Lorenzo Pepe, histórico del PJ, ratificó su “total y absoluto apoyo” al presidente Fernández

Lorenzo Pepe, histórico del PJ, ratificó su “total y absoluto apoyo” al presidente Fernández

El exdiputado nacional Lorenzo Pepe, referente histórico del peronismo y secretario general del Instituto de Investigaciones Históricas “Juan Domingo Perón”, desmintió hoy desde las redes sociales cualquier participación o respaldo a una “nueva corriente interna” del PJ bonaerense en gestación y ratificó su “total y absoluto apoyo” al presidente Alberto Fernández.

Pepe, de 89 años, ejerce ad-honórem el cargo de secretario general del Instituto “Juan Domingo Perón”, integró desde los 17 años el gremio de la Unión Ferroviaria, tras el golpe de septiembre de 1955 fue detenido y declarado cesante en Ferrocarriles, y durante la mayor parte de su trayectoria se desempeñó en tareas legislativas: fue diputado nacional por cuatro mandatos (1983-1987, 1987-1991,1991-1995 y 1995-1999).

Este lunes, en relación a una publicación que lo asociaba con la gestación de “nueva corriente interna” del peronismo bonaerense, Pepe lo desmintió “categóricamente” y además reafirmó su “más profundo compromiso con las banderas que el peronismo ha izado hasta el tope del mástil, encabezando a todas ellas la Justicia Social y la dignidad para aquellos sectores de nuestra población más vulnerables y que más la necesitan”.

“Si algunos creen que al Frente de Todos se lo podrá desestabilizar o crearle circunstancias de emergencia, les anticipamos que un grupo numeroso de mujeres y hombres estamos dispuestos a salir a la calle a defender y hacer respetar a quienes llegaron al poder como producto de la voluntad mayoritaria de nuestro querido pueblo argentino”, remarcó Pepe en su mensaje desde las redes.

“Yo no traiciono, mi compromiso fue hace años el mismo que acabo de expresar, cuando aún vivía quien fuera presidente de todos los argentinos, Néstor Kirchner”, subrayó el exlegislador y exgremialista, quien estuvo encarcelado tras el golpe contra Perón de 1955 pero también en el marco del gobierno de Arturo Frondizi, por la aplicación del plan Conintes (Conmoción Interna del Estado), como asimismo durante la dictadura que encabezó Juan Carlos Onganía.

Tras el golpe del 24 de marzo de 1976, Pepe, quien por entonces era congresal nacional del PJ por la provincia de Buenos Aires, estuvo “proscripto, prófugo y, en algunas oportunidades, detenido en comisarías”, según la reseña biográfica que publica el propio Instituto de Investigaciones “Juan Domingo Perón”.

Al referirse particularmente al Jefe de Estado, Pepe señaló que “está dispuesto a movilizarse y a hacer todo lo que las circunstancias nos exijan” para respaldar y defender a la gestión que encabeza Fernández.

Y por último añadió, en un párrafo dirigido hacia quienes se identifican con el peronismo: “Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner son el gobierno y, les guste o no a nuestros opositores, son los jefes y referentes que el peronismo tiene en esta etapa tan dificultosa. Los que no están de acuerdo que salgan del camino que nos hemos impuesto los que queremos la grandeza de la República y la felicidad de nuestro Pueblo”, exhortó. Fuente: Télam

genteba