Espionaje ilegal: exespía Jorge Sáez dijo que “contestará lo que sea necesario” cuando sea analizado su celular

Espionaje ilegal: exespía Jorge Sáez dijo que “contestará lo que sea necesario” cuando sea analizado su celular

El juez federal Pablo Augé, al frente de la investigación sobre espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos.

Lo señaló en una breve declaración ante los fiscales y el juez federal de Lomas de Zamora, Pablo Augé, que lo indagan por el caso de espionaje ilegal a dirigentes políticios y gremiales por parte de la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri.

El exespía Jorge “Turco” Sáez se comprometió hoy a “contestar todas las preguntas que sean necesarias” una vez que su teléfono celular sea sometido a un peritaje para el cual nombró un perito de parte, según sostuvo hoy durante la ampliación de su declaración indagatoria, en la causa por supuesto espionaje ilegal a dirigentes políticos, gremiales y religiosos durante el gobierno de Cambiemos.

“Tengo mucho para declarar y para contestar todas las preguntas que sean necesarias”, sostuvo el exespía en su breve declaración ante el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, y los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, según pudo reconstruir Télam de fuentes judiciales.

“Una vez que estén terminadas todas las pericias me pongo a disposición del juzgado y la fiscalía. Hace más de cuarenta años que ayudo a la justicia con mi trabajo, como policía. Todo lo que necesiten de mí lo van a tener. Les pido que me tengan paciencia. Estoy a su entera disposición para que me convoquen y responder todas las preguntas que sean necesarias”, insistió el imputado en los pocos minutos que duró la declaración después de la cual se negó a responder preguntas.

Sáez está acusado de haber participado en maniobras de espionaje ilegal contra al menos 18 objetivos entre los cuales se encontraban la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y Florencia Macri, la hermana del expresidente Mauricio Macri.

De acuerdo a la investigación judicial, el “Turco” recibió en su celular el 30 de diciembre de 2017 información sobre negociaciones políticas entre la entonces senadora Fernández de Kirchner y el diputado Sergio Massa, cuando todavía no había noticias de tal acercamiento: cuando recientemente la vicepresidenta supo de esto entendió que los espías manejaban cierta información de calidad.

“Cecilia Moreau (la hija de Leopoldo) que está con Massa y tiene muy buena relación con el (radical, Enrique) Coti Nosiglia es la que estaría negociando un acercamiento entre Massa y CFK”, decía el mensaje que está consignado en el expediente judicial que tramita en Lomas de Zamora.

Sáez está sindicado como quien reclutó para la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) a varios de los espías imputados que compartían el grupo de whatsapp titulado como “Súper Mario Bross” del que salieron muchas de las pruebas de la inteligencia ilegal que ahora investiga la justicia, por lo que se le atribuye además un papel de cierta ascendencia sobre el resto de los acusados.

No está, sin embargo, identificado como uno de los jefes de la supuesta estructura ilegal, lugar que los fiscales –que tienen delegada la investigación- reservaron para los exjefes de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por debajo de los cuales estaban el procesado exjefe de Operaciones Especiales, Alan Ruiz, y el exjefe de Contrainteligencia, Diego Dalmau Pereyra.

El “Turco” es, además, uno de los espías que tenía fluido vínculo con la exencargada del área de Documentación Presidencial del gobierno de Macri, Susana Martinengo, a quien los espías remitieron informes de inteligencia y está citada a ampliar su indagatoria el próximo viernes.

En su paso por la comisión bicameral de fiscalización de los organismos de inteligencia había dicho que fue el extitular de la AFI, Arribas, quien dio la orden de espiar a políticos, en particular a peronistas, y que él se enteró a través de su superior inmediato, tal como reveló Télam oportunamente.

Gustavo Arribas, sindicado en la causa como jefe de una estructura ilegal de espionaje que funcionaba en la AFI.

Según relató, Dalamu Pereyra le contó que se había reunido con Arribas para llevarle una carpeta con los trabajos que ya habían hecho y que recibió como respuesta que iban a tener que “hacer algunas cosas, seguir a algún político”.

En aquella oportunidad, legisladores del oficialismo y la oposición le preguntaron a Sáez quién había dado la orden de seguir al actual vicejefe de gobierno porteño Diego Santili -en ese momento ministro- y sostuvo que Ruiz le dijo que la había dado “la ocho”, en referencia al número asignado a Majdalani como número dos de la AFI.

“Él siempre la ocho. A Santilli dijo que le había bajado el pulgar el uno, que para él era (Mauricio) Macri; el cinco, que era Gustavo Arribas; y la ocho. Él decía eso. A nosotros nos decía eso”, relató el exespía.

Sáez también confirmó ante el Congreso el espionaje a los presos del pabellón del IRIC (Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad) del penal de Ezeiza donde estaban los exfuncionarios públicos detenidos y dijo que en eso intervinieron Ruiz y Cristian Suriano, quien por entonces estaba al frente del área de inteligencia del Servicio Penitenciario Federal. Fuente: Télam

genteba