Llorente abogó “por un periodismo de datos, veraz y democrático” en la IV Cumbre Mundial de Medios

Llorente abogó “por un periodismo de datos, veraz y democrático” en la IV Cumbre Mundial de Medios

La presidenta de Télam, Bernarda Llorente, convocó a “poner la oferta digital al servicio de todos los ciudadanos y ciudadanas” y a desarrollar un “periodismo de datos, nacional, veraz y democrático, que se adapte y potencie sin perder capacidad de análisis”, al exponer en la IV Cumbre Mundial de Medios que se realizó hoy en Beijing con la participación por videoconferencia de 50 empresas informativas de 30 países. (Por Martín Piqué –

A través de la plataforma Zoom, Llorente advirtió que la innovación tecnológica coexiste con una “brecha de desigualdad” en muchas sociedades, por lo que llamó a instaurar “la conectividad como un derecho humano”, y por otro lado propuso una “circulación más directa de contenidos entre las naciones” para “evitar la intermediación de grandes grupos concentrados y oligopolios mediáticos”.

Sobre el impacto de la pandemia en los medios, señaló que “la emergencia sanitaria dio un renovado impulso a los procesos de digitalización”, lo que provocará “cambios permanentes y profundos” en la actividad, mientras que en la práctica cotidiana del periodismo consideró prioritario “trabajar activamente contra las noticias falsas, imprecisas y poco confiables para evitar especulaciones y vacíos de información”.

En el marco de una jornada que reunió a decenas de medios del mundo, entre ellos la agencia Xinhua -organizadora-, Asociated Press, AFP, China Media Group, Reuters, Prensa Latina, EFE, Yahoo Finanzas, ANSA, Folha de San Pablo y la red social VK de Rusia (Vkontakte, fundada en 2006), la presidenta de Télam llamó a “adaptar el lenguaje”, “ampliar los contenidos” y “ser sensibles” frente a las cuestiones de género y ambiente, al igual que con las demandas de los jóvenes.

El foro se desarrolló este lunes (para la Argentina, por la diferencia horaria, comenzó el domingo a la noche), consistió en discursos de hasta 8 minutos más un plenario de cierre y se organizó en torno a cinco ejes: el impacto de la digitalización, la labor periodística durante la pandemia, su rol a nivel global, la sostenibilidad económica de los medios a partir de los cambios en el modo de leer noticias y la cooperación internacional.

Ese fue el temario que abordaron representantes de agencias de noticias, diarios con versión impresa y digital, portales de Internet, plataformas y redes de China, Francia, España, Italia, Estados Unidos, Japón, Rusia, Corea del Sur, El Salvador, Argentina, Brasil, Cuba, Vietnam, Malasia, Egipto y Kazajistán, entre otros países.

En el plenario de clausura, el director ejecutivo de AFP, el francés Fabrice Fries, planteó que “la inundación de noticias falsas dificulta la gestión de la crisis sanitaria” y exhortó a “combatir la desinformación”, que es -dijo- “una gran amenaza para las democracias”, y entonces contó que esa agencia dispone de “una red de verificadores de hechos con más de 100 verificadores que trabajan en 40 países”.

Por Asociated Press, la británica Daisy Veerasingham (con ascendencia en Sri Lanka) estimó como un problema muy grave que “la pandemia se politizó rápidamente”, en particular en EEUU, y definió los primeros meses de la Covid-19 como una “una época terrible”, que obligó a “cambiar métodos de trabajo de la noche a la mañana” para que “todos los reporteros estuvieran on line” y se entrenaran en el uso de equipos de “protección personal”.

También se refirieron a la práctica de verificación de noticias la estadounidense Sue Brooks, directora de proyectos de desarrollo de la agencia Reuters, con sede central en Gran Bretaña, y su colega ruso Mikhail Petrov, de la agencia TASS, quienes coincidieron en la necesidad de prevenir la desinformación y dieron detalles de iniciativas impulsadas por ambos medios.

Desde Brasil, el director comercial de Folha de San Pablo, Marcelo Benez, analizó el proceso de diversificación de los medios gráficos en su tránsito hacia lo digital, y entonces se detuvo en los números que exhibe el diario paulista, al que definió como “el periódico con mayor circulación” en su país y “uno de los 15 con más suscripciones” del mundo.

También expusieron los directivos de la agencia italiana ANSA y de la española EFE, Stefano de Alessandri y Gabriela Cañas -primera mujer en presidir la agencia pública de España-, en cuyos discursos apareció el debate por la incorporación de la inteligencia artificial al periodismo con el objeto de “eliminar la parte rutinaria del trabajo” y sostener sólo “lo creativo”.

Cañas también mencionó la búsqueda de “nuevas narrativas” en pos de la calidad y dijo que EFE entró a la red social TikTok para fortalecer su vínculo con los jóvenes, aunque en paralelo advirtió que el ecosistema digital produce “un exceso de información con consecuencias nefastas”, que “daña a los medios rigurosos”, entre los que incluyó a la agencia española, a los que valoró por “generar contenidos de manera veraz y contrastada”.

Otros testimonios reflejaron la dimensión del avance digital en la labor periodística, como los que dieron Liu Jian, de Xinhua Net, y Chen Kaixing, de Xinhua, quienes contaron que ese medio cuenta con “una sala de presentación (de noticias) con realidad híbrida”, tiene su propia ‘nube’ de almacenamiento y avanza en la “ingeniería de datos”, mientras apela a la inteligencia artificial para que los usuarios elijan a su “presentador (virtual) preferido”.

En cuanto a la estructura de los medios, el japonés Katsuhiko Sakai, director de la agencia de noticias Jiji Press, creada en noviembre de 1945 tras la Segunda Guerra, sorprendió con las particularidades de ese proyecto, al que definió como “una empresa privada, con fines de lucro” aunque con la salvedad de que “el 100% de las acciones están en manos de los empleados”.

Cuando el temario giró hacia la economía, el periodista estadounidense Andrew Serwer, de Yahoo Finanzas, aseguró que el mundo está viviendo un “superciclo de precios altos de los productos básicos” potenciado por la reactivación post-pandemia, y vaticinó un alza de la inflación a nivel global para los próximos “tres o cuatro años”, que incluirán “un infierno” -así lo definió- “en el suministro de los combustibles fósiles”.

Única expositora por Argentina, Llorente mencionó en su mensaje algunas acciones de Télam en tiempos de pandemia, como la creación de Confiar, plataforma para combatir las “fake news”, a la que describió como “una herramienta de verificación al alcance del público general para combatir la infodemia que la pandemia aceleró”. Télam

genteba