Alberto Fernández destacó que “mantener viva la memoria es hacernos un mejor país”

En el Espacio Memoria y Derechos Humanos -exESMA-, el Presidente participó de la ceremonia de traspaso de la Secretaría Ejecutiva del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur, organismo que estará a cargo de Remo Carlotto. (Foto: Presidencia)

El presidente Alberto Fernández destacó este miércoles la necesidad de “seguir manteniendo viva la memoria de la tragedia que los pueblos vivieron” durante la dictadura militar y reafirmó el compromiso de su gobierno de “poner en vigencia esa memoria, reconstruirla y ponerla frente a las nuevas generaciones para no repetirlas”.

Así lo afirmó al participar, en el Espacio Memoria y Derechos Humanos -exESMA- de la ceremonia de traspaso de la Secretaría Ejecutiva del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (Ippdh), a través de la cual el actual representante especial para Derechos Humanos en el ámbito internacional de la Cancillería argentina, Remo Carlotto, asumirá la gestión del organismo.

La Secretaría Ejecutiva del organismo es responsable de la gestión técnica, administrativa, financiera y patrimonial del Instituto de políticas públicas, y es dirigida por una persona oriunda de alguno de los estados parte del Mercosur quien, a su vez, es designada por el Consejo del Mercado Común (CMC) por un período de dos años.

El Ippdh fue creado en 2009 en el marco del bloque regional con el objetivo de contribuir al fortalecimiento del Estado de Derecho en los distintos países que lo integran, y consolidar los derechos humanos como parte fundamental de la identidad y el desarrollo de ese organismo.

En el acto, el mandatario abogó también por “terminar con la desigualdad de la mujer” y remarcó la necesidad de “igualar su participación no solamente en la proporcionalidad en los cargos públicos y la función ejecutiva” sino también “fundamentalmente en lo cotidiano”.

“Tenemos que hacer que de una vez por todas podamos igualar a la mujer y al hombre, no solamente para que tengamos proporcionalidad en los cargos públicos electivos o en los cargos de la función ejecutiva sino fundamentalmente en lo cotidiano”, planteó Fernández.

“No es posible que exista la discriminación por género. Esto es parte de las políticas públicas en nuestro país que nos gustaría compartir con todos los demás miembros del Mercosur”, insistió el Presidente, al participar en la exESMA de la ceremonia de asunción de Remo Carlotto como secretario Ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (Ippdh).

Estela de Carlotto estuvo presente en el acto. Con ella, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. (Foto: Pepe Mateos)

En otro tramo de su discurso, el jefe de Estado se refirió a la historia de Carlotto, exdiputado nacional e hijo de Estela de Carlotto –presente en el acto-, titular de las Abuelas de Plaza de Mayor, quien en la última dictadura militar sufrió la desaparición de su hija Laura Estela.

Fernández, en paralelo, destacó hoy la necesidad de “seguir manteniendo viva la memoria de la tragedia que nuestros pueblos vivieron” durante la dictadura militar y reafirmó el compromiso de su gobierno de “poner en vigencia esa memoria, reconstruirla y ponerla frente a las nuevas generaciones para no repetirlas”.

El Presidente agradeció la labor desempeñada por la antecesora de Carlotto, Ariela Peralta, de Uruguay, y reflexionó que a ella le tocó un “tiempo difícil como a mí” debido a la pandemia por coronavirus y “debimos preservar la salud”.

“Valoro mucho su trabajo porque lo he padecido este tiempo, lo valoro el doble entonces”, dijo y remarcó el “enorme desafío por delante” que tiene Carlotto a partir de ahora.

Fernández apuntó que un objetivo del Instituto es “seguir manteniendo viva la memora de la tragedia de nuestros pueblos”.

Por eso, indicó que “mantener viva la memoria es hacernos un mejor país, una mejor sociedad y es parte de la política poner en vigencia permanentemente esa memoria frente a las nuevas generaciones para no repetirlas”.

“La forma de evitar que se reviva es precisamente mantener activa la memoria colectiva. Y es parte de los desafíos que tenemos”, enfatizó.

Foto: Presidencia

Asimismo, señaló que “tenemos el desafío de terminar con cualquier forma de discriminación en la región y también de promover la igualdad, de terminar la discriminación de cualquier tipo, por sexo, por género, por raza”, remarcó.

“Tenemos la obligación de hacer parte de la ciudadanía a las comunidades originarias y es un trabajo que hay que impulsar desde el Mercosur”, agregó.

Asimismo, insistió en que “por sobre todas las cosas tenemos la obligación de terminar con la desigualdad de la mujer” porque “en el siglo 21 no es posible que exista la discriminación por género”.

“Esa es una tarea que nos compete impulsar mucho. Hay que poner a la mujer en el lugar que se merece en el siglo 21 porque la mujer hoy es una parte esencial de la sociedad argentina y también de la sociedad en el mundo”, reafirmó.

Fernández postuló en consecuencia que la mujer “debe ocupar los lugares centrales a hora de regir los destinos del país y es parte de las políticas públicas que impulsamos y nos gustaría compartir con los demás miembros del Mercosur”.

“Hoy un lugar a ocupar en una empresa privada donde se discute si entra una mujer o entra un hombre se tiende a elegir al hombre, y si se elige a la mujer, se la mal paga, se le paga peor. Eso no es posible que siga ocurriendo”, describió el jefe de Estado.

En esa dirección, le dijo a Carlotto que “es un enorme desafío, poner el problema de la igualdad de los géneros en la mesa del Mercosur y hacer que igualemos, que es dar más derechos, ampliar los derechos”.

Fernández puntualizó que las “mejores sociedades son las que amplían los derechos a sus ciudadanos y nosotros tenemos que aspirar a ser la mejor sociedad del mundo”.

Foto: Presidencia

Al respecto, mencionó que “lo fuimos cuando tuvimos la educación, la universidad y la salud pública gratuitas y cuando le dimos derechos a los trabajadores y le dimos aguinaldo y vacaciones pagas”.

“Si nos animamos a eso debemos animarnos a más”, puso de relieve el jefe de Estado.

En ese sentido, Fernández dijo que “igualamos a los que llegaron como inmigrantes como a los que la ocupaban originalmente”.

“Estoy seguro que Remo -manifestó-, quien ha padecido en carne propia el dolor de la violencia y el terrorismo de Estado, y sabe de la lucha de las Abuelas y las Madres que son un ejemplo permanente, y de los Hijos, que nunca debemos porque capaces de enfrentar a la peor dictadura y nunca le doblaron el brazo”.

“Son nuestra bandera en esta lucha que debemos hacer que sea bandera de uruguayos, paraguayos y brasileños, y de todos los pueblos del mundo que quieren, como nosotros, vivir en una sociedad más igual y más inclusiva”, finalizó Fernández. Télam

genteba