“Con presos y presas políticas, no hay democracia sana”, dijo Cabandié

“Con presos y presas políticas, no hay democracia sana”, dijo Cabandié

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié, reclamó hoy la libertad de la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala, quien el pasado domingo cumplió seis años detenida, y advirtió que “con presos y presas políticas, no hay democracia”.

“Desde 2016 Milagro Sala es una presa política de la justicia de Jujuy”, recordó Cabandié a través de un mensaje en su cuenta de Twitter y reclamó que “la Corte Suprema hace casi dos años que tiene el recurso de queja de la defensa de Milagro, en la causa por la que sigue con prisión preventiva”.

En una entrevista con AM 750 esta mañana, Milagro Sala apuntó que “la Gestapo sigue vigente en Jujuy porque siguen avanzando contra los compañeros, pero no se puede permitir y que nadie haga nada”.

Por otra parte, el abogado de la dirigente, Luis Paz, señaló las irregularidades del juicio oral y público y declaró que “están esperando el dictamen del expediente que “se encuentra en poder de la Corte Suprema de Justicia desde 2020”.

“Dos años de parálisis del expediente denota la gravedad institucional que vive la República Argentina con poderes judiciales, tanto nacional como provinciales, amañados al poder político de turno”, señaló esta mañana Paz en diálogo con FM La Patriada.

En ese marco, el ministro Cabandié concluyó en su tuit: “con presos y presas políticas, no hay democracia sana”.

Este domingo, al cumplirse seis años de la detención en Jujuy de Milagro Sala, organismos de derechos humanos, gobernadores, ministros del Gobierno nacional y diputados y senadores del Frente de Todos (FdT) reclamaron en una solicitada la libertad de la líder de la Tupac Amaru.

“Una vez más nuestra profunda preocupación y nuestro total repudio ante la persecución y el hostigamiento que viene sufriendo Milagro Sala, quien este domingo cumple 6 años de prisión arbitraria e ilegal”, expresaron los firmantes.

Y añadieron, entre otros conceptos, que el caso de la líder de la Tupac Amaru “se constituyó en el laboratorio de lo que fue el lawfare en Argentina y que implicó una verdadera asociación ilícita promovida con recursos del Estado para perseguir y encarcelar a dirigentes políticos, sociales y sindicales, como se evidencia cada día con mayor fuerza en nuestro país, con los hechos que salen a la luz pública”. Fuente: Télam

genteba