ACIJ solicitó a la justicia que ordene al Gobierno porteño asegurar la conectividad y dispositivos a estudiantes que no pueden sostener la presencialidad en las aulas

ACIJ solicitó a la justicia que ordene al Gobierno porteño asegurar la conectividad y dispositivos a estudiantes que no pueden sostener la presencialidad en las aulas

La justicia porteña debe exigirle al Estado que asegure conectividad y dispositivos a estudiantes que no pueden sostener la presencialidad en las aulas.

A más de un año de iniciada la acción judicial y a más de cuatro meses de presentada una nueva medida cautelar, ACIJ solicitó a la justicia que ordene al gobierno porteño tomar las medidas necesarias para garantizar la conectividad de aquellas niñas y niños que no pueden sostener la presencialidad escolar.

El 11 de mayo, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) presentó un escrito en el Juzgado de 1ra instancia en lo contencioso administrativo y tributario nº 14 solicitando que se resuelva una medida cautelar, pendiente desde el mes enero, que busca garantizar el derecho a la educación en la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la crisis sanitaria actual.

La causa tramita desde mayo del año pasado, cuando ACIJ exigió judicialmente al gobierno porteño que brinde conexión a internet y dispositivos tecnológicos para que la totalidad de alumnas y alumnos de la Ciudad tengan los mismos derechos y accedan sin discriminación a la educación.

Si bien durante 2021 el Gobierno de la Ciudad viene sosteniendo la presencialidad como modalidad educativa, ésta es sólo parcial. En un contexto en el que el casi la mitad de las y los estudiantes de barrios populares de CABA no cuentan con una computadora en su hogar ni tienen acceso a internet (1), el GCBA omite adoptar políticas integrales de conectividad y brindar soluciones dirigidas a quienes no pueden sostener las instancias de presencialidad.

En concreto, el gobierno porteño no ha tomado medidas para garantizar la continuidad educativa de quienes son considerados población de riesgo y/o que conviven con familiares que requieren especial cuidado, ni para estudiantes que formen parte de una “burbuja sanitaria” y que deben ser aislados por haber contraído COVID-19 o ser contactos estrechos.

Cabe señalar que tampoco se brindaron soluciones a las escuelas que enfrentan serios obstáculos para sostener la presencialidad, ya sea por plantas docentes y no docentes reducidas o por la falta de infraestructura y condiciones adecuadas en el contexto de pandemia.

Aunque la medida cautelar por conectividad y dispositivos fue solicitada originalmente en el mes de enero, y el GCBA no cuenta aún con protocolos idóneos y condiciones adecuadas, el juzgado hasta ahora no ha dictado las resoluciones necesarias para asegurar el acceso al derecho a la educación de los colectivos más vulnerabilizados.

En el Día Internacional de Internet, es fundmental reiterar que la conectividad es un derecho y es la llave para acceder a otros, como la educación, la salud, la comunicación y la información, entre otros. Por eso el Estado, en todos los niveles y en todos sus poderes, debe trabajar de manera conjunta y terminar con la brecha digital en Argentina.

Es urgente que el Poder Judicial se pronuncie y obligue al Estado a garantizar el acceso a internet y a la educación mientras dure el contexto de pandemia.

(1) – 43.8% no cuentan con computadora y 45.9 no tienen acceso a internet en el hogar. Fuente; “Efectos sociales del escenario COVID-19 en las comunas y villas de la Ciudad Autónoma De Buenos Aires”, Observatorio de la Deuda Social Argentina y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

genteba