Para Caamaño, los fiscales de la causa Vialidad “utilizaron la AFI como auxiliar del Poder Judicial”

Para Caamaño, los fiscales de la causa Vialidad “utilizaron la AFI como auxiliar del Poder Judicial”

La exinterventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, consideró hoy que las visitas del fiscal Sergio Mola a la agencia durante el macrismo demuestran que “se la utilizó como auxiliar del Poder judicial” de forma regular y aseguró que “es una locura” que un fiscal acuda presencialmente a hacer un pedido.

“Durante el macrismo y de acuerdo a la ley de inteligencia de esa época, la AFI era auxiliar de la justicia de manera excepcional, pero no se cumplía, se la utilizaba casi como a la policía en general. Es una locura, que vaya un fiscal a la AFI, los pedidos se hacen con un escrito y tienen que estar fundados en una causa penal”, dijo Caamaño en declaraciones a radio 990.

Caamaño se refirió de esta manera a la revelación que publicó hoy el diario Página 12 que accedió, a través de un pedido de acceso a la información pública, a datos sobre las visitas del fiscal Mola a la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri.

Según Página/12, Mola no sólo ingresó a la Casa de Gobierno en junio de 2016, sino que tiene dos ingresos registrados a la sede de la AFI: uno el 22 de abril de aquel mismo año y otro el 15 de febrero de 2018.

Según Caamaño, si bien en ese momento, la Ley Federal de Inteligencia permitía a los funcionarios judiciales la utilización excepcional de la AFI para desarrollar su tarea, esto se realizaba a través de un pedido escrito y no requería bajo ninguna condición que se acudiese a la agencia.

La exinterventora de la AFI se refirió también a la decisión del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 que interviene en la causa por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz entre 2003 y 2015, que rechazó anoche todas las recusaciones que habían sido planteadas hacia algunos de sus integrantes y hacia los fiscales Diego Luciani y Mola.

Todas las recusaciones habían quedado planteadas ayer al mediodía tras una audiencia en la que las defensas de varios de los imputados expusieron los motivos por los cuales creían que la objetividad de los magistrados estaba en tela de juicio.

Las principales recusaciones fueron las planteadas contra el fiscal Luciani y el presidente del Tribunal, Rodrigo Giménez Uriburu, a quienes los imputados cuestionaban por haber compartido un equipo de fútbol denominado “la Liverpool” que, además, en más de una oportunidad fue a disputar encuentros deportivos a la quinta Los Abrojos, de propiedad de Mauricio Macri.

Para Caamaño, una parte del Poder Judicial está conformado por “un grupo de elite” que “juegan con el establishment y sienten que tienen impunidad y no les importa nada”.

“Esa corporación judicial es parte del lawfare junto a esos políticos. A se le suman los grupos de comunicación hegemónicos, los económicos concentrados, y antes a la AFI”, remarcó.

En cuanto al rechazo de los pedidos de recusación planteados por la defensa de la expresidenta Cristina Fernández, la exinterventora de la AFI sostuvo que “si vas a jugar a la quinta del expresidente y no aceptas que hay amistad manifiesta, entonces es enemistad manifiesta (hacia Cristina Kirchner)”.

Caamaño afirmó que, como ex fiscal, “ese juicio es una vergüenza” y que “más vergüenza le dan los jueces del lawfare”. Fuente: Télam

genteba