Proponen una “organización social justa” para el trabajo de cuidado

Proponen una “organización social justa” para el trabajo de cuidado

Lucía Cirmi, funcionaria del Ministerio de las Mujeres, Diversidades y Géneros de la Nación.

Funcionarias nacionales y legisladores coincidieron en la necesidad de una “organización social más justa” para los trabajos de cuidado, lo que implica, entre otros puntos, “reconocer y retribuir” el aporte a la economía que lleva a cabo ese sector.

Así lo afirmaron durante un encuentro virtual organizado por la Comisión de Cuidados de Equipos Técnicos de la Unidad del Partido Justicialista, que contó con la participación, entre otras disertantes, de Lucía Cirmi, funcionaria del Ministerio de las Mujeres, Diversidades y Géneros de la Nación.

“La división sexual del trabajo es funcional al sistema económico vigente”, dijo Cirmi, y agregó que “tenemos varios ejes para pensar una organización social del cuidado más justa, eso es reconocer y redistribuir al mismo tiempo”.

Además, Cirmi afirmó que “los cuidados son un motor de la economía y su aporte al PBI debe ser retribuido. Los recursos puestos en cuidado son inversión en generación de empleo, en calidad de vida en bienes públicos y un ahorro para el Estado en el largo plazo”.

Cirmi es la directora nacional de Políticas de Cuidado y, luego de su intervención, tomó la palabra Mercedes D’Alessandro, directora de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Hacienda.

https://twitter.com/MarceCortiellas/status/1307116902255394824

“Por primera vez, el Ministerio de Economía calculó el aporte al Producto Bruto Interno (PBI) de las tareas de cuidado y les puso un valor económico”, sostuvo D’Alessandro en referencia a la reciente publicación del documento llamado “Los cuidados, un sector estratégico”.

Mercedes D’Alessandro

“El aporte invisible que hacemos mayoritariamente las mujeres equivale a un 16% del PBI. Además, hicimos una simulación de qué pasó en la pandemia, cuando la economía de los cuidados está más activa que nunca, y encontramos que, con la caída de las actividades que llamamos productivas y el aumento de las tareas de cuidado, éstas han pasado a participar del PBI en un 22%”, indicó la funcionaria.

Por último, D’Alessandro afirmó que “la recuperación económica argentina tiene que ser feminista, si no, no vamos a tener recuperación”.

Del encuentro también participó Norma Durango, senadora nacional por la provincia de La Pampa (Frente de Todos) y presidenta de la Banca de la Mujer.

“Atravesamos una crisis de la cual se sale desde el enfoque de los derechos y la diversidad. Los gobiernos deben poner entre sus objetivos convertir los cuidados de trabajo no remunerado en cuidados compartidos y remunerados”, señaló.

Y añadió: “Si no cambiamos la distribución despareja de tareas, donde las mujeres son las primeras responsables del cuidado de los niños, los adultos mayores, las personas con discapacidad, las mujeres seguirán quedando fuera de la economía. Esta distribución de tareas no puede sostenerse más”.

La senadora también afirmó que durante la pandemia, la distribución desigual de las tareas de cuidado “se agravó”.

“Los niños están 24 horas en casa y son mayoritariamente las mujeres quienes los acompañas en sus tareas escolares, mientras también son responsables de la limpieza del hogar y, además, cumplen con el teletrabajo”, describió. Télam

genteba