Rusia reduce el suministro de gas a Alemania en plena tensión por la guerra

Rusia reduce el suministro de gas a Alemania en plena tensión por la guerra

La empresa estatal Gazprom justificó la medida en la necesidad de realizar mantenimiento a una turbina, pero el hecho ocurre en medio de las tensiones por las sanciones de la Unión Europea al gobierno de Moscú.

La empresa estatal rusa Gazprom comenzó este miércoles a reducir el volumen de gas suministrado a Alemania a través del gasoducto Nord Stream, según datos publicados por el operador de la red, en una decisión que la firma atribuye a “motivos técnicos” pero que las potencias occidentales ven motivado por la guerra en Ucrania.

La reducción del flujo comenzó a partir de las 9 hora de Rusia (3 de Argentina) y según la empresa, el volumen diario de suministros del gasoducto que va por el mar Báltico pasará a 33 millones de metros cúbicos diarios, lo que supone alrededor del 20% de su capacidad, consignó la agencia de noticias Europa Press.

Gazprom justificó la medida ante la necesidad de realizar el mantenimiento de una turbina, pero el hecho ocurre en plenas tensiones entre el Kremlin y Europa por la guerra en Ucrania.

En ese marco, los Estados miembros de la Unión Europea (UE) llegaron el martes a un acuerdo para reducir su consumo de gas en un 15% entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023, y disminuir su dependencia del suministro ruso de cara al próximo invierno.

Hungría votó en contra de la propuesta que calificó de “inaplicable, injustificable, inútil, inaplicable y perjudicial”, según informó a la prensa el canciller húngaro, Peter Szijjarto.

El Gobierno húngaro fue el único Estado miembro de los Veintisiete que se opuso a la iniciativa, que terminó por adoptarse por mayoría relativa.

Previamente, el ministro de Energía luxemburgués, Claude Turmes, calificó el acuerdo alcanzado como “la mejor medida para reaccionar al chantaje del gas de (el presidente ruso, Vladimir) Putin”.

El mes pasado, Gazprom ya había reducido el volumen diario de gas por el Nord Stream, también bajo el argumento de tener que reparar un turbina, y hace unas semanas atrás directamente suspendió el suministro por unos diez días para “labores rutinarias de mantenimiento”. Télam

genteba