ACIJ accedió e hizo públicas nuevas declaraciones juradas de la Corte Suprema

ACIJ accedió e hizo públicas nuevas declaraciones juradas de la Corte Suprema

Tras una nueva audiencia, fueron entregadas todas las declaraciones juradas correspondientes al año 2018, así como las del juez Maqueda previas a 2014. Al mismo tiempo, se interpuso un reclamo -que deberá resolver el presidente Rosenkrantz- por las declaraciones juradas patrimoniales presentadas en forma previa al año 2014 por el juez Lorenzetti y la jueza Highton.

https://drive.google.com/drive/folders/1QE9_ppehvgX7F2EdBLjD4QHXot_2efNx

El 11 de diciembre de 2019 la y los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvieron en favor de la Asociación Civil por la igualdad y la Justicia (ACIJ) un reclamo motivado por la entrega parcial de sus declaraciones juradas, tal como se explica en esta publicación. Lo dispuesto en la resolución del reclamo (Res. 4099/2019) se materializó recién el 2 de julio de ese mismo año. 

En una entrega anterior -realizada en julio de 2019 a ACIJ- se habían recibido la totalidad de los formularios correspondientes a las declaraciones juradas presentadas por los ministros y la ministra durante el período 2015-2017. Por ello, en esta oportunidad se había solicitado la entrega de las declaraciones juradas de la jueza Highton de Nolasco y los jueces Maqueda y Lorenzetti desde su asunción hasta el año 2014, así como las correspondientes a 2018 del conjunto de la/los ministra/os. 

A partir de ello, en el marco de una reciente audiencia con la Dirección de Asuntos Institucionales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ACIJ recibió las declaraciones juradas correspondientes al año 2018, así como las del juez Maqueda desde su asunción en el cargo hasta 2014. Sin embargo, no se entregó ninguna de las declaraciones juradas del juez Lorenzetti previas a 2014 y en el caso de las relativas a la jueza Highton para el mismo período se entregaron formularios que no se corresponden con los que debía presentar en esos años -y que deberían contener información con niveles de detalle significativamente superiores-.

Desde su asunción hasta el año 2014 se encontraba vigente el “Reglamento de presentación y consulta de las Declaraciones juradas patrimoniales del Poder Judicial de la Nación” que en los anexos II y III establecía la forma y el contenido de los formularios reservados y públicos que debían presentar las y los jueces de la Corte Suprema de Justicia. En su lugar, la Dirección de Relaciones Institucionales omitió por completo la entrega de información en el caso del juez Lorenzetti, mientras que entregó los formularios de Impuesto a las Ganancias y de Impuesto a los bienes personales que se presentan ante la AFIP en el caso de la ministra Highton. El hecho de que para el juez Maqueda se hayan presentado los formularios que sí se ajustan a la información exigida por la normativa vigente en el momento de su presentación, corrobora el incumplimiento en el resto de los casos.

Es así que, a pesar de que desde el primer pedido de acceso a la información la solicitud de ACIJ comprendía la totalidad de las declaraciones juradas de cada jueza o juez desde su asunción en el cargo, la Corte sigue sin hacer pública la información requerida en forma completa.

Por estas razones, ACIJ presentó un tercer reclamo ante el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, para que disponga la entrega definitiva de las copias de los formularios públicos tal como fueron presentados por la jueza Highton y el juez Lorenzetti.

Desde el año 1998 hasta la fecha, la Corte Suprema jamás cumplió de forma acabada con su obligación de brindar la información sobre el patrimonio de sus autoridades, algo que resulta inadmisible para la ejemplaridad que debería caracterizar al máximo órgano judicial del país. Las leyes 26.857 y 27.275 reforzaron esta obligación de publicidad, pero aún así la Corte Suprema sigue desoyendo un mandato legal claro con el que cumplen los restantes poderes del Estado e incluso la mayoría de las y los jueces de instancias inferiores.

Un caso particular -que constituye una excepción al incumplimiento mencionado- es el del juez Rosatti, que en un sitio web personal (https://www.juezrosatti.com.ar/) publica sus declaraciones juradas con un nivel de detalle e información significativamente superior al de sus colegas, en línea con lo que requiere la Ley de Ética Pública, y haciendo expresa referencia a las recomendaciones realizadas por esta institución. Ello permite realizar de forma correcta el tipo de control para el que este instrumento de rendición de cuentas en materia patrimonial fue ideado. 

En abril de este año, ACIJ publicó un documento con una serie de recomendaciones para que la Corte Suprema adecúe su sistema de presentación y publicación de declaraciones juradas y cumpla no sólo con la legislación vigente en Argentina, sino también con obligaciones internacionales contenidas en tratados como la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y la Convención Interamericana contra la Corrupción. De lo allí expuesto cabe concluir que, si no se realizan cambios significativos respecto del modo en que la Corte Suprema realiza la presentación de sus declaraciones juradas patrimoniales, esta obligación se convierte en una formalidad que no asegura ninguno de los objetivos para los que fue pensado el sistema, lo que vulnera el derecho de la ciudadanía de acceder a información pública suficiente para una adecuada rendición de cuentas de sus autoridades. 
Accedé a la totalidad de las declaraciones juradas entregadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación aquí.

Accedé a la base de datos en excel con toda la información de las declaraciones juradas recibidas hasta el momento aquí.

genteba