“Nosotros refinanciamos una deuda que tomó el Gobierno anterior”, reiteran desde el oficialismo

El diputado del Frente de Todos (FdT) Ramiro Gutiérrez remarcó hoy que con el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que comienza a ser analizado en el Senado, el Poder Ejecutivo busca refinanciar una deuda “que tomó el Gobierno anterior”, y destacó que “por primera vez” un acuerdo con el organismo “no trae reformas tributarias, laborales, ni impositivas”.

“Estamos con media sanción de Diputados, esperando que hoy empiece el tratamiento en el Senado y que tal vez a fin de esta semana podamos tener la ley ya sancionada para concretar la reestructuración de una deuda que tomó el Gobierno anterior”, sostuvo el legislador en declaraciones a Radio Provincia.

Gutiérrez dijo que el objetivo es sanear las cuentas de Argentina, pero advirtió que “es difícil porque nadie quiere volver al FMI”.

Al respecto, el diputado oficialista expuso que el FMI es un “banco” y que “prestó dinero y quiere cobrar”.

En ese marco, consideró que “es lógico que tenga revisiones respecto de quienes le van a devolver ese dinero.

Asimismo, destacó que “no es un crédito estándar, sino que este crédito rompe esa forma de pautar las devoluciones y por primera vez no trae reformas tributarias, laborales, ni impositivas”.

El legislador planteó que la postura del presidente Alberto Fernández es “clara” y ponderó el hecho de que se haya establecido “una ventana de 4 años y medio, donde el Gobierno no devuelve a partir de la recuperación de la Argentina”.

“Pidió el Presidente poder empezar a devolver con esa facilidad extendida y con el desafío de crecer para pagar”, recalcó.

“Hay metas y no políticas como en el Gobierno anterior, donde se pretendió tocar la ley de Contrato de Trabajo e imponer nuevos impuestos”, dijo en referencia a la administración de Mauricio Macri.

Remarcó también que desde el FdT “refinanciamos una deuda que tomó el Gobierno anterior”, añadió que “se hizo un acuerdo, y esa ventana de no devolución por 4 años le da alivio a los argentinos de poder recuperarse primero”.

Finalmente, repudió el ataque a la oficina de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y calificó al hecho como “lamentable”.

“Se atacan a las instituciones cuando no se puede por la vía democrática, pero es la peor manera”, concluyó. Télam

genteba