La insoportable impunidad del poder: manifestantes reclamaron frente al Palacio de Tribunales “un Poder Judicial que no sume más descrédito”

La insoportable impunidad del poder: manifestantes reclamaron frente al Palacio de Tribunales “un Poder Judicial que no sume más descrédito”

Organizaciones gremiales y políticas reclamaron hoy “un Poder Judicial que funcione” y una Corte Suprema “cuyos miembros no sumen descrédito” en una manifestación que ocupó hoy la porteña Plaza Lavalle, frente al Palacio de Tribunales, donde también se escucharon consignas a favor de una justicia “que se parezca a su pueblo”. Foto: Leo Vaca

Banderas de la CTA Autónoma y de los Trabajadores, de la Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines (Fatica), y el Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraju), entre otras organizaciones, vistieron las rejas de la plaza y rodearon a los manifestantes que exigieron la “reconstrucción de la Corte Suprema” bajo el sol arrasador de la tarde.

“El pueblo necesita un Poder Judicial que funcione y para que esto pase se requiere una Corte Suprema cuyos miembros no sumen descrédito y tengan como principal interés la custodia de los derechos de la sociedad, con representación real”, expresaron en un comunicado que leyeron en nombre de todas las agrupaciones convocantes frente al Palacio de Tribunales, ubicado sobre Talcahuano al 500, en el centro porteño.

En ese sentido, Natalia Salvo, una de las convocantes al evento y parte de la Corriente de Abogadxs Laboralistas 7 de Julio, aseguró a Télam que los argentinos tienen una “Corte Suprema sin legitimidad, que le da la espalda al pueblo y es absolutamente corporativa”.

“Incluso sus integrantes aceptaron ingresar con un mecanismo contrario a la Constitución Nacional y que tuvo una complicidad ideológica por acción u omisión muy importante con la última gestión de 2015 a 2019”, marcó Salvo.

En ese sentido, afirmó que el funcionamiento de presuntas “mesas judiciales” del anterior Gobierno de Cambiemos “no está divorciado de las herramientas de armado de causas, de persecución y de espionaje ilegal”, sino que por el contrario “eran herramientas para poder realizar políticas de distribución regresiva del ingreso, donde la última garantía del Poder Judicial, que es la Corte Suprema, tuvo una complicidad fundamental”.

“Pedimos la renovación y ampliación de esta Corte, hay cuatro cortesanos que no tienen perspectiva de género, también tienen una visión capitalina antifederal. Estos cortesanos definen sobre el destino y los derechos de 45 millones de argentinos y argentinas”, destacó la abogada.

Y recordó que hoy también se cumplen “20 años de la primera marcha del 28 de diciembre de 2001, donde se reclamaba la remoción de los integrantes de la Corte de la mayoría automática”.

Foto: Leo Vaca

“La movilización popular es otra de las dimensiones de la reforma judicial, junto con las reformas legislativas. El pueblo cuando hace carne de este eco que está percibiendo que el Poder Judicial no funciona, logra transformar la realidad”, concluyó.

Por su parte, el referente de la Corriente Federal Trabajadores-CGT, secretario general de la Federación del Cuero y del Sindicato de Obreros Curtidores, y ex diputado nacional por el Frente de Todos, Walter Correa, aseveró: “Estamos ante la presencia de una monarquía judicial que impera en contra de los intereses de los trabajadores y las trabajadoras”.

“La monarquía judicial nunca abrazó el proceso democrático y por eso representa a la oligarquía criolla, a los poderosos. Por eso aportamos acá nuestro granito de arena y somos parte de esta movida que entendemos que es justa y necesaria, y tiene que ser un disparador para generar conciencia en nuestro pueblo”, añadió en diálogo con Télam.

Además, se refirió a los videos con polémicas declaraciones del exministro de Trabajo de la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal, Marcelo Villegas, quien, ante otros funcionarios y empresarios, confesó: “Si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”.

“Es lo que se hacía en la dictadura militar. La asociación ilícita de sectores de mucho poder, tanto empresarios como el Estado, para sistematizar la tortura, desaparición, secuestro y asesinato de muchos compañeros y compañeras, porque de los 30 mil, el 62% eran laburantes”, reflexionó Correa.

Los manifestantes convocados en la plaza sostenían carteles con las inscripciones: “Fuera los corruptos de la Corte Suprema”, “fuera mafia” y “supremos corruptos, reforma judicial ya”.

Adhirieron al acto el Frente de Abogadxs Populares, la Asociación Civil Nace un Derecho, Sitraju, ATE Capital, la Corriente de Abogadxs Laboralistas 7 de Julio, CTA ,Abogados Solidarios, La Cámpora Derecho, UPJET, entre otras.

También varias figuras públicas se hicieron eco de esta convocatoria, entre ellas, Mara Ruiz Malec, ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires; Héctor Recalde, abogado laboralista y el abogado Andrés Albor.

Recalde manifestó su “total y absoluta adhesión al acto, que de ninguna manera pueda interpretarse como extensivo a la actual composición” de la Corte. Fuente: Télam

genteba