Suecia y Finlandia analizan hacer un pedido conjunto de ingreso a la OTAN

Suecia y Finlandia analizan hacer un pedido conjunto de ingreso a la OTAN

Suecia y Finlandia analizan una presentación conjunta, para mediados de mayo, de sus solicitudes de ingreso a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), algo que genera irritación y ha suscitado advertencias de Rusia.

Diarios de Estocolmo y Helsinki, las capitales noruega y finlandesa, respectivamente, dieron cuenta hoy de esa variante, en la que al parecer hay acuerdo, aunque ambos Gobiernos negocian sobre el tema.

El diario finlandés Iltalehti reveló que Suecia propuso que “los dos países expresen su intención de unirse” el mismo día y que Helsinki aceptó “siempre y cuando el Gobierno sueco haya tomado una decisión”.

Y el periódico sueco Expressen confirmó la información en base a fuentes del Ejecutivo.

Según Expressen, las solicitudes podrían presentarse en la semana que comienza el lunes 16, para cuando se prevé una visita a Estocolmo del presidente finlandés, Sauli Niinisto.

Los últimos sondeos señalan que el 68% de los finlandeses apoyan unirse a la OTAN, más del doble que antes de la invasión de Ucrania, y que solo el 12 por ciento se opone.

En Suecia los números son más parejos, pero también existe un apoyo mayoritario a unirse a la OTAN.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y su homóloga finlandesa, Sanna Marin, explicaban hace unos días que estaban estudiando la posibilidad de sumarse a la Alianza Atlántica porque la reciente invasión rusa de Ucrania ha cambiado “el panorama de seguridad” de Europa y “ha cambiado drásticamente el punto de vista”.

Marin dijo entonces que decidirían su posible adhesión a la OTAN “bastante rápido, en semanas, no meses” pese a que la medida parece disgustar a Rusia, con quien comparte una frontera de 1.300 kilómetros.

Andersson, por su parte, defendió la necesidad de “prepararse para cualquier tipo de acción de Rusia” porque “todo ha cambiado” desde la invasión rusa de Ucrania.

Rusia advirtió reiteradamente a ambos países sobre eventuales consecuencias si finalmente se unen a la OTAN y amenazó con “restablecer el equilibrio militar” reforzando sus tropas en el Báltico e incluso desplegando armamento nuclear.

Suecia y Finlandia son oficialmente estados neutrales desde el punto de vista militar, pero están vinculados a la OTAN, participan en maniobras y comparten información de inteligencia desde 1995, cuando se unieron a la UE.

Precisamente la OTAN seguirá coordinando su respuesta a la invasión rusa de Ucrania en una reunión informal de ministros de Relaciones Exteriores prevista para el 14 y 15 de mayo en Berlín, en un encuentro que encabezará el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

La jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, ya adelantó en un reciente viaje a Bruselas la intención de convocar una reunión informal a nivel de ministros para coordinar la respuesta aliada a la guerra en Ucrania.

La OTAN confirmó hoy esas negociaciones de dos días, que arrancará con una cena de trabajo el sábado 14 y concluirá al día siguiente, con dos sesiones consecutivas de trabajo y un encuentro de Stoltenberg y Baerbock ante la prensa. Fuente: Télam

genteba