo sobre las compras con tarjetas de crédito.

Gabriel Solano, del Frente de Izquierda, señaló a su turno que el presupuesto aprobado hoy “convalida una política de ajuste contra los trabajadores”.

Y añadió que “la participación en el presupuesto del gasto en salud baja un punto porcentual” para el año próximo, y el gasto del Gobierno porteño para publicidad “aumenta en términos reales un 171%”.

Desde La Libertad Avanza, Ramiro Marra sostuvo que el Gobierno porteño “va a recaudar un 23% más que el año pasado y ni se le ocurre pensar en cómo bajarle los impuestos al contribuyente”.

“Lo único que piensa -añadió- es cómo va a hacer para gastar esa plata. En lugar de seguir realizando gastos inútiles e innecesarios podrían probar con aliviar un poco al sector privado que cada vez la pasa peor”.

Junto con el presupuesto, se aprobaron el Código Fiscal y la Ley Tarifaria del 2023, y una segunda ampliación de los gastos de este año.

genteba