“Los pobres que gastan una mayor parte en alimentos serán los más afectados”, señaló Kristalina Georgieva

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que los precios de los alimentos alcanzaron un nuevo récord mundial a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania, y que los pobres serán los más afectados por la creciente inflación global.

“Los precios mundiales de los alimentos, que ya estaban en máximos históricos (un aumento del 23 % el año pasado), han alcanzado nuevos máximos desde que comenzó la guerra en Ucrania”, advirtió Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, a través de su cuenta de Twitter.

“Los pobres que gastan una mayor parte en alimentos serán los más afectados; el impacto de los precios repercutirá en todo el mundo y aumentará la inflación en todas partes”, escribió la titular del Fondo.

El FMI midió el impacto de los alimentos en el índice de precios al consumidor de naciones avanzadas y en desarrollo.

Los resultados dieron que, mientras que para las economías avanzadas la participación de los alimentos representa aproximadamente el 17% del total del índice que mide los precios al consumidor, para las regiones más pobres de África alcanza el 50%, con lo que concluye que el alza de precios será mucho más pronunciada en los países más pobres.

En tanto que en América Latina los precios de los alimentos representan cerca de un 23% en la canasta en los precios al consumidor, precisó el organismo, lo cual demuestra un fuerte impacto en los sectores de menores recursos. Télam

genteba