Se realizó la primera reunión paritaria del sector salud

Representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) y las autoridades de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) participaron ayer de la primera reunión paritaria 2021, en la sede central del sindicato. En este primer encuentro, las partes expusieron sus posiciones relacionadas a la recomposición salarial del 2020.

Los representantes de las cámaras y federaciones que integran la FAPS explicaron la situación crítica de las empresas de salud como consecuencia del retraso en los valores de las prestaciones y los aumentos de costos que sufrió el sector durante el 2020. Los retrasos -que se han acentuado en los últimos dos años- representan un desfasaje de aranceles cercano al 50%, lo que expone a muchas empresas al límite de la subsistencia.

“Nos encontramos frente a una situación inédita. La pandemia afectó fuertemente al sector, con inusuales aumentos de costos, ingresos prácticamente congelados y una abrupta caída de la actividad. Si bien el gobierno implementó un plan de ayuda con el ATP y luego con el REPRO para las empresas de salud, el desfasaje entre los costos y los ingresos es cercano al 50% en algunos sectores”, explicaron desde la FAPS.

Por su parte, los representantes de los trabajadores plantearon que no permitirán que el salario pierda frente a la inflación, por lo que solicitaron actualizar los salarios correspondientes al acuerdo paritario 2020 completando los montos que se habían otorgado hasta marzo, lo que significa un incremento de entre el 14% y el 16% según el convenio. Informaron, además, que de no obtener el recupero salarial solicitado, realizarán medidas de fuerza.

“En estas condiciones es imposible para el sector prestador afrontar aumentos salariales cuando, si no fuera por el ATP y el REPRO, muchas empresas no podrían pagar ni siquiera los sueldos actuales. Es imperioso poder actualizar de manera automática los valores que pagan los financiadores, para de esa manera poder normalizar la economía del sector y así poder discutir una recomposición salarial acorde. Es imposible cerrar una nueva paritaria sin contar con los recursos”, ampliaron fuentes del sector.

De esta primera reunión participaron representantes de ADECRA (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina), CEDIM (Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio); CEPSAL (Cámara de Entidades Prestadoras de Salud); CONFECLISA (Confederación Argentina de clínicas Sanatorios y Hospitales), CADIME (Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico), AAEG (Asociación Argentina de Establecimientos Geriátricos) AISAME (Asociación de Instituciones de Salud Mental de la República Argentina) y la FEM (Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria).

Las partes pautaron volver a reunirse el próximo jueves 11 de marzo.

genteba