Espionaje ilegal: el exespía Araque, al igual que Melo, cuestionó el inicio de la causa y se negó a responder preguntas

Espionaje ilegal: el exespía Araque, al igual que Melo, cuestionó el inicio de la causa y se negó a responder preguntas

Leandro Araque amplió hoy su declaración indagatoria frente al juez federal Juan Pablo Auge, donde atacó el inicio de la investigación, cuestionó al primer juez del caso, Federico Villena, y se negó a responder preguntas.

El exespía está acusado de haber participado del espionaje ilegal a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

El exespía Leandro Araque cuestionó hoy el inicio de la causa por el supuesto espionaje ilegal desplegado durante el Gobierno de Mauricio Macri al señalar que es “falsa” la declaración del narcotraficante Sergio “verdura” Rodríguez respecto a que había sido contactado por uno de los integrantes de la AFI para colocar un artefacto explosivo en el ingreso al edificio en el que se presumía que vivía un exfuncionario del Ministerio de Defensa.

El también expolicía de la Ciudad de Buenos Aires amplió su declaración indagatoria ante el juez federal Juan Pablo Augé y los fiscales Cecilia Incardona y Santiafo Eyherabide, con la misma estrategia que lo había hecho el lunes el exespía y abogado Facundo Melo: atacar el inicio de la investigación, cuestionar al primer juez del caso Federico Villena y negarse a responder preguntas.

El desplazado Villena le dio “verosimilitud a los dichos de Sergio Rodríguez, cuando a todas luces esa declaración es falsa”, afirmó Araque según pudo reconstruir Télam de fuentes seguras.

Aseguró luego que el narcotraficante nunca estuvo en el estudio de Melo -señalado como quien le habría encargado la colocación del explosivo- porque “dice haber ido a un primer piso que no existe”.

“El doctor Villena después de allanar a Melo sin fundamentos continua con su causa y se nota una direccionalidad de la misma. Los teléfonos de Melo son secuestrados en un sobre color madera y cuando se abren están en un sobre blanco con otra leyenda. A uno de los teléfonos le falta la etiqueta”, se quejó Araque durante su breve exposición.

Tal como ocurrió durante la declaración de Melo del viernes pasado, la fiscalía señaló que la indagatoria es el espacio que tienen los imputados para efectuar un descargo vinculado con las acusaciones que se les endilgan y que la vía indicada para discutir sobre el origen de la causa o la eventual irregularidad de alguna prueba era promover un incidente de nulidad; algo que la defensa de los imputados decidió no impulsar en este momento de la investigación.

A Araque, de cuyo teléfono celular surgieron la mayor cantidad de indicios vinculados con el supuesto espionaje ilegal, los fiscales le atribuyeron participación en 18 hechos, tantos como a los exjefes de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, que según los investigadores estaban al mando de la estructura ilícita investigada.

El exespía está acusado de haber participado del espionaje ilegal a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al jefe de Gobierno porteño Horacio Antonio Rodríguez Larreta, a los periodistas Hugo Alconada Mon y Rodis Reclat, a los dirigentes sindicales Hugo y Pablo Moyano y a Florencia Macri, hermana del expresidente, entre otros.

En el teléfono celular de Araque se encontró, además, evidencia de que habría participado de maniobras para desprestigiar políticamente a José Luis Vila, el exfuncionario del ministerio de Defensa -que tuvo un paso por la SIDE- en cuyo domicilio habían colocado un explosivo en 2018; hecho que luego se atribuyó “Verdura” Rodríguez. Fuente: Télam

genteba