Terrorismo político-judicial macrista

Terrorismo político-judicial macrista

Como es de público conocimiemto, el presidente Alberto Fernández echó por la polémica vacunación al ministro de Salud Ginés González García, a raíz de un comentario del periodista Horacio Verbitsky, quien reconoció que un asesor de González García lo llamó para que se aplique la vacuna contra el Covid-19 en el Ministerio de Salud.

Por El Porteño

Ahora el macrismo, después de haber fracasado (como es su costumbre) en sus críticas y denuncias al Gobierno, de un supuesto envenenamiento a la población, por la utilización de la vacuna Sputnik V, y por el plan de vacunación, aprovecha la volada y pretende interpelar al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que de explicaciones.

Más que ruido es un bochinche político

La oposición, pretende marcar agenda con cualquier error que cometa el oficialismo, porque no consiguen instalar ni presentar de cara al futuro, alguna idea distinta, gravitante o de interés para sociedad, que no sean sus nefastos años de gobierno. Porque se reiteran una y otra vez, con el mismo discurso y, obviamente, las mismas ideas políticas y económicas del pasado reciente.

Las denuncias instaladas por la oposición:

Las denuncias presentadas en Comodoro Py recayeron en la jueza María Eugenia Capuchetti quien evalúa unificar todas las causas sobre la misma temática. Hubo seis presentaciones de diferentes personas. Una de las primeras denuncias la hizo la ONG Fundación para la Paz y el Cambio Climático a cargo de Fernando Miguez. Se sumaron la del abogado Jorge Monasterky y la del dirigente macrista Yamil Santoro.

El fiscal federal Guillermo Marijuan hizo otra denuncia ante la Cámara Federal porteña en donde apuntó al exministro de Salud, Ginés González García, por abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La última presentación en la Justicia fue realizada por “HLB Pharma Group SA” por los delitos de cohecho, violación de medidas de propagación de una epidemia y asociación ilícita, que quedó en manos del juzgado federal 8, a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi.

La denuncia expresó que la ley de vacunas 27.573 está destinada a generar inmunidad adquirida contra la enfermedad Covid-19, que establece “un orden prioritario” para aplicar las vacunas contra el coronavirus, siendo los primeros en la lista el personal de salud y los mayores de 60 años.

En esa misma denuncia también involucró a Verbitsky, quien reconoció que un asesor de González García lo llamó para que se aplique la vacuna contra el covid-19 en el Ministerio de Salud.

Denuncias por trascendidos, no por hechos:

También inició una investigación preliminar el fiscal Sergio Rodríguez, titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), por posibles irregularidades en la Campaña Nacional de Vacunación contra el coronavirus donde dan cuenta que “por diversos trascendidos surgían las versiones de la existencia de una reserva de vacunas (3.000) para ser aplicadas a funcionarios, familiares de funcionarios, celebridades o personalidades destacadas de la vida política, sindical o pública del país, apartándose así de los Lineamientos técnicos para la Campaña Nacional de Vacunación contra el Covid-19”.

El presunto delito cometido sería el previsto por el artículo 248 del Código Penal, que sostiene que “será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las órdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere”.

Da vergüenza, estupor, angustia y descreimiento en la Política y la Justica, en esta Argentina de hoy que sufre la pandemia de coronavirus con más de 51.000 muertos.

Y es tanto o más reprochable, si en verdad existieron o existen privilegiados que puedan acceder a la vacuna contra el coronavirus por su condición social, amistad, poder, etc. antes que otros, la real malicia y la impunidad con que se maneja la oposición, que aliada con una parte de la Justicia (mesa judicial macrista) y un psedoperiodismo empresario, estén jugando a la política para ver si pueden tener algún beneficio futuro en el país.

Ya tuvieron su oportunidad y dejaron al país en bancarrota. Apelan al terrorismo político-judicial y al periodismo de guerra porque saben que no tienen otra opción.

Todavía la sociedad se pregunta y repregunta porque no tiene respuesta de los responsables, adónde fue a parar el dinero del blanqueo y cómo y por qué se produjo a fuga de capitales. Ni siquiera se sabe que se hizo con el préstamo que les dio el FMI al gobierno de Macri. Por qué se utilizaron sistemáticamente los recursos del Estado para baneficio propio y de sus empresas, espiando a los opositores, presionando a los jueces y empresarios que no era afines al régimen macrista, entre otras tantas cosas. Y para colmo de males, la Corte Suprema de Justicia, mira para otro lado, como si nada de todo esto no hubiera pasado con Macri y sus socios políticos y empresarios gobernando.

genteba