Derechos de TV: la verdadera pelea del fútbol argentino – Corrupción en el fútbol en su máxima expresión

Derechos de TV: la verdadera pelea del fútbol argentino – Corrupción en el fútbol en su máxima expresión

Jul 17, 2020 | Política deportiva, Últimas Noticias

En marzo de 2022 vence el contrato firmado por AFA con FOX-TNT-Clarín por la televisación del fútbol argentino. El actual arreglo no satisface a la AFA pero los actuales dueños del contrato no quieren perder una mina de oro. ¿De cuánto dinero estamos hablando? ¿Qué desean los clubes? El rol de Marcelo Tinelli y el contragolpe de Clarín. Un informe para prestar atención.

Por Carlos Aira*

El domingo 28 de junio, Jorge Lanata difundió escuchas entre Julio Grondona y Marcelo Tinelli del año 2013. Las mismas habían sido ordenadas por el ex juez Norberto Oyarbide en el marco de una causa por lavado de dinero. Operación en marcha. En Abrí la cancha fuimos al hueso: ¿Qué hay detrás de ésta operación? ¿Por qué Clarín opera a Tinelli, quien es parte de la pantalla del 13? detrás del complejo entramado aparece un negocio millonario: la disputa por la renovación de los derechos de TV del fútbol argentino.

2017: UN CONTRATO FIRMADO EN CASA ROSADA: En diciembre cambió el mapa del país. También del fútbol argentino. Mauricio Macri operó sin anestesia. Para el fútbol tuvo tres objetivos: poner fin al programa FPT, crear una estructura de negocios por fuera de AFA que se quedara con la crema del negocio y transformar los clubes en Sociedades Anónimas.

Fernando Marín fue el hombre de Mauricio Macri. Los une una relación humana y comercial forjada durante cuatro décadas. Se lo nombró Coordinador del Programa Fútbol para Todos. Más que un coordinador fue un enajenador. El ex titular de Blanquiceleste SA fue el encargado de estrangular a los clubes. Durante los primeros meses de 2016, los clubes recibieron dinero en cuentagotas. La excusa: la auditoría del contrato. La situación se tensó en forma tal el gobierno logró su objetivo: en pleno caos interno de AFA, la casa central del fútbol argentino rescindió el contrato que ligaba la televisación del fútbol al Estado desde 2009.

Mauricio Macri, quien en campaña había prometido “no meterse con los negocios del fútbol“, negoció impúdicamente los derechos de TV del fútbol. La decisión estaba tomada: FOX y Turner, junto a Clarín, serían los nuevos dueños de un gran negocio. Fernando De Andreis, secretario de Presidencia de la Nación, recibió en varias oportunidades a Whit Richardson, vicepresidente ejecutivo de Turner y Sergio Veiga, gerente general de FOX. Lo hizo en la Casa de Gobierno y sin plurito alguno. Para esos días, AFA había sido intervenida por FIFA por pedido del presidente Macri. Nacía la Comisión Normalizadora. Una de las vergüenzas más grandes que puede presentar el fútbol argentino. Detrás de la figura de Armando Pérez, el verdadero control en manos de Javier Medín, abogado del grupo SOCMA (Sociedades Comerciales Macri).

El contrato fue rubricado el 14 de marzo de 2017. Faltaban 15 días para que Claudio Tapia fuera ungido presidente de AFA. El nuevo contrato, firmado por cinco años y la posibilidad de renovarlo por cinco más, garantizaba un piso de 3.200 millones de pesos anuales. FOX y Turner se hicieron dueños del contrato con un actor principal: Clarín. Torneos haría la producción integral de cada partido. El fútbol, al no ir más por TV abierta, sería visto sólo por cable. Cablevisión, DirecTV y Telecentro pondrían los encuentros en sus grillas de programación.

Vale destacar que ESPN y MEDIA PRO ofrecían más dinero, pero una comisión encabezada por Daniel Angelici, hombre del círculo rojo macrista, decidió que fueran las empresas antes citadas quienes se quedaran con el contrato de TV del fútbol.

El último contrato de FPT fue por 1.600 millones (2015) con un dólar fluctuante en los 9 pesos. El conjunto de los clubes recibieron 185 millones de dólares. Según el balance de 2018/19 de Superliga, los ingresos declarados hacia los clubes fueron de 2.600 millones con un dólar que fluctuó entre los 30 y los 65 pesos. Con un dólar promedio de 50 pesos, los clubes recibieron 52 millones de dólares. Si, ¡130 millones de dólares menos que cuatro años atrás!

CAMBIO DE TIMÓN: En 2019 cambió el mapa nacional. Mauricio Macri perdió la reelección presidencial. El poder real dentro de AFA lo había perdido desde 2018 al compás del crecimiento insospechado de Claudio Tapia. A comienzos de 2020 desapareció Superliga, la estructura de negocios macrista. En ese lugar se creó la Liga Profesional, una estructura similar a Superliga por dentro de AFA. Su presidente es Marcelo Tinelli, dueño de la lapicera que firmará los futuros contratos de televisación.

NÚMEROS: Los clubes añoran los tiempos de bonanza económica que significó Fútbol para Todos. Mucho dinero repartido en forma equitativa. Desde 2017 la mano cambió. El reparto no sólo fue inequitativo sino también escaso. La inflación hizo estragos. El último contrato de FPT fue por 1.600 millones (2015) con un dólar en 9 pesos. El conjunto de los clubes recibieron 185 millones de dólares. Según el balance de 2018/19 de Superliga, los ingresos declarados hacia los clubes fueron de 2.600 millones con un dólar que fluctuó entre los 30 y los 65 pesos. Con un dólar promedio de 50 pesos, los clubes recibieron 52 millones de dólares. Si, ¡130 millones de dólares menos que cuatro años atrás!

Con la última actualización, AFA terminó el ejercicio 2019/20 cobrando 84 millones de dólares por la temporada 2019/20. Imposible que nuestros clubes puedan generar un negocio sostenible en un mercado global. Tan sólo el Napoli italiano tuvo un presupuesto declarado de 88 millones de euros para la temporada en curso. Un sólo club italiano invierte tanto como lo que perciben todos clubes argentinos por derechos de TV.

Se estima que casi dos millones de hogares pagan el pack fútbol. El costo del mismo es de $665 (9,5 dólar). La recaudación total oscilaría los 20 mil millones de pesos. Negocio redondo: las empresas facturan, en forma anual, 285 millones de dólares y los clubes perciben 84 millones. El contrato firmado en 2017 hoy resulta completamente nocivo para los intereses del fútbol argentino.

Se estima que casi dos millones de hogares pagan el pack fútbol. El costo del mismo es de $665 (9,5 dólar). La recaudación total oscilaría los 20 mil millones de pesos. Negocio redondo: las empresas facturan, en forma anual, 285 millones de dólares y los clubes perciben 84 millones. El contrato firmado en 2017 hoy resulta completamente nocivo para los intereses del fútbol argentino.

LA LUCHA: Cuestión de pesos. AFA tiene un objetivo: aumentar la visibilidad y competitividad del fútbol argentino. Para ello debe ingresar entre cuatro o cinco veces más dinero por derechos de TV. El número que tienen en mente desde la Liga Profesional genera caspa a los actuales dueños de los derechos: 400 millones de dólares anuales.

Clarín ya sufrió un desplante. En 2019, la casa central del fútbol argentino no renovó el vínculo con Torneos por los derechos internacionales. La propuesta de torneos fueron 8 millones de dólares hasta 2026. En AFA no quisieron saber nada con ese dinero. La desaparición de la Superliga fue vital para pensar en otro monto. Dirigentes veteranos, conocedores de los tiempos anteriores a FPT, entienden que los contratos con Torneos siempre fueron leoninos…

El mapa de medios también ha cambiado. La local entre Disney y FOX trajo aparejada la absorción de Fox Sports por ESPN, que seguramente será un actor clave en el futuro.

Pero Clarín no se resigna. El fútbol pago ha sido un negocio fundamentalmente de un imperio. Hasta 1991, los avisos clasificados fueron una fuente formidable de ingresos diarios. Lo será el fútbol codificado, en una lucha interempresarial que motivó la compra de gran parte de los cables nacionales por un valor de mil millones de dólares. Las ganancias de Clarín fueron astronómicas. En parte, Clarín perdió ese negocio entre 2009 y 2016, cuando AFA rescindió el contrato y se lo entregó al gobierno de Cristina Kirchner. No lo quiere volver a perder. La lapicera de AFA la tiene Marcelo Tinelli. Las escuchas fueron la punta de un iceberg.

(*) Periodista. Conductor de «Abrí la cancha».

Fuente: Radio Gráfica

15 julio de 2020

genteba