Los usuarios de telefonía fija pueden elegir otro proveedor sin cambiar el número

Los usuarios de telefonía fija pueden elegir otro proveedor sin cambiar el número

El negocio de la telefonía fija en la Argentina ronda los $ 8.000 millones mensuales.

Es un derecho previsto desde el año 2000, pero que recién logró implementarse en esta gestión. El usuario debe comunicar su deseo de mantener el número expresamente a la empresa entrante, tal como lo hacen si cambian de firma de telefonía móvil.

Los usuarios de telefonía fija pueden en la Argentina desde el 18 de octubre cambiar de proveedor del servicio sin perder el número, un derecho de los consumidores previsto desde el año 2000 pero que recién logró implementarse en esta gestión.

Para un residencial mantener el mismo número telefónico es importante, pero más aún para aquellos comercios o pymes, que si se mudaban tenían que cambiar a otra línea telefónica.

Unas treinta empresas registradas como licenciatarios de servicios Tics, y que ya tenían numeración asignada por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), se registraron como “receptores” de números telefónicos, en cumplimiento de la resolución 1514 del mismo organismo.

El usuario que quiera cambiar de proveedor y mantener su número de teléfono fijo debe comunicarlo expresamente al operador receptor, es decir a la empresa entrante, tal como lo hacen si cambian de firma de telefonía móvil.

La resolución prevé en uno de sus anexos que el trámite para la modificación del prestador de servicio de telefonía fija tiene un plazo máximo de cinco días.

Entre las 30 empresas figuran firmas como Telecentro y Claro, y las propias prestadoras del servicio actual de telefonía fija tradicional, Telecom y Telefónica, ya que Telecom es incumbente en la zona norte pero entrante en la zona sur del país, y lo mismo ocurre con Telefónica que ahora puede ofrecer este servicio a los usuarios de zona norte.

El listado se completa con empresas de soluciones IP, cableoperadores, prestadores de internet y otros servicios, todas ellas con licencia de servicios Tics, tales como Llamada IP, CenturyLink, Citilan, IDT Argentina, Catel, Metrotel, Cablenet, IPlan, Gigared, y Cooperativa Mariano Acosta, entre otras.

Cada prestador receptor puede, por ahora, incorporar líneas fijas que estén en la zona donde opera.

“El administrador de Base de Datos publica al cierre del día todas las portaciones gestionadas, las concretadas y las en proceso. Al día siguiente el operador donante y/o el receptor tiene tres momentos para hacer cambios en cada portación”, explicó a Télam el vicepresidente de la comisión de Telefonía XP de la Cámara Argentina de Internet (Cabase), Ignacio Ribeiro.

El administrador de Base de Datos es la firma Administradora de la Portabilidad Argentina (APA) un joint venture entre las firmas E-Connected y Telmark.

El negocio de la telefonía fija en la Argentina ronda los $8.000 millones mensuales, y la experiencia en otros países es que en los primeros dos años las portaciones tienen un ritmo ascendente hasta ubicarse en una meseta al llegar al 5% de las portaciones móviles.

Para Ribeiro, las portaciones fijas en el mercado argentino “pueden llegar a las 10.000 mensuales en los próximos seis meses”, dado que “Argentina llega tarde con este proceso”; cuyo primer reglamento se elaboró en el 2018 pero no se implementó hasta esta gestión.

Cambios tecnológicos y más servicios

Aclaró que los cambios tecnológicos permiten sumar a la comunicaciones de voz otros servicios y comentó que “hubiera sido fantástico tener la portabilidad antes de la pandemia, porque cualquier negocio podría haber atendido los pedidos de los clientes desde un lugar físico distinto al local que estaba cerrado”.

Los “entrantes” o nuevos prestadores de telefonía fija ofrecen el servicio a través de distintas tecnología, pero lejos ya del par de cobre que llegaba a la casa del cliente y que medía las comunicaciones por pulsos.

Servicios de CRM, telefonía avanzada, mensajería desde líneas fijas, son algunos de los productos que “vienen detrás de los números fijos”, agregó.

Para llegar a este momento de implementación de la portabilidad fija en todo el país, los diferentes operadores, el administrador de base de Datos y las autoridades regulatorias, mantuvieron más de un año de discusiones tanto en las áreas técnicas como las de negocio.

La “modernización del sistema de interconexión de los operadores” para avanzar en la portabilidad, permitió en el proceso subsanar errores preexistentes a la portabilidad como por ejemplo la localización de itinerancia de un móvil que llama a un 0810.

Consultado por los equipos o teléfonos Ip, Ribeiro explicó que “la mayoría de los modems que conectan la fibra al hogar tienen el puerto para telefonía”, no obstante remarcó que cada operador entrante acuerda con su plan comercial la entrega de equipos en comodato, la venta o deja que sea el cliente quien se haga de los nuevos equipos.

“Hay equipos ya instalados y para el segmento corporativo hay teléfonos Ip, pantalla color, a gusto del cliente y con las implementaciones que la empresa decide ofrecer“, agregó.

De cara al futuro, Ribeiro explicó que aún quedan por determinar “la portabilidad geográfica” de modo que deje de haber prefijos que identifiquen la ubicación de la línea telefónica, y la “portabilidad de tipo o intermodal”, es decir poder mantener el mismo número si el consumidor elige pasar de un teléfono fijo a un móvil o viceversa. Télam

genteba