Martínez De Giorgi investigará una denuncia de los ex agentes Melo y Araque

Martínez De Giorgi investigará una denuncia de los ex agentes Melo y Araque

La Cámara Federal porteña resolvió hoy dejar a cargo del juez Marcelo Martínez De Giorgi la investigación de una denuncia por supuestas amenazas y persecución judicial y mediática presentada por dos ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Facundo Melo y Leandro Araque, implicados en la causa por espionaje ilegal durante el macrismo.

El juez Pablo Bertuzzi, del Tribunal de Apelaciones, rechazó una excusación planteada por Martínez De Giorgi en la causa, según la resolución a la que accedió Télam.

Los ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia investigados en la Justicia por supuesto espionaje ilegal a políticos, periodistas y empresarios, entre otras víctimas, habían presentado su propia denuncia en los tribunales de Comodoro Py 2002 el 5 de junio último.

Allí, ambos aludieron a “presiones, amenazas y persecuciones judiciales y mediáticas de las cuales serían objeto, dada su condición de ex agentes de inteligencia”, según citó la resolución de la Cámara Federal porteña.

La denuncia recayó por sorteo en el juzgado de Martínez De Giorgi pero este magistrado se excusó debido a que ya tiene a cargo otra investigación vinculada a presunto espionaje ilegal, algo que podría afectar su “imparcialidad” o dar lugar a cuestionamientos de las partes, argumentó.

Ante la excusación, resultó sorteado el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien no aceptó la decisión de Martínez De Giorgi, por lo cual el tema debió ser resuelto en la Cámara Federal.

Martínez De Giorgi había precisado que, “entre los distintos hechos relatados por los nombrados, se hizo referencia a la causa Nro. 13066/2018 del registro del juzgado a su cargo –vinculada con las denuncias de presuntas maniobras de espionaje ilegal en el Instituto Patria, mencionándose circunstancias que pondrían en duda la credibilidad de lo allí investigado”, recordó en su fallo el camarista Bertuzzi.

Ante ello, el juez de instrucción había considerado “prudente excusarse de entender en estos actuados a fin de aventar cualquier sospecha de parcialidad”.

Bertuzzi rechazó la excusación del juez porque las razones esgrimidas “no permiten vislumbrar la posibilidad de que su imparcialidad se vea afectada, puesto que, como se ha dicho, la mención a la causa Nro. 13066/18 y las apreciaciones que sobre ella se han formulado por parte de los pretensos querellantes lo han sido de modo genérico y con el objeto de ilustrar acerca del contexto en el cual se enmarcan los sucesos por ellos denunciados”.

genteba