Un país de miserables. Quienes más tienen, acumulan riquezas y menos pretenden pagar. Más fortuna/menos solidaridad

Un país de miserables. Quienes más tienen, acumulan riquezas y menos pretenden pagar. Más fortuna/menos solidaridad

Viven en y de la sociedad, pero acumulan riquezas en soledad. Como si vivieran en una isla. Nada los conmueve. Ni siquiera la pandema. De paso, para aclarar las nuevas restricciones; hay que recordarles a estos señores, de cuello y guantes blancos, que los profesionales médicos, infectólogos y todo el personal dedicado a la salud, hoy por hoy y siempre, están para salvar vidas, no empresas, y hoy lo que está en juego es la vida de los argentinos. Eso vale más que las empresas que los argentinos ya han salvado más de una vez, con la estatización de sus deudas o con aquellas que aún hoy, después de muchos años, se resisten a pagar.

Lo cierto es que directivos de Clarín y más de 90 contribuyentes, entre ellos, futbolistas, empresarios o hijos de supuestos empresarios, presentaron amparos para no pagar el aporte extraordinario por única vez y el mejor argumento que escogieron fue que representa un impuesto confiscatorio. Por Marcela Fuentes

Cuando en el Gobierno anterior se le permitió a las empresas aumentar exageradamente las tarifas y al Estado los impuestos, no fue confiscatorio para una inmensa mayoría de los argentinos que no podían pagar, que hasta los jubilados tuvieron que sacar créditos para hacerle frente a esas imposiciones.?

Pero cuando necesitan salvaguardar el patrimonio de sus empresas y de sus propios patrimonios, por su puesto sin pagar todos los impuestos que les corresponde, son los primeros en acudir a pedirle ayuda económica al Estado (al Gobierno de turno), para que les estatizen sus deudas o se las licúen con alguna inflación. (Uno de los mayores ejemplos es el Grupo Macri.) Mientras tanto, sus ganancias no se quedan en el país, no se reivierten en la misma proporción, sino que terminan generalmente en paraísos fiscales, para luego ser blanqueados. Hay que recordar el increíble cinismo del ex funcionario de Macri, Juan José Aranguren, cuando declaró a la prensa que traería su dinero de Estados Unidos cuando “recupere la confianza en la Argentina”. ¿Y quiénes estaban gobernando? ¿Hasta cuándo la sociedad que trabaja, se sacrifica, colabora, paga sus impuestos y estudia para lograr progresar, puede soportar semejante afrenta?.

Tienen cara de piedra. No tienen vergüenza. Son unos verdaderos miserables. Tampoco tienen perdón.

La nómina se desprende de la consulta pública disponible en el sistema web del Poder Judicial de la Nación bajo juridisdicción de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal.

Carlos Tevez. Una lástima que el futbolista del pueblo se olvide en esta ocasión, de sus orígenes, después de haber llegado tan alto en su profesión, y sabiendo tambiés que muchos de sus compañero, en las distintas ligas del país, no ganan tanto dinero ni tienen las oportunidades como él.

En ella aparecen desde el futbolista Carlos Tévez, amigo de Mauricio Macri, hasta los empresarios opositores Héctor Magnetto, José Aranda y Lucio Pagliaro, vinculados al Grupo Clarín, y más de 80 contribuyentes encuadrados en el pago del Aporte Solidario y Extraordinario, quienes interpusieron un recurso de amparo para evitar el pago de ese tributo.

El listado también incluye a contribuyentes como Matilde Noble Mitre y María Candelaria Caputo y los empresarios Alejandro Saguier, Constancio Vigil, Martín Kalpakian y Eduardo Kalpakian, entre otros.

Este viernes también realizaron presentaciones Critiano Rattazi, Pilar Pérez Companc, Luciana Benotti, Renatro Cirelli, Jorge Luis Oubiña, Alicia Humuzia, Enrique Peláez, Carlos Sánches Alzaga y Viviana Novelle.

En la lista de contribuyentes que presentaron amparos contra el Aporte Solidario y Extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia también se encuentran Demaría, Verónica; Calemczuk, Jorge; Elorrieta, Ana María; Shemi, Jorge Isaac; De Carlos, Guido Angel; Castro, Filomena; Gagliardi, Máximo Víctor; Sassone, Griselda Beatriz; Glezer, Laura Mónica; González, Silvana Cristian; y Jaimovich, Diego Andrés.

Las presentaciones judiciales continúan con Rabotnicoff, Vanesa; Jaimovich, Egidio León; Cariet, Marrie Pierre; Goldberg, Martín; Finkelstein, Diego Ezequiel; Bengolea, Inés Bárbara; Piñeyro, Enrique; Ferrari, Esteban María; Ekserciyan, Bogos Asadur; Vieites, José Ernesto; Srodeck Hart, Sofía: Srodeck Hart, Paula; Srodeck Hart, Guillermo; Buschittari, Fernando; Urricelqui, Alejandro Alberto; Slemenson, Ricardo; Chullmir, Raúl y Maxit, Ricardo Segundo.

También hicieron presentaciones López Alejandro, Ignacio Marcelo; Mas, Manuel; Vigil, Magdalena; Coqueugniot, Mónica Isabel; Giedzinski, Marta Susana; Ekserciyan, Tamar; Ferrari, Ana Belén; Guil, Silvia Liliana; Da Costa, Inés María; Da Costa, Guillermo Fabián; Braslavsky, Josefina; Smolarz, Moisés Aarón; Smolarz, Aísa Ester; Maliar Smolarz, Tomás; Da Costa, Fernando Sergio; Caputo, Milagros; Rao, Danisa; Baudrix, Ana María, Repetto, Juan Bautista; Chatzky, Sergio Gustavo; Caputo, Fátima María; y Cardenau, Luciano.

Otros contribuyentes que cuestionan la vigencia del tributo son Yungman, Bernanrdo; Fernández, Norma Elvira; Jakter, Abraham; Azubel, Alberto; Simonian, Alberto; Yege, Viviana; Urfeig, Gabriel; Polite, Sergio Jacobo; Kanjani, Rajesh Khushaldas; Landa, Fernando Martín; Sztein, Karina Verónica; Polite, Patricia Esther; Ekserciyan, Andrés Eduardo; Kaspar, Nadia; Grasso, Alberto David, Pavan, Claudia Carolina; Kisilevzky, Rubén Omar; Pini, Mariano Antonio; Varas Norberto Ovidio; y Kelly, Guillermo Alejandro.

Ni siquiera por ósmosis les entra el pudor y la vergüenza ajena

La Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las grandes fortunas se aprobó a pincipios de diciembre del año pasado con el objetivo de moderar los efectos de la pandemia de coronavirus y está destinado a los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos.

La ONU propone un impuesto “a la riqueza” para combatir la pandemia de coronavirus que continúa arrasando al mundo

Un magnate estadounidense pidió a su país que siga el ejemplo de Argentina y cree un impuesto a las personas más ricas

genteba