10 de junio: políticas de Estado para recuperar las Malvinas

“El Reino Unido sigue teniendo los mismos intereses que cuando invadió las Islas: llevarse las riquezas y controlar geopolíticamente el estratégico paso bioceánico”, opinó el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería.

Daniel Filmus
Por Daniel Filmus

Filmus: “Los derechos de soberanía de la Argentina sobre las Islas siguen teniendo la misma legitimidad”.

El 14 de noviembre de 1973 el Congreso Nacional aprobó la Ley 20.561, que fija el 10 de junio como el “Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico”. El texto indica que en los ámbitos educativos se realicen “clases especiales y conferencias en las que se señalarán los antecedentes históricos, la legitimidad de los títulos argentinos y la forma en que ella se ejercita en el sector austral”. El 29 de mayo de 1974, el presidente Juan Domingo Perón decretó que a las 11hs de ese día en todos los edificios y dependencias públicas y embajadas de nuestro país se procedería “a realizar un acto alusivo de reafirmación de la soberanía”.

Nuestra Nación y nuestro pueblo conmemoran un hecho de enorme trascendencia para el país y para nuestros derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas. El 10 de junio de 1829, con la firma del gobernador de Buenos Aires, Martín Rodríguez, se crea la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos, se designa en el cargo a Luis Vernet y se le encomienda “…hacer observar por la población de dichas Islas las leyes de la República y cuidar en sus costas la ejecución de reglamentos sobre pesca de anfibios”.

Si bien desde 1810 la Argentina ejerció de manera permanente sus derechos en esta región, la creación de la Comandancia es quizás el acto más significativo en cuanto al ejercicio efectivo de la soberanía sobre esos territorios. Recordemos como antecedente que el año pasado conmemoramos los 200 años del primer izamiento de la bandera argentina en las Islas por disposición del gobierno de Buenos Aires. La toma de posesión de Vernet en agosto de 1829 es relatada con detalle por su esposa en su diario: “…a las 12 se reunieron todos los habitantes, se enarboló la bandera nacional, a cuyo tiempo se tiraron veintiún cañonazos, repitiéndose sin cesar vivas a la patria…”.

Uno de los objetivos principales de esta decisión era comenzar a controlar, a través de una normativa específica, la pesca furtiva que realizaban principalmente buques de bandera británica, francesa y estadounidense. Las riquezas pertenecientes a nuestro país que se llevaban estos barcos eran enormes. Por no cumplir con las normas impuestas por nuestro país, Vernet apresó en 1831 a tres barcos pesqueros norteamericanos. Ello provocó que Estados Unidos enviara la Corbeta USS Lexington a atacar Puerto Soledad y destruir gran parte del poblado. Por razones similares, la corona británica ocupó por la fuerza las Malvinas en 1833 y desalojó, a pesar de la resistencia que encontraron, a la población argentina que allí vivía. A partir de ese momento el Reino Unido no sólo usurpa nuestro territorio, sino que expolia ilegal e ilegítimamente la inconmensurable riqueza que poseen esas zonas australes. También esa ocupación ilegal es utilizada como argumento por los británicos para reclamar la soberanía sobre una importante parte del Sector Antártico Argentino.

Filmus: "La ocupación ilegal es utilizada como argumento por los británicos para reclamar la soberanía sobre una importante parte del Sector Antártico Argentino".Filmus: “La ocupación ilegal es utilizada como argumento por los británicos para reclamar la soberanía sobre una importante parte del Sector Antártico Argentino”.

Después de 192 años de la creación de la Comandancia Política y Militar de Malvinas, los derechos de soberanía de la Argentina sobre las Islas siguen teniendo la misma legitimidad, la misma fuerza y el mismo consenso entre las naciones de América Latina y del mundo.

Y tras 188 años de la usurpación británica, Reino Unido sigue teniendo los mismos intereses que cuando invadió por la fuerza las Islas: llevarse las riquezas que pertenecen a los 45 millones de argentinos/as, controlar el geopolíticamente estratégico paso bioceánico, aspirar a la soberanía en nuestro Sector Antártico y consolidar una base militar que protege su ambición colonial y representa una amenaza armada para toda la región.

Nuestro país no ha consentido la usurpación británica y ha protestado ininterrumpidamente contra este acto violatorio del derecho internacional. De igual modo, ha mantenido imperturbable el objetivo irrenunciable de recuperar el ejercicio efectivo de la soberanía sobre las Islas. En esa dirección el presidente Alberto Fernández ha vuelto a colocar la causa Malvinas en el centro de la política exterior de la Argentina y ha procurado generar los consensos políticos y sociales para avanzar en estrategias que fortalezcan el reclamo de soberanía y que promuevan el desarrollo económico a partir de integrar el territorio y las riquezas que nos pertenecen en el Atlántico Sur.

Por eso, este 10 de junio, nos comprometemos a seguir trabajando para construir políticas de Estado tendientes a lograr que el Reino Unido se avenga a retomar el diálogo bilateral. Diálogo que, como ha exhortado las Naciones Unidas en su Resolución 2065, es el único camino para terminar con el colonialismo y recuperar el ejercicio de la soberanía en nuestras Islas Malvinas. Fuente. Télam

genteba