Las explicaciones de Quirós sobre los que se vacunan en el exterior para justificar a Macri

Fernán Quirós señaló que “una vacuna aplicada en el exterior implica una vacuna que no tenemos que dar” y que “las personas que se vacunaron en el extranjero no están entre los grupos de riesgo que estamos vacunando”.

Con ese criterio, todos los que no conforman los grupos de riesgo y que puedan irse al exterior, váyanse, porque nos harían un gran favor a todo el resto. Si se vacunan afuera, hay más dosis para aplicar en la Argentina. Por Marcela Fuentes

El funcionario porteño pretende explicar, que este tipo de actitud, de los que viajan para vacunarse, es casi como un beneficio para todos aquellos quienes no tienen trabajo, no tienen dinero, no pueden viajar, y deben esperar a vacunarse en en su propio pais, maximizado por los desafìos de una ya desigual economía regional y global, agravada por la pandemia.

Es decir, dejemos la solidaridad, el compromiso para con el otro, la ayuda en esta difícil situación económica y social que atravesamos, porque no es lo nuestro. No es PRO, No es Cambiemos, No es JXC.

El ministro de Salud porteño quiso justificar la vacuna que se aplicó en Miami el expresidente Mauricio Macri, afirmando que “las personas que se vacunaron en el extranjero no están en los grupos de riesgo que estamos vacunando”.

Durante la conferencia de prensa diaria que brinda para informar acerca de la situación epidemiológica en la Ciudad, el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, dijo este martes que “toda persona que se vacune sin tomar las que tenemos” disponibles en el país implica “una vacuna que nosotros no tenemos que aplicar”, al referirse a la vacunación de argentinos contra el coronavirus en el exterior.

El Ministro porteño de Salud, afirmó que “el número de vacunados en el exterior al lado de las 900.000 vacunas que hemos aplicado es pequeño, no es significativo a los fines de la campaña de vacunación porteña”, indicó.

La verdad es que si al expresidente Mauricio Macri, se lo criticó en las últimas horas por sus mentiras constantes ante la sociedad, o si les parece mejor, por su falta de honestidad y de palabra, su falta de ética, ya que no tenía ninguna necesidad de mostrarse como el magnate que hace lo que quiere y lo muestra como una figura del expectáculo más que como un pretendido polìtico; a Quirós se lo puede tildar de chupamedismo medicinal, porque más allá de que no se puede salir a defender lo indefendible de su actitud, tanto el ex mandatario como el ministro de Salud y todos los funcionarios del país, deberían dar el ejemplo ante la sociedad que conducen. Pero, ya está visto que el Gobierno porteño, es la continuidad de los 4 años de desgobierno de Macri. Dicen una cosa y hacen otra muy distinta.

Lo único saludable que dijo el Ministro: no puedo “opinar demasiado, porque no lo conozco”

Al ser consultado sobre el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo nacional al Parlamento para que se establezcan los parámetros que cada jurisdicción debe seguir para imponer restricciones ante la pandemia, afirmó que no podía “opinar demasiado, porque no lo conozco”.

En este sentido, recordó que “acompañamos al presidente Alberto Fernández cuando propuso cerrar la nocturnidad y restringir los encuentros sociales y los casos están bajando de manera apropiada” en la Ciudad.

El Quirós que surfea: acompañamos las reestricciones pero defendemos las clases presenciales

Pero, volvió a defender la decisión del Gobierno porteño de sostener las clases presenciales, al afirmar que “la presencialidad en la escuela no la identificamos como un mecanismo principal de contagio”. y que “adaptamos la escolaridad del secundario permitiendo una modalidad remota de dictado de clases acompañando la propuesta del Ministerio de Salud, al ser el grupo de alumnos que más utiliza el transporte público”.

Sin embargo, resulta que desde que adopataron ese criterio cada vez hay más docentes que han perdido la vida como consecuencia de una mayor exposición al contagio y se rompieron muchas burbujas de chicos en los establecimientos educacionales porteños.

Pero eso tampoco importa, lo que realmente le importa al Gobierno de la Ciudad y al parecer, también a la autoridad sanitaria porteña, es la política (no ve con malos ojos una candidatura) y no la pandemia. Piensan y actúan como lo hace Macri. De ahí la justicifación.

genteba