Télam trabajará junto al Comité Nacional para la Prevención de la Tortura

Télam trabajará junto al Comité Nacional para la Prevención de la Tortura

La presidenta de Télam, Bernarda Llorente, y el Presidente de la CNPT, Juan Manuel Irrazábal firmaron el convenio. (Foto Florencia Downes)

La Agencia nacional de Noticias, mediante sus corresponsalías en todo el territorio argentino, dará especial cobertura y difusión a temas vinculados a la prevención de la tortura y el maltrato a las personas privadas de su libertad.

La agencia Télam y el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) firmaron un convenio de vinculación institucional para desarrollar acciones conjuntas en materia de difusión, con el objetivo de promover y difundir noticias vinculadas a maltrato, tratos inhumanos o degradantes y penas crueles a personas privadas de su libertad.

El convenio fue firmado por la presidenta de la Agencia Nacional de Noticias, Bernarda Llorente, y el Presidente de la CNPT, Juan Manuel Irrazábal. Del encuentro formaron parte también Martín García, coordinador de comunicación de la CNPT, Silvina Irrazábal, directora de mecanismos locales de la CNPT, Sofía Darú, directora de asuntos legales de la CNPT, y Daniela Basso, Gerenta de Relaciones Institucionales de Agencia Télam.

Las acciones previstas bajo este acuerdo comprenderán, entre otras, el intercambio de información, experiencias y desarrollo de actividades de monitoreo, investigación, capacitación y asistencia técnica de temas vinculados con el maltrato, la tortura y los Derechos Humanos.

Se prevé el intercambio de información, experiencias, investigación, capacitación y asistencia técnica (Foto Florencia Downes)

Argentina es parte de un convenio internacional de la Organización de las Naciones Unidas que sienta bases en torno a los estándares elementales y los protocolos en el tratamiento de personas privadas de la libertad, una de las bases sobre la que trabaja la CNPT.

En el intercambio entre ambas instituciones se dialogó sobre la importancia de visibilizar y difundir la situación que atraviesan las personas privadas de su libertad, con el fin de aportar a la garantía que cualquier persona, ya sea en libertad o detenida, debe tener en términos de Derechos Humanos.

“En esta etapa, el Estado argentino entendió que es importante respetar los derechos humanos en todas las dimensiones y ámbitos. Nosotros buscamos mejorar la conciencia de nuestro pueblo sobre la percepción de situaciones que nos duelen y que sentimos injustas, pero que se tienen que transformar desde el amor y la pasión, no desde el odio y el rechazo al otro”, explicó a Télam Juan Manuel Irrazábal, presidente de la CNPT.

Otro de los temas centrales en el intercambio entre Llorente e Irrazábal es el rol de los medios a la hora de construir bases y sentidos en torno a la realidad en la que viven las personas privadas de su libertad.

“La difusión que pueda hacer Télam es muy importante para ayudar a mejorar los niveles de consciencia social. Hay un discurso mediático hegemónico que se afianza en una visión social, que se retroalimentan mutuamente. Es un espiral con una escalada permanente, que va viralizando una percepción de las realidades y la conclusión sobre qué hacer con esas realidades. Esas conclusiones siempre llevan al descarte, al rechazo, a la eliminación del otro. Ese espiral no lleva a otra cosa que al perjuicio de la sociedad entera”, dijo Irrazábal.

Llorente: “Comunicar con rigurosidad y veracidad en estos temas es un gran desafío para la Agencia” (Foto Florencia Downes)

El desafío que tiene la CNPT en esta segunda parte del 2021 en que comenzamos a salir de la pandemia, es dejar instalado en todo el territorio argentino un sistema nacional de prevención que integra actores del Estado, entes públicos y sociedad civil en la tarea de prevención de toda forma de tortura, malos tratos, tratos crueles o inhumanos en todos los lugares de encierro.

Esto incluye no solamente los penales, sino también los centros para personas con adicciones, centros de atención de salud mental, geriátricos. “El gran desafío es que los actores de estos espacios puedan romper los muros y permitan que la gente que vive allí viva lo más dignamente posible”, finalizó Irrazábal.

En América Latina, la situación de la mayor cantidad de penales es de sobrepoblación o hacinamiento generalizado. Uruguay, por ejemplo, está realizando una prueba de modelo de “cárcel a puertas abiertas”, que pretende que el lugar se parezca menos a una prisión y más a la vida en libertad.

“El cumplimiento real de los Derechos Humanos de las personas privadas de su libertad es un tema fundamental para cualquier sociedad que pretenda ser justa; en América Latina en general esta situación es muy desigual. Por eso, comunicar con rigurosidad y veracidad en estos temas es un gran desafío para la Agencia”, concluyó Bernarda Llorente.
Fuente: Télam

genteba